- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 24 de noviembre de 2010

A CASA POR VACACIONES

FECHA DE ESTRENO
3 de Noviembre de 1995
TITULO ORIGINAL
Home for the Holidays
DIRECTOR
Jodie Foster
PRODUCTORES
Jodie Foster, Peggy Rajski
GUION
Chris Radant, W. D. Richter
REPARTO
Holly Hunter (Claudia Larson), Robert Downey Junior (Tommy Larson), Anne Bancroft (Adele Larson), Charles Durning (Henry Larson), Dylan McDermott (Leo Fish), Geraldine Chaplin (Tía Glady), Steve Guttenberg (Walter Wedman), Cynthia Stevenson (Joanne Larson Wedman), Claire Danes (Kitt Larson), Emily Ann Lloyd (Brittany Lace Wedman), Zack Duhame (Walter Wedman Junior), Austin Pendleton (Peter Arnold), David Strathairn (Russell Terziak), Amy Yasbeck (Ginny Johnson Drewer), James Lecesne (Ron Drewer), Sam Slovick (Jack Gordon)
CINEMATOGRAFÍA
Lajos Koltai
BANDA SONORA
Mark Isham
DISTRIBUIDA POR:
Paramount Pictures
DURACIÓN
103 minutos

HENRY LARSON: “Señor, nos damos cuenta de que últimamente todo cambia demasiado deprisa. Todas las cosas que fueron las mismas, incluso las que odiábamos, como sacar el pavo, y con la pala rellenar la nieve, y pasar por las mismas tonterías año tras año…”
ADELE LARSON: “Cariño, la comida se enfría.”
HENRY LARSON: “Como decía señor antes de que mi mujer me interrumpiera… incluso esas anticuadas tradiciones como el día de acción de gracias, que significa algo muy importante para nosotros, aunque no sepamos exactamente el que, empiezan a desaparecer. Y árboles milenarios mueren o se derrumban, y no debería… eso es todo por mi parte. Amén”

CLAUDIA LARSON: “Cuándo vas a tu casa, miras a tu alrededor, y te preguntas quienes son esas personas, de donde han salido. Quiero decir, los miras, y todos están allí, y te resultan familiares, pero, ¿quiénes son? Es como… ¿tú lo has sentido alguna vez?”
LEO FISH: “Claro, par, par, bogey, bogey, par, par. Es lo que oigo todo el verano. Mi padre juega al golf, y yo le pregunto: ¿Cómo va tu juego papá? Y él me dice que su último juego ha sido par, par, bogey, bogey, par, par hijo. Como si él se estuviera imaginando que había jugado cada hoyo con él. Ni siquiera que cara poner, te lo juro por Dios. Y entonces siento deseos de gritar, pero solo sonrío porque me imagino que él también quiere gritar.”

CURIOSIDADES
El guionista W D Richter se encargó de adaptar una historia corta escrita por Chris Radant para un periódico de Boston, y el productor ejecutivo Stuart Kleinman le envió el guión a Jodie Foster con una nota que leía: “es un autentico lío, pero me encanta”. Foster pensó lo mismo, llegando a decidir que sería su segundo proyecto, habiendo sido el primero “El Pequeño Tate”, como directora. En un principio Castle Rock Films iba a financiar la película, pero decidió cancelar su contribución al proyecto. Fue la propia productora de Jodie Foster, Egg Productions, la que se hizo con el guión de Richter. Tras esto, Foster logró establecer un trato con Paramount Pictures para que distribuyera la película, mientras que PolyGram Filmed Entertainment manejó los derechos internaciones y distribución en video y a través de la televisión.
Foster declaró que el gran reto había sido convertir lo que era una idea bonita en un argumento narrativo que pudiera funcionar dando coherencia a la historia. Para ello se reunió con Richter, y juntos realizaron una tormenta de ideas, para crear detalles claros de cada personaje, lo cual han admitido fue realmente divertido. Todo el trabajo final sobre el guión se realizó para reflejar puntos de vista y experiencias personales de Jodie Foster. El primer borrador le fue a mostrado a Holly Hunter que accedió a interpretar al personaje protagonista.
Trabajando con un presupuesto de veinte millones de dólares, Foster pasó diez semanas grabando en Baltimore contando con solo dos semanas de ensayos. Utilizó ese tiempo para obtener la opinión del reparto sobre sus respectivos diálogos, deseando saber si sentían que alguna escena no encajaba con sus personajes. Baltimore fue escogida porque Foster la consideraba prototipo de ciudad americana, su peligro, pero al mismo tiempo expresión de esperanza. La fotografía principal comenzó en febrero de 1995. El rodaje de la cena de acción de gracias llevó más de diez días, y se utilizaron sesenta y cuatro pavos, nueve kilos de puré de patata, dieciséis kilos de relleno, cuarenta y cuatro tartas, catorce kilos de patatas dulces, dieciocho bolsas de nubes, y doscientos litros de zumo que se utilizaron como vino.
La intervención de Robert Downey Junior en le película se complicó. Inicialmente, Jodie Foster le permitió improvisar a placer, lo que hizo que este se sintiera emocionado después de un periodo en el que se había sentido desilusionado con su trabajo como actor. Sin embargo, Downey Junior ha admitido públicamente que durante la película hizo uso de heroína, lo que le llevó a Jodie Foster a escribirle una carta elogiando su habilidad como actor, pero advirtiéndole sobre el camino que había escogido tomar.
La película solo logró recaudar diecisiete millones de dólares aproximadamente de los veinte que costó, lo que supuso un fracaso para Jodie Foster como directora, que había tenido un excelente comienzo con “El Pequeño Tate”. Su distribución en alquiler funcionó bastante mejor.

