- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 25 de octubre de 2017

LA FLAUTA DE LOS PITUFOS

FECHA DE ESTRENO
7 de Octubre de 1976
TITULO ORIGINAL
La Flûte à Six Schtroumpfs
DIRECTOR
José Dutillieu
PRODUCTOR
José Dutillieu
GUION
Peyo, Yvan Delporte
REPARTO
William Coryn (Johan), Michel Modo (Pirluit), Georges Pradez (Rey), Albert Médina (Matías Torchesac), Henri Crémieux (Homnibus), Michel Elias (Papá Pitufo), Jacques Ruisseau (Pitufo 1), Roger Crouzet (Pitufo 2), Georges Atlas (Senescal), Ginette Garcin (Dama Barba), Serge Nadaud (Guardia, Hombre sordo, Oliver), Henri Labussière (Pescador), Jacques Ciron (Visitante), Angelo Bardi (Mercader), Jacques Balutin (Borracho), Jacques Dynam (Señor de la Mortaja)
CINEMATOGRAFÍA
Inaplicable
BANDA SONORA
Michel Legrand
DISTRIBUIDA POR:
SEPP, Brussels
DURACIÓN
74 minutos

PIRLUIT: “Bueno, si ese es el Gran Pitufo, yo debo ser el gigantesco Pirluit.”
PAPÁ PITUFO: “Johan y Pirluit sed bienvenidos.”
JOHAN: “Buenos días Papá Pitufo. Hemos venido a pediros…”
(Varios Pitufos comienzan a hablar a la vez interrumpiendo a Johan)
PAPÁ PITUFO: “Silencio por favor, ir a pitufar a otra parte. Juventud descarada, solo porque tienen cien años se creen adultos.”
JOHAN: “¿Cien años?”
PIRLUIT: “En ese caso usted, ¿qué edad tiene?”
PAPÁ PITUFO: “Pues acabo de cumplir quinientos cuarenta y dos años.”
PIRLUIT: “Pues no los aparenta.”
PAPÁ PITUFO: “Venid, os enseñaré el pueblo.”
JOHAN: “Hemos venido a pediros…”
PIRLUIT: “Es muy curioso. Todos sois iguales. ¿Cómo os reconocéis entre vosotros?”
PAPÁ PITUFO: “Sí, somos iguales. Excepto en una cosa. Todos iguales, todos iguales, todos igual. ¿Cómo los puedes diferencias? Por su propia personalidad.”

