- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 23 de octubre de 2013

STAR TREK V: LA ULTIMA FRONTERA

FECHA DE ESTRENO
9 de Junio de 1989
TITULO ORIGINAL
Star Trek V: The Final Frontier
DIRECTOR
William Shatner
PRODUCTOR
Harve Bennett
GUION
William Shatner, Harve Bennett, David Loughery
REPARTO
William Shatner (James T. Kirk), Leonard Nimoy (Spock), DeForest Kelley (Leonard McCoy), James Doohan (Montgomery Scott), George Takei (Hikaru Sulu), Walter Koenig (Pavel Chekov), Nichelle Nichols (Nyota Uhura), Laurence Luckinbill (Sybok), Todd Bryant (Capitán Klaa), Spice Williams-Crosby (Vixis), David Warner (John Talbot), Charles Cooper (Korrd), Cynthia Gouw (Caithlin Dar), Rex Holman (J’onn), George Murdock (“Dios”)
CINEMATOGRAFÍA
Andrew Laszlo
BANDA SONORA
Jerry Goldsmith
DISTRIBUIDA POR:
Paramount Pictures
DURACIÓN
106 minutos
PRECEDIDA POR:
SUCEDIDA POR:
 
LEONARD McCOY: “Jim, intenta mostrarte más receptivo.”
JAMES T. KIRK: “¿Sobre qué? ¿Qué admita que he cometido errores, que he cogido caminos equivocados? Conozco mis debilidades, no necesito que Sybok me las recuerde.”
LEONARD McCOY: “Si te relajaras, si permitieras…”
JAMES T. KIRK: “¿Qué este farsante me lave el cerebro?”
LEONARD McCOY: “Yo estaba equivocado. Ese farsante me ha liberado de mi dolor.”
JAMES T. KIRK: “Bones, tú eres médico. Sabes que la magia no puede eliminar ni el dolor ni la culpabilidad. Son esas cosas las que nos hacen ser lo que somos. Si las perdemos lo perdemos todo. ¡Yo no quiero que me quiten el dolor! ¡Lo necesito!”
 
CURIOSIDADES
Durante la serie original emitida desde 1966 a 1969, los abogados de Shatner y Nimoy diseñaron contratos que garantizaran que cualquier cosa que Shatner recibiera, incremento de paga o control sobre guion, Nimoy obtendría lo mismo y viceversa. Nimoy había logrado dirigir “En Busca de Spock” y “Misión Salvar la Tierra”. Shatner tuvo una disputa por la dirección de “Misión Salvar la Tierra”, y tras ceder se le prometió que dirigiría la quinta entrega.
Shatner había concebido la ida para la historia de la película antes de que se le asignara oficialmente su dirección. Su inspiración surgió de los tele-evangelistas, a los que consideraba repulsivos pero, al mismo tiempo, fascinantes. Shatner estaba intrigado por como esas personalidades lograban convencer a otros de que Dios les hablaba directamente, pero se volvían ricos mediante lo que consideraba mensajes falsos. Estos personajes reales fueron la base para crear al personaje Zar, quien más adelante recibiría el nombre de Sybok. El primer borrador de Shatner se tituló “Un Acto de Amor”, y muchos de sus elementos perduraron en la versión final de la película.
En el borrador inicial, Kirk es superado por el número de seguidores, y el resto de la tripulación del Enterprise termina por creer en la divinidad de Zar. Kirk fingía seguirles la corriente para enfrentarse a “Dios” en un planeta desolado, donde este se transformaba en una imagen de Satán. Los tres amigos se separaban, pero Kirk terminaba por regresar para salvar a sus amigos de ser llevados al infierno.
Shatner presentó su idea al cabeza del estudio, Frank Mancuso mientras se rodaba “Misión Salvar la Tierra”. A Mancuso le gustó la idea de Shatner, y accedió a contratar un escritor para esbozar un borrador. Shatner deseaba al novelista Eric Van Lustbader, pero las negociaciones entre este y Paramount fracasaron cuando el autor exigió el sueldo de un millón de dólares. Debido a esto, Shatner esbozó la historia por su solo, y se la presento al presidente de producción de Paramount, Ned Tanen.
El productor Harve Bennett estaba agotado tras su trabajo en las tres previas películas de “Star Trek”, deseando cambiar de proyectos y sintiendo que ya no formaba parte de la familia “Star Trek”, y que había sido maltratado por Nimoy.
Cuando Shatner intentó convencer a Bennett de que reconsiderara, el productor insistió en que tuvieran una reunión  en su casa. Tras varias horas de discusión, Bennett accedió a regresar al proyecto. Bennett se mostró en desacuerdo con varios elementos de la historia de Shatner, sintiendo que debido a que nadie podía responder a la cuestión de la existencia de Dios, el final de la película no sería satisfactorio. Bennett también le expuso a Shatner que la película tenía un tono poético, más que el de una historia de aventuras. El estudio estuvo de acuerdo, señalando que el tema a tocar podría ofender a varios espectadores. Debido a esto, Shatner y Bennett comenzaron a reescribir la historia.
Preocupados porque la motivación de Sybok fuera anticlimática, decidieron trasladar dichas motivaciones cuando la historia estuviera más avanzada. Bennett también decidió convertir a Dios en un extraterrestre diabólico de gran poder, que se hiciera pasar por él para sus propios propósitos.
Quedando satisfechos con los ajustes, y Paramount de igual forma, Shatner y Bennett se dirigieron  Nicholas Meyer, director y escritor de “La Ira de Khan”, para que escribiera el guion, pero no estaba disponible. Bennett logró que el guion fuera escrito por David Loughery.
No todo el mundo quedó contento con la historia. El creador de “Star Trek”, Gene Roddenberry, se opuso a la idea de que los personajes buscaran a Dios, y más en particular la idea de Dios mostrado de acuerdo a la religión occidental. Uno de los contratados de Roddenberry sugirió que la animosidad de este se remontaba hasta la primera película de la saga. Roddenberry había deseado que dicha primera película investigara la naturaleza de Dios, pero Paramount rechazó dicha idea. Roddenberry. Nimoy y Kelley se mostraron en contra de que Spock y McCoy traicionaran a Kirk, lo cual fue explicado por Loughery como medio de otorgar conflicto a Kirk, como hombre que se enfrentaba a una amenaza en solitario.
Loughery detuvo su trabajo en el guion cuando el Gremio de Guionistas de América se alzó en huelga, y la producción se retrasó más cuando Nimoy comenzó a trabajar en otro proyecto. Durante ese tiempo, Shatner reconsideró elementos de la historia de la película. Por ello, convirtió al personaje de Sybok en más benévolo y compasivo. Cuando la huelga finalizó, Loughery reasumió su trabajo en el guion mientras Shatner acudió al Himalaya por trabajo. Al regresar, se sintió traicionado por las revisiones de Loughery, que cambiaron la búsqueda de Dios por el mítico paraíso Sha Ka Ree, juego de palabras basadas en Sean Connery, con quien deseaba contar para el papel de Sybok, aunque lo rechazó. Aunque Shatner convenció a Bennett y Loughery para revisar gran parte del guion, el concepto de Sha Ka Ree permaneció. Se le convirtió en un lugar base del conocimiento definitivo, sobre el cual Sybok había tenido visiones. El guion también fue revisado para abordar preocupaciones de Nimoy y Kelley.
Aunque Roddenberry, Kelley y Nimoy aprobaron el guion revisado, Paramount se mostró preocupada de que la película superara el presupuesto, y ordenó cortes. Shatner había visionado ángeles y demonios en el clímax de la película, convertidos en monstruos de roca animados de la tierra por el falso Dios. Shatner deseaba seis criaturas así, y tuvo que renunciar a la idea. Preocupados porque el impacto de “Misión Salvar la Tierra” despareciera, Paramount aceleró la producción. Esta entrega no alcanzó las expectativas de la productora, y fue la más criticada de la saga por parte de los fans.
 