NOTA PERSONAL
Esta es una de esas joyas que no logró funcionar demasiado bien, pero que me logró conquistar por la originalidad de su historia, y las implicaciones sociales tan realistas que transmite camufladas en lo que consideró una comedia extremadamente inteligente. Otro de los aspectos que ayudan es el formidable elenco de actores, que logran elevar dicha comedia a un aspecto inusualmente serio e identificable.
Si bien no estamos familiarizados con Acción de Gracias, la idea de las reuniones familiares para todo tipo de eventos es más bien universal. Todos las hemos experimentado, y yo siempre recuerdo una cita que infiere que la familia son aquellos amigos que no escogemos. Esto es otra realidad absoluta, como es cierto que generalmente toleramos comportamientos de nuestras familias, que generalmente no soportamos en otro tipo de gente. La película triunfa mostrándonos esa combinación de desesperación y afecto de los familiares ante la mencionada reunión familiar. El conflicto es una muestra del cariño, y me parece curioso como Joanne es la única cuyos sentimientos de rechazo son auténticos, pues esta claro que su imposibilidad de cortar sus lazos con sus padres, la han convertido en menos independiente. También esta el aspecto de unos celos aparentes ante las vidas más relajadas y felices que han llevado a cabo sus hermanos.
Las familias son así, las queremos, sentimos afecto y hacemos lo que podemos por ellos, pero al mismo tiempo representan ciertos lazos con el pasado, que nuestras psiques desean dejar atrás suponiéndoles un esfuerzo volver a visitarlas. Yo disfruté mucho de la película porque cuando la vi, estaba viviendo en el extranjero. Visitar a la familia suponía una curiosa combinación de alegría, pero de agobio ante las diferentes presiones a las que uno se ve sometido. La película esta llena de detalles inteligentes, y diálogos cargados de dobles intenciones. Las carcajadas están servidas, y el mensaje es claro, la familia siempre termina por estar disponible, cuando les necesitamos. Una joya muy recomendable.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Claudia Larson trabaja como restauradora de cuadros en un muso de Chicago. El día antes de Acción de Gracias, y a punto de partir a casa de sus padres en Baltimore para celebrarlo, recibe una visita de su jefe. Este le comunica que esta despedida, y a pesar de las suplicas de Claudia, y de un momento embarazoso en el que acaba por besarle, Claudia es incapaz de cambiar dicha ruptura.
Esa misma tarde su hija Kitt la conduce al aeropuerto para partir a Baltimore. Kitt no la va a acompañar debido a que va a pasar Acción de Gracias en casa de la familia de su novia. Kitt también le comunica que ha decidido perder su virginidad esa misma noche “de manera responsable”. Claudia embarca en el avión con dicha noticia, lo que le preocupa ya que ella misma se quedó embarazada de Kitt siendo muy joven. También llama a su hermano Tommy con la esperanza de que asista a la cena de acción de gracias, ya que ella no se ve capaz de manejar el estar en casa de sus padres sola. También narra, al contestador automático, todo lo que le ha ocurrido en las últimas veinticuatro horas. Al aterrizar en Baltimore, sus padres Henry y Adele la están esperando, y comienzan a agobiarla con sus excesivos cuidados e interminable preocupación.
Esa misma noche, Tommy llega a la casa en compañía de un amigo llamado Leo Fish, con sus habituales bromas y buen humor. Tommy es homosexual, y aunque es aceptado por su familia, no se hace nunca mención alguna a su orientación sexual. Claudia se queda sorprendida ante la compañía de Tommy, Leo, ya que este parecía disfrutar de una relación muy estable con un hombre llamado Jack, el cual Claudia consideraba era el definitivo. Al día siguiente, los tres jóvenes parten a ver el desfile de la ciudad y pasar un rato juntos. Claudia descubre que Leo trabaja para Tommy, y se encuentra con una antigua compañera de instituto, que fracasa en su intento de humillarla gracias a la intervención de Leo.