CURIOSIDADES
Aunque la película se estrenó en el año 1976 en Bélgica, y en 1979 en el Reino Unido, la versión doblada en inglés no se estrenó hasta el año 1983 en Estados Unidos. El estreno en Estados Unidos se debió a la reciente popularidad que los Pitufos habían tenido en dicho país. Aunque los Pitufos tienen un papel importante en la película, no aparecen hasta pasados treinta y cinco minutos de metraje. La trama tiene lugar en la Edad Media y los protagonistas son Johan y Pirluit, un joven escudero y su amigo bufón. Johan y Pirluit fueron creados por Peyo en el año 1952, y los Pitufos tuvieron su primer su primera aparición en sus historias en el año 1958. La película no fue producida por Hanna-Barbera, creadores de la popular serie de dibujos animados, sino por los Estudios Belvision de Bruselas y “Éditions Dupuis”. Peyo supervisó la producción de “La Flauta de los Pitufos” para Belvision en el año 1975. La película se basó en el tebeo de Peyo del mismo título, que a la vez era la novena aparición de Johan y Pirluit. 
La banda sonora de la película fue compuesta por Michel Legrand, que recientemente había ganado un Oscar por “Verano del 42” (1971), y por “El Caso de Thomas Crown” (1968). La película fue estrenada en 1976 en Bélgica y algunos territorios europeos. También se publicó una adaptación de la película en Gran Bretaña, a manos de Hodder y Stoughton, en el año 1979.
La serie de dibujos animados de Hanna-Barbera comenzó a emitirse el 12 de Septiembre de 1981, convirtiéndose en un gran éxito. Hasta el éxito de la serie, la película “La Flauta de los Pitufos” había pasado bastante desapercibida a nivel mundial. A principios de la década de 1980 Stuart R. Toss, director de “First Performance Pictures Corporations”, se hizo con los derechos de la película al pagar un millón de dólares. Al hacerlo, vendió dichos derechos a “Tribune Entertainment” para la televisión, “Vestron Video” para alquiler de video, y “Atlantic Releasing” para la distribución cinematográfica en Estados Unidos. 
El doblaje en Estados Unidos no se llevó a cabo por el reparto de la serie de Hanna-Barbera, sino por actores no sindicados que en aquel entonces contribuían a crear las versiones del Anime que se comenzaba a importar. La película se estrenó en Estados Unidos en 1983, logrando recaudar un total de once millones de dólares en solo cuatrocientas treinta y dos salas. Esto constituyó un record para una producción animada, a excepción de los films de Disney, hasta el éxito de “Los Osos Amorosos” en 1985. Gracias a ese éxito “Atlantic” estrenó varias películas animadas que fueron distribuidas por su compañía subsidiaria, la cual existió durante poco tiempo, “Clubhouse Pictures”.
La película mostró a Papá Pitufo, Pitufo Gafitas, Pitufo Gruñón, Pitufo Fortachón, Pitufo Manitas, Pitufo Patoso, Pitufo Glotón, Pitufo Poeta, Pitufo Granjero, y un personaje que no existía llamado Pitufo Festivo.  Este último personaje recibió ese nombre porque su prioridad en toda la fiesta era cantar, bailar y celebrar fiestas. 
Una diferencia con la serie de televisión de Hanna-Barbera, fue que la película respetaba el concepto de que todos los Pitufos eran exactamente iguales y vestían de la misma forma sin adornos añadidos, tal como ocurría en los tebeos. El humor también era mucho más similar al de los tebeos y, por ejemplo, el Pitufo Gafitas recibía martillazos por hablar demasiado. Tal y como ocurría en el tebeo, Gargamel, Azrael y Pitufina no aparecían en la película. El poster de la película americano incluyó la frase: “Es la única película cinematográfica de los Pitufos”. Sin embargo, antes de “La Flauta de los Pitufos” se había estrenado otra titulada “Las Aventuras de los Pitufos” (1965) en Bélgica. Dicha película era una recopilación de historias en blanco y negro que había sido olvidada. Los tebeos de los Pitufos fueron publicados en España por primera vez por “Editorial Bruguera. Algunos de los nombres originales en dicha edición eran diferentes. Papá Pitufo era el Gran Pitufo, la Pitufina era la Pitufita, y el Pitufo Gafitas era el Pitufo Filosofo.
La película comenzó a ser distribuida en video en septiembre de 1984 por la mencionada “Vestron Video”. También se distribuyeron versiones que cortaban un total de treinta minutos de metraje. En el año 2010 comenzó a ser distribuida en DVD.