NOTA PERSONAL
Debo admitir que aun siendo un gran fan de la saga “Star Trek”, esta ha sido la película que más me ha decepcionado de las doce que se han realizado a fecha de este post. Primeramente, me pareció una película excesivamente falta de acción, y con un concepto excesivamente ambicioso.
Creo que abordar un tema como puede ser la religión, a veces es excesivamente arrogante por parte de un género como la ciencia ficción. En este caso, creo que Shatner flaqueó con un guion al que le faltaba grandes dosis de acción, una profundidad más que necesaria, y sobre todo ese espíritu de exploración tan característico de la serie.
En mi opinión faltan bastantes elementos esenciales. El Enterprise nuevo se presenta incompleto, por lo que no hay ni una sola batalla espacial. Sybok, más que un villano, es un personaje confundido por sus deseos de sabiduría, por lo que la película carece de un villano hasta el final. El villano no es excesivamente inteligente, mostrando su ira en lugar de intentar manipular a os protagonistas para que le ayuden a atravesar la Gran Barrera. Ni que decir tengo que el personaje Klingon resulta bastante patético, y su presencia no aporta nada.
¿Entonces qué es lo elogiable de la película? Creo que hay que destacar que consigue establecer un vínculo más estrecho que nunca entre la trinidad compuesta por Kirk, Spock y McCoy. Esto es lo que me pareció más formidable, pues los tres amigos son presentados como mucho más, como hombres solitarios que han acabado por formar una familia.
Cabe destacar la escena en la que Sybok hace que los tres amigos se enfrenten a sus mayores miedos, los cuales nos rebelan por primera vez sus puntos más débiles. Ese es el mayor logro de la película, que por primera establece esos miedos y vínculos.
A pesar de los defectos descritos, la película no deja de ser entretenida, y los errores de la misma fueron reparados con una sexta entrega que se encuentra entre mis favoritas en la saga “Star Trek”.
 
HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En Nimbus III, planeta de la paz galáctica, un vulcano en busca del conocimiento absoluto amasa un ejército de fieles tras lograr que cada uno de sus miembros se enfrente y supere sus miedos. Dicho ejército asalta la capital del planeta capturando a tres embajadores, un terráqueo, un Klingon y una Romulana. La intención del Vulcano es usarlos como rehenes para conseguir una nave estelar.
Kirk, Spock y McCoy se encuentran de permiso en el Parque Nacional Yosemite, donde Kirk les confiesa que siempre ha pensado que morirá solo. Su permiso es interrumpido, y se les solicita que liberen a los rehenes de Nimbus III. Tras ver el video de los rehenes, Spock reconoce al Vulcano, explicando que rechazó las enseñanzas del planeta, y abrazó las emociones, siendo desterrado del Planeta Vulcano. El mensaje también es recibido por el Klingon Klaa, quien desea obtener una gran victoria derrotando al Enterprise de Kirk. A pesar de que el Enterprise todavía necesita ponerse a punto, la nave llega a Nimbus III, donde Kirk desembarca en compañía de Spock, McCoy, Sulu y Uhura para rescatar a los rehenes. Al introducirse en la capital, el equipo de rescate es traicionado por los embajadores, los cuales han sido sometidos al control del Vulcano. Spock se encuentra con el Vulcano, cuyo nombre es Sybok, y al que conoce desde hace mucho tiempo.
Sybok desea robar el Enterprise, y se dirige a la nave en la lanzadera de rescate, al mismo tiempo que el Pájaro de Presa de Klaa está a punto de llegar. La lanzadera se ve obligada a atracar en el Enterprise a toda velocidad. El choque de la entrada provoca una conmoción, en la que Spock se hace con un arma, pero es incapaz de disparar sobre Sybok. Sin embargo, el Enterprise logra escapar del ataque de los Klingon. Encarcelados, Spock le confiesa a Kirk y McCoy que Sybok es hijo de Sarek, y por lo tanto su medio hermano. Por su parte, Sybok utiliza sus poderes empáticos para someter al resto de la tripulación bajo su control. Sybok revela que su intención es la de llegar a Sha Ka Ree, planeta sede del conocimiento absoluto, y que se encuentra tras la gran barrera. Ninguna nave ha logrado cruzar la gran barrera y regresar.
Scotty logra liberar a Kirk, McCoy y Spock, quienes envían un mensaje pidiendo ayuda. Los tres vuelven a ser capturados, y su mensaje de ayuda es interceptado por la nave de Klaa, que pone rumbo a la gran barrera. Sybok hace que McCoy se enfrente a sus miedos, mostrando como permitió que su padre muriera, cuando una cura para su enfermedad apareció a las pocas semanas.
En el caso de Spock, le hace revivir su nacimiento y la decepción de Sarek al oírle llorar, considerándole un humano. Kirk se niega a ser sometido a la prueba, explicando que necesita que su dolor forme parte de él. La entereza de Kirk provoca que McCoy y Spock resistan el control. La nave se aproxima a la gran barrera, y Sybok le confiesa que lo lograran, pues Dios así se lo ha comunicado.
El Enterprise consigue atravesar la Gran Barrera y llegar al legendario Planeta Sha Kaa Ree. Impresionado, Kirk decide colaborar con Sybok en la exploración del Planeta al que se dirige en una lanzadera en compañía de Sybok, Spock y McCoy. Mientras los grupos exploran el desolado planeta, la nave de presa Klingon también consigue atravesar la Gran Barrera. Mientras tanto, una poderosa entidad se manifiesta ante Sybok, Kirk, Spock y McCoy, asegurando ser Dios. La entidad exige que le transporten al otro lado de la Gran Barrera en el Enterprise. Cuando Kirk exige pruebas y pregunta para qué necesita una nave, la entidad ataca a los exploradores.
Sybok se percata de que ha sido manipulado, y se fusiona con la entidad para distraerla, mientras Kirk ordena que el Enterprise dispare sobre la entidad, acabando con la vida de Sybok y enfureciendo a la entidad.
Scotty logra activar los transportadores, pero solo es capaz de transportar a McCoy y Spock, y antes de que puedan rescatar a Kirk, el Enterprise es atacado por la nave Klingon de Klaa. Mientras tanto, la entidad intenta vengarse de Kirk atacándole en la superficie del planeta. Spock le solicita al embajador Klingon de Nimbus III que interceda, y este consigue que Klaa cese en su ataque. La nave Klingon logra destruir al falso Dios, y rescatar a Kirk de la superficie del planeta. Ya de regreso, Kirk admite que por primera vez tuvo miedo de fallecer, y Spock le hace ver que esto era imposible debido a que nunca había estado solo. Kirk, Spock y McCoy retoman sus vacaciones en el Parque Yosemite, habiendo aceptado que son más que amigos, son familia.
 
ESCENA
El Enterprise consigue atravesar la Gran Barrera con éxito, y llega al mítico Planeta de Sha Kaa Ree, donde Sybok espera encontrar a Dios.
 

2 comentarios:

  1. Hola, excelente reseña, es una buena película comparada con "Nueva Generación" también comparto que "La tierra desconocida" es la mejor de las películas de ST junto con "Primer Contacto", lo que

    ResponderEliminar
  2. La verdad que a mi esta película me ha parecido muy floja y me he aburrido bastante, al principio de la película el tipo calvo que se encuentra con Sybok me recordó a Voldemort, no me gusta el pequeño momento romántico entre Uhura y Scotty no pegan ni con cola, en realidad el villano es el dios falso Sybok había sido manipulado con su búsqueda de querer saberlo todo, tal vez lo único que me ha gustado ha sido el momento en que Spock ve su nacimiento y la gran amistad que hay entre Kirk, Spock y Mcoy.

    ResponderEliminar