Tras este encuentro, los tres jóvenes pasan a recoger a la Tía Glady, hermana de Adele. Glady no esta muy bien de la cabeza, a lo que se añade su excentricidad exagerada, probablemente debido a una vida en soledad. Por la tarde, Adele intenta crear un encuentro entre Claudia y un triste conocido de la ciudad, pero esta consigue superar ese momento embarazoso. Esa misma tarde llegan los últimos invitados, la hermana de Tommy y Claudia, Joanne, su esposo Walter y sus dos hijos pequeños. Joanne ha decidido permanecer cerca de sus padres para cuidar de ellos, mantiene una actitud conservadora, y ha sacrificado todo en su vida para permanecer cerca de sus padres, llevando dicho sacrificio como toda una condecoración. Su relación con sus hermanos no es buena, pero es particularmente mala con Tommy, al que tampoco soporta su marido Walter.
La cena de Acción de Gracias comienza, y los problemas no tardan en surgir debido a las bromas a menudo impertinentes de Tommy, y a los inevitables encontronazos con Joanne. Las cosas se complican cuando al cortar el pavo, Tommy lo arroja hacia Joanne accidentalmente manchándola por completo. Los insultos se disparan, y cuando Tommy responde ante estos, Joanne desvela que ha descubierto que Tommy y Jack celebraron su boda en la playa, y declara su vergüenza ante el hecho de tener un hermano gay. Claudia se queda anonadada, y descubre que Leo es heterosexual, y que Tommy lo había traído para que Claudia lo conociera. Tras esto, la Tía Glady proclama que años tras Henry la besó, y que siempre se ha sentido atraída hacia él. Con los nervios estallados, Walter le pregunta a Claudia sobre su vida, y esta permite que sea Tommy el que informe a toda la familia de sus desventuras. Tommy, que evidentemente ha escuchado sus mensajes, informa a la familia del despido de Claudia, su beso con su jefe, y el hecho de que Kitt este probablemente perdiendo la virginidad en esos momentos.
Adele se retira disgustada, y Claudia y Tommy parten tras ella. Adele revea no estar segura de haber hecho felices a sus hijos, y los dos hermanos el hacen ver que si lo son, que los problemas ocasionales que puedan tener no son más que esos, problemas, pero que todos maduran y crecen. Tras esta conversación, Leo, Tommy y Walter juegan a la pelota en frente de casa, pero otro argumento se sucede, y Tommy y Walter terminan peleándose. Para calmarles, Henry les riega con la manguera para que se calmen, tras lo cual Walter, Joanne y los hijos de ambos se marchan.
Tommy es llevado a la cocina para secarse, y en ese momento, su marido Jack llama para interesarse por él. Es Henry quien recibe la llamada, y antes de pasársela a Tommy, felicita a Jack por su reciente boda haciéndole ver que le parece un buen chico. Claudia también tiene una oportunidad para hablar con Kitt, y descubrir que ha cambiado de opinión acerca de perder su virginidad, ya que su novio ha estado particularmente pesado durante la cena. Tras estas conversaciones, Leo y Claudia llevan a la Tía Glady de vuelta a casa, y pasan a devolver unas fiambreras a Joanne, terminando por besarse a las puertas de su casa. Claudia baja a hablar con Joanne e intentar resolver sus diferencias, pero las cosas solo terminan por empeorar, por lo que Claudia decide partir. Una vez sola, Joanne rompe a llorar.
De vuelta a casa, Leo y Claudia deciden comer algo de las sobras de la cena, y mantienen una charla romántica que es interrumpida por Tommy. Este le recuerda a Leo que ambos tienen que partir temprano a la mañana siguiente. Claudia esta a punto de invitar a Leo a su cuarto, pero termina por echarse atrás. A la mañana siguiente observa desde la ventana como Tommy y Leo parten, y al bajar a la cocina, su madre Adele le cuestiona sobre quien era ese chico que se ha ido, dejando entrever que quizás ha perdido una oportunidad. Claudia conversa con su padre, que le hace ver que a pesar de las diferencias y conflictos en una familia, son los grandes momentos los que perduran. En su caso, Henry recuerda como llevó a sus hijos a contemplar el despegue de un avión, y como Claudia fue la única que no tuvo miedo en ningún momento.
A la mañana siguiente, Henry y Adele llevan a Claudia al aeropuerto. En el avión, Claudia se reencuentra con Leo, que decidió cambiar de planes y reunirse con ella, con la intención de intentar un nuevo comienzo.

ESCENA
Esta es la escena final en la que se ven los mejores momentos de la vida de los personajes en forma de Flashback para acabar con Claudia y Leo juntos en el avión.

1 comentario: