- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 4 de septiembre de 2013

EL MAGO DE OZ

FECHA DE ESTRENO
25 de Agosto de 1939
TITULO ORIGINAL
The Wizard of Oz
DIRECTOR
Victor Fleming
PRODUCTOR
Mervyn LeRoy
GUION
Noel Langley, Florence Ryerson, Edgar Allan Woolf
Basado en la novela de Lyman Frank Baum
REPARTO
Judy Garland (Dorothy Gale), Frank Morgan (El Mago de Oz, Profesor Maravilla, Portero, Guardia), Ray Bolger (Hunk, Espantapájaros), Jack Haley (Hickory, Hombre de Hojalata), Bert Lahr (Leoncio, León Cobarde), Billie Burke (Glinda la Bruja Buena del Norte), Margaret Hamilton (Almira Gulch, La Malvada Bruja del Oeste)Clara Bandick (Tía Em), Charley Grapewin (Tío Henry), Pat Walshe (Nikko), Terry (Toto), Singer Midgets (Munchkins)
CINEMATOGRAFÍA
Harold Rosson
BANDA SONORA
Herbert Stothart
DISTRIBUIDA POR:
Loew’s
DURACIÓN
101 minutos
  
DOROTHY GALE: “Toto, me parece que esto no es Kansas. ¿Sabes? Estamos sobre el arco iris. ¿No ves? Ahora estoy segura de que esto no es Kansas.”
GLINDA: “Eres un Hada Buena o un Hada Mala.”
DOROTHY GALE: “¿Es a mí? Yo no soy ningún hada. Soy Dorothy Gale, de Kansas.”
GLINDA: “Entonces será esa.”
DOROTHY GALE: “¿Quién Toto? Es un perrito.”
GLINDA: “Vaya, estoy un poco confusa. Los Pequeños me llamaron porque una nueva Hada acaba de tirar una casa, y ha sepultado a la Bruja del Este. Allí está la casa, aquí estas tú, y aquello es cuanto queda de la Bruja del Este. Por eso los Pequeños quieren saber si eres un Hada muy buena o muy mala.”
DOROTHY GALE: “Pues no soy ningún Hada. De veras que no lo soy. Son viejas y feas las Hadas. Pero, ¿Quién ríe?”
GLINDA: “Los pequeños, se han reído porque yo soy un hada buena. Yo soy Glinda, la buena Hada del Norte.”
DOROTHY GALE: “¿Un Hada? Os suplico que me perdonéis, pero es que yo no sabía que las Hadas fuesen hermosas.”
GLINDA: “Confundías las Brujas con las Hadas. Los Pequeños son felices porque les has librado del maleficio de la Bruja del Este.”
  
CURIOSIDADES
El desarrollo de la película comenzó cuando el éxito de “Blancanieves y los Siete Enanitos” demostró que las películas adaptadas a raíz de historias infantiles podían resultar exitosas. En enero de 1938, Metro-Goldwyn-Mayor compró los derechos de la novela “El Mago de Oz” de manos de Samuel Goldwyn, quien había jugado con la idea de realizar la película como vehículo para Eddie Cantor, a quien deseaba dar el papel del Espantapájaros.
El guion pasó por varios escritores y revisiones antes de comenzar el rodaje. Inicialmente, el ayudante de Mervyn LeRoy, William H Cannon, entregó un resumen breve de cuatro páginas. Debido a que las películas de fantasía no habían funcionado bien en taquilla, recomendó que los elementos mágicos de la historia fueran reducidos o incluso eliminados. En su resumen, el Espantapájaros era un hombre tan estúpido que solo podía encontrar trabajo disfrazándose como espantapájaros para asustar cuervos en un campo.
El Hombre de Hojalata era un criminal desprovisto de corazón, y sentenciado a vivir dentro de un traje de hojalata para toda la eternidad. La tortura de estar atrapado en el traje le había suavizado y convertido en un ser amable y gentil. Su visión era similar a la de la adaptación de Larry Semon en la adaptación de 1925, en la que los elementos mágicos estaban ausentes.
Después de esto, LeRoy contrató al guionista Herman J Mankiewicz para que trabajara en el guion. A pesar de que esta tenía reputación de ser alcohólico, no tardó en entregar un borrador de diecisiete páginas sobre las escenas en Kansas, y unas semanas más tarde, entregó otras cincuenta y seis páginas. Noel Langley y el poeta Ogden Nash también fueron contratados para escribir versiones separadas de la historia. Ninguno de los tres escritores involucrados sabía que había otros trabajando en un guion, lo cual no era un procedimiento inusual de la época. Nash entregó un resumen de cuatro páginas, Langley un tratamiento de cuarenta y tres páginas y un guion completo.
Entregó otros tres, esta vez incorporando las canciones que habían sido escritas por Harold Arlen y Yip Harburg. Poco después, Florence Ryerson y Edgar Allan Woolf entregaron un guion, y fueron incluidos en el equipo para realizar arreglos en la escritura. Serían los responsables de asegurarse de que la historia permanecía fiel al libro de Baum. El guion fue completado el ocho de octubre de 1938 tras varias revisiones, pero solo Langley, Ryerson y Woolf recibieron crédito por su realización.
Desde el principio, Mervyn LeRoy insistió que quería otorgar a Judy Garland el papel de Dorothy Gale. Sin embargo, hay evidencia que sugiere que hubo negociaciones para darle el papel a Shirley Temple. Inicialmente, el estudio hizo que Garland llevara una peluca rubia y maquillaje que asemejaba al de una muñeca. La actriz tenía que interpretar al personaje de forma exagerada. Cukor cambió el maquillaje y vestuario de Judy Garland y Margaret Hamilton, y le indicó a la primera que se comportara como ella misma.
El rodaje comenzó en octubre de 1938, en los estudios MGM de Culver City, California. Durante los primeros nueve días, Thorpe rodó escenas del encuentro de Dorothy con el Espantapájaros, así como un número de secuencias en el castillo de la Bruja del Oeste, como el rescate de Dorothy. El productor Mervyn LeRoy tomó su tiempo para revisar las tomas rodadas, sintiendo que Thorpe parecía acelerar el rodaje, creando un impacto negativo en las interpretaciones de los actores, por lo que reemplazó a Thorpe, y tras reemplazos temporales, la dirección recayó sobre Fleming.
Las escenas de Kansas fueron rodadas en blanco  negro, tono sepia, y las de Oz en Technicolor, a tres capas. Esto fue un recurso para indicar la transición de un mundo real a otro de fantasía. La producción de las secuencias en Technicolor fue un proceso pesado que duró más de seis meses. La mayoría de los actores trabajaban seis días a la semana, y tenían que llegar al estudio entre las cuatro y las cinco de la mañana para ser maquillados y ponerse sus disfraces, y no se marchaban hasta las siete u ocho de la tarde.
Adicionalmente, costó más de doce tomas lograr que Toto acompañara a los actores en las escenas del camino de baldosas amarillas.
El rodaje masivo con extras probó ser un proceso caótico. El rodaje se volvió peligroso en ocasiones. Margaret Hamilton se quemó seriamente en la escena de Pequeñilandia. Tras pasar seis semanas en el hospital volvió al rodaje. Los zapatos de Dorothy eran de plata en la novela, pero para aprovechar el rodaje Technicolor se convirtieron en los chapines de rubíes. La película se llevó el Oscar a la Mejor Canción (“Over the Rainbow”), y Mejor Banda Sonora Original. En las demás categorías perdió al competir contra “Lo Que El Viento Se Llevó”. Judy Garland recibió un Premio Juvenil especial de la Academia. Aunque la película no arrasó en taquilla, con el tiempo se convirtió en uno de los clásicos mejores conocidos.
  
NOTA PERSONAL
Nunca he leído los libros de Oz, por lo que no puedo entrar en polémicas sobre las evidentes diferencias entre ambos. Dicho esto, debo reconocerme un gran fan de este divertido clásico. Si uno tiene en cuenta las dificultades de rodaje de la década de 1930, creo que es evidente el esfuerzo comprometido en esta película, así como unos evidentes buenos resultados. Todo en la película me parece genial y original, si bien no me cuesta aceptar que el paso de la historia muestra ciertos aspectos que han quedado un poco casposos.
A pesar de esto, es una película que no me canso de ver, con sus grandes decorados, clásicas caracterizaciones o sus simplemente excepcionales canciones. De hecho, es innegable que cuando se recuerda esta singular historia, todos tienden a recordar este clásico con su ya inmortal Judy Garland. Es simplemente un clásico inmortal para el disfrute de todas las edades.
  
HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el año 1900, Dorothy Gale es una niña que vive en una granja con sus tíos Emma y Enrique. En esa misma granja trabajan sus amigos Leoncio, Hunk y Hickory. Los problemas de Dorothy comienzan cuando su perro Toto se muerde a la antipática y adinerada Almira Gulch. Al intentar explicar lo sucedido a sus amigos y familia, Dorothy se siente ignorada por todos ellos, y se planeta si sería posible vivir en un sitio donde no tuviera problema alguno. Almira Gulch no tarda en llegar a la granja de los Gale, donde muestra una orden judicial para llevarse a Toto, y acabar con su vida. La familia no tiene más remedio que entregar al perro.
Sin embargo, de camino de regreso, Toto escapa de la cesta de la Señorita Gulch y regresa a Dorothy, quien decide escapar de casa para mantener su perro a salvo. En su camino se encuentra al Profesor Maravilla, un mago que deduce que la niña se ha escapado, y le lee la fortuna asegurándole que su tía está muy triste, y enfermará si no regresa pronto. Arrepentida, Dorothy regresa a casa justo cuando un tornado golpea la granja.
La familia y amigos de la niña se ocultan en un refugio, pero Dorothy no llega y se refugia en la casa. El tornado se lleva la casa con Dorothy y Toto dentro de esta. Durante el vuelo de la casa, Dorothy ve la imagen de la Señorita Gulch, y como esta se transforma en una bruja. Al caer la casa, Dorothy descubre que se haya en un sitio que no es Kansas.
Ante ella aparece un hada buena del norte llamada Glinda, que le informa que unos seres pequeños le han informado de que su casa ha sepultado a la Bruja de la Este, quien tenía esa tierra, Pequeñilandia, bajo un maleficio. Los pequeños aparecen animados por Glinda, para homenajear a Dorothy por haberles librado de la bruja. La celebración es interrumpida por la Bruja del Oeste, hermana de la fallecida Bruja del Este. La Bruja intenta hacerse con los chapines de rubíes de su hermana, ya que poseen un gran poder. Sin embargo, los chapines han pasado a manos de Dorothy. Esto provoca que la niña se gane el rencor de la Bruja del Oeste, quien parte jurando venganza.
Glinda le informa a Dorothy que solo el Mago de Oz puede tener el poder de devolver a Dorothy a casa. Para llegar hasta el Mago, Dorothy debe caminar hasta su residencia en la Ciudad Esmeralda, la cual se encuentra al final del largo camino de baldosas amarillas. Los Pequeños acompañan a Dorothy hasta la frontera de Pequeñilandia. Dorothy continúa sola el camino, encontrándose con un Espantapájaros atado a un poste. Tras liberarle, este le confiesa que se siente abatido al no poseer un cerebro. Dorothy le propone que la acompañe, pues tal vez el Mago pueda ayudarle. Juntos parten hacia la Ciudad Esmeralda, seguidos por la Bruja del Oeste. Pronto encuentran un Hombre de Hojalata paralizado, al que otorgan movimiento con su aceitera. Este explica que quedó paralizado durante una tormenta, y que su gran frustración es carecer de corazón. La Bruja amenaza a los nuevos amigos de Dorothy si siguen ayudándola, y está a punto de incendiar al Espantapájaros, algo que la niña logra evitar. La Bruja parte de nuevo, y el Hombre de Hojalata deciden acompañar al Espantapájaros y Dorothy para ver al Mago y pedirle un corazón.
De camino se encuentran con un León, que resulta ser un cobarde carente de todo valor. El grupo accede a que el León les acompañe para que el Mago le otorgue el valor que necesita. Los cuatro llegan ante la Ciudad Esmeralda, pero a punto de llegar caen en un sueño profundo provocado por amapolas hechizadas por la Bruja del Oeste. Glinda decide intervenir provocando una nevada que rompe el hechizo de las amapolas. De esta forma el grupo llega a la Ciudad Esmeralda, donde el Mago de Oz se niega inicialmente a recibirles. Sin embargo, cuando la Bruja deja un mensaje amenazando a la Ciudad si no se les entrega a Dorothy, el Mago accede a recibirles. Los cuatro amigos expresan sus deseos, pero el Mago les comunica que solo accederá a concedérselos sin le traen la varita de la Bruja del Oeste.
De camino al castillo, los monos alados de la Bruja del Este capturan a Dorothy y Toto. La Bruja condena a Dorothy a muerte mediante un hechizado reloj de arena, pues solo con la muerte de la niña podrá arrebatarle los chapines de rubíes.
El Espantapájaros, el Hombre de Hojalata y el León Cobarde llegan a tiempo de rescatarla, pero los cuatro son rodeados por la Bruja, quien incendia al Espantapájaros. Dorothy arroja un cubo de agua para sofocar el fuego, y el agua acaba encima de la Bruja del Oeste. El agua resulta ser mortal para la Bruja, quien comienza a derretirse hasta perecer. Los soldados de la Bruja, libres de su tiranía, le agradecen a Dorothy lo que ha hecho, y permiten que el grupo parta con la varita de la fallecida Bruja.
De retorno a la Ciudad Esmeralda, el grupo entrega la varita, pero pronto descubren que el tal mago, no es más que un anciano procedente de Kansas, que llegó arrastrado por un tornado en su globo. A pesar de esto, el Mago explica que tanto el Espantapájaros, el Hombre de Hojalata como el León Cobarde, han demostrado estar dotados de cerebro, corazón y valor. Como muestra de ello, entrega un diploma al Espantapájaros, un reloj en forma de corazón al Hombre de Hojalata, y una medalla al valor al León Cobarde.
El Mago ha restaurado su globo y accede a llevar a Dorothy de vuelta a casa, aunque un accidente provoca que parta sin ella. Esto se debe a que Toto escapa del globo, y mientras Dorothy intenta recuperarlo, el globo se desata llevándose al Mago de vuelta a casa sin ella.
Glinda aparece para revelar que Dorothy ha tenido siempre el poder para regresar gracias a los chapines de rubíes, pero que necesitaba pasar por toda la aventura para aprenderlo. Con sus tres amigos como regentes de Oz, la niña de despide de sus grandes amigos. Dorothy hace golpea los chapines tres veces repitiendo que “no se está en ningún sitio como en casa”. Tras esto, Dorothy despierta en su casa, reencontrándose con su familia y amigos, quienes son parecidos a los que ha hecho en Oz, feliz de encontrarse en su hogar, lugar donde mejor se puede estar.
  
ESCENA
Aunque está en inglés, aquí dejo la mítica escena del primer encuentro entre Dorothy y la Bruja del Oeste, así como su adquisición de los chapines de rubíes.
 

2 comentarios:

  1. Hola me encanta tu blog, el mago de oz es una de mis películas favoritas me acuerdo cuando era niño y la echaban todos los años en la tele, había una escena que me daba miedo de pequeño cuando Dorothy está secuestrada por la bruja del oeste la deja sola y aparece primero en la bola de cristal la tía Emma y luego la bruja del oeste, cuando aparecía la bruja en la bola me tapaba los ojos y es una tontería porque la bruja no me daba miedo pero que apareciera en la bola de cristal me aterraba.
    El rodaje de la película tuvo problemas y hay una leyenda negra de que mientras van por el bosque cantando que van a ir a ver al mago hay en el fondo un munchkin suicidándose.
    Yo leí la novela y lo que cuentan es una cuarta parte de ella pero es fiel de hecho juegan con los colores en la novela Dorothy vive en una Kansas color sepia así que en cierto modo si es fiel a la novela, son varias novelas aunque en España solo se tradujo la primera el mago de oz, he leído los argumentos de las otras novelas y la clave para viajar a oz es una catástrofe es decir un tornado, un terremoto, un naufragio, Dorothy no las protagoniza todas, se puede considerar una secuela de esta película oz un mundo fantástico la película es de Disney de 1985 y los nuevos personajes son de las otras novelas que se escribieron sobre oz incluso algunos de esos nuevos personajes salen en la novela original del mago de oz.
    Otro dato curioso y no tiene que ver en las novelas es que cuando viajan a oz los personajes tienen su propia versión en el mundo real lo he visto en esta película, en la de 1985 y en la reciente película que hicieron oz un mundo de fantasía.
    Por lo visto en las novelas hay 2 brujas buenas y 2 brujas malas pero en la película solo pusieron a Glinda la única versión que ha respetado lo de las 2 brujas buenas es la versión de los teleñecos.
    También existe una serie anime del mago de oz que casi nadie de mi edad se acuerda tenía 3 años cuando la echaban en la tv pero me acuerdo de ella porque cuando cumplí 3 años me regalaron el muñeco del espantapájaros de esa serie, de todas formas la serie se puede ver entera en YouTube.
    Esta película y los zapatos de rubí que lució Judy Garland son iconos gays en EEUU.
    Mi escena favorita es cuando la bruja del Oeste se derrite.
    Para terminar diré también que Drew Barrymore quería hacer un remake de esta película interpretando a Dorothy per nuca se hizo.

    ResponderEliminar
  2. Hola!! Pero que completa y excelente nota!! Una obra del cine que superó cada una de las barreras posibles, volviéndose más importante que los libros en sí.
    Además la película tiene una "mística" especial, ¡está rodeada de misteriors! Me parece que es magníficamente atemporal… tan simple, tan honesta… y sin embargo profunda en mensajes sobre el amor y el descubrimiento de uno mismo.
    Una de mis fantasías favoritas, que seguirá en la mente del hombre contemporáneo por generaciones.

    Te invito a leer mi propia nota sobre esta obra y decirme qué opinas!

    http://viajarleyendo451.blogspot.com.ar/2013/09/el-mago-de-oz-cuando-el-cine-supera-la.html

    También, si querés podés seguirme en:

    https://www.facebook.com/sivoriluciano


    Subo notas de literatura, cine, humor y cultura en general. Saludos!!

    Luciano

    ResponderEliminar