NOTA PERSONAL
Los Pitufos forman parte de mi infancia de una forma muy especial. Comencé a coleccionar los tebeos de los personajes azules siendo todavía muy pequeño; y a día de hoy todavía tengo los cuatro tomos recopilatorios de Bruguera en casa. Pero mi afición no finalizó allí. También coleccionaba los Pitufos de plástico y llegué a tener un tambor de detergente colón lleno de Pitufos. Mi padre viajaba mucho a Bélgica, y todavía recuerdo como apareció con una casa de Pitufos de regalo, cuando todavía no se comercializaban en España. A día de hoy lamento mucho no tener todavía todos esos Pitufos que debieron acabar en la basura durante una de las masivas limpiezas generales de mi casa.
Curiosamente la primera aventura que ley fue la de la base de esta película, “La Flauta de los Pitufos”.
El diseño de los Pitufos todavía no era el definitivo, con unos birretes un tanto puntiagudos. Pero en esa aventura me quedé fascinado con los personajes de Johan y Pirluit, siendo el segundo mi favorito con diferencia por lo divertido que era. Las aventuras de Johan y Pirluit siempre me han parecido superiores a los de los Pitufos, y en las recientes películas siempre me ha fastidiado que no aparecieran y que se evitara el entorno medieval tan característico de los personajes. También debo admitir que siempre preferí los nombres originales de aquellos tebeos que he mencionado más arriba.
En lo relativo a esta película, debo reconocer que la he descubierto hace relativamente poco. Conocía la serie de dibujos animados de los Pitufos, pero nunca había sido un gran fan porque me parecía excesivamente infantil. Sin embargo, esta película me ha gustado bastante. La animación es considerablemente buena teniendo en cuenta que la película es de 1976. Es más, supera con creces a la de la serie de Dibujos Animados. 
Pero sobre todo me gustó que se mostrara a los Pitufos como eran en los tebeos, sin esos atrezos que los diferenciaban en la serie. La película tiene lugar en el entorno medieval de Johan y Pirluit, lo que me ha dejado fascinado. Todos los personajes de los tebeos están bien representados, desde el Rey hasta el mago Homnibus. La historia general se respeta bastante con algún que otro cambio, pero sobre todo logra capturar el aspecto divertido de la historia. Los cambios mínimos de la trama están diseñados para ceder un poco más de metraje, pues la historia habría sido excesivamente corta para una película que ya lo es de por sí. Pero lo que más satisfecho me dejó fue la genialidad y respeto al personaje de Pirluit. En términos definitivos la película es un gran homenaje a la primera aparición de los Pitufos.
Las películas de los Pitufos de los últimos años me han decepcionado muchísimo, y no las logré disfrutar mucho. A pesar de esto, tengo la esperanza de que algún día alguien se anime a llevar alguna de las historias de Johan y Pirluit a la gran pantalla, y con acción real.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En la Edad Media, en un castillo ubicado en un lugar no revelado tiene lugar un festival. El Rey se encuentra presenciando un torneo en compañía del su bufón, Pirluit. El joven Johan, gran amigo de Pirluit y caballero del Rey, se enfrenta y derrota al Caballero Negro. Pirluit adora la música y se considera un gran trovador, aunque siempre desafina en exceso. Al cantar tras el torneo desata una tormenta al desafinar y obliga a todos a regresar al castillo.
A la mañana siguiente un mercader llega al castillo, y el Rey y Johan acuden a recibirle. El mercader revela que ha traído todo tipo de instrumentos musicales para Pirluit. Aterrados ante la idea de que Pirluit toque nuevos instrumentos, Johan y el Rey expulsan al mercader del castillo. Cuando Pirluit llega a la plaza del castillo el mercader se ha marchado ya, pero el Rey se percata de que ha dejado atrás una flauta. 
El Rey logra arrojarse sobre la flauta y ocultarla, revelando a Johan lo ocurrido. El Rey decide destruir la flauta, que tiene seis agujeros, arrojándola a las llamas de su chimenea. La flauta produce una reacción generando un humo verde. Cuando el fuego es apagado, Pirluit encuentra la flauta que no ha sufrido daño alguno. Pirluit empieza a tocar la flauta por el castillo, provocando que quienes escuchen la música no puedan parar de bailar. Al percatarse de eso, Pirluit que la flauta es mágica al ver como la anciana Dama Barba tampoco puede evitar bailar. Pirluit también descubre que si la toca demasiado tiempo, quienes la escuchan mucho tipo pierden el conocimiento. Al probar los poderes de la flauta ante el Rey y Johan, ambos la consideran una amenaza que debe ser destruida.
Esa misma noche, un hombre llamado Matías Torchesac escucha al mercader contar como ha perdido la flauta de seis agujeros en el castillo del Rey. Torchesac llega al castillo durante la noche y elogia a Pirluit como música, para que el joven le enseñe sus instrumentos. 
Pirluit le lleva para mostrarle su nueva flauta mágica, justo cuando dos pitufos intentaban llevársela. Torchesac consigue que se la presta y no tarda en robarla dejando a Pirluit atado y amordazado.
A la mañana siguiente, la Dama Barba encuentra y libera a Pirluit, que narra lo ocurrido al Rey y Johan. El Rey envía a Johan y Pirluit en busca de Torchesac, que ya ha comenzado a usar la flauta para cometer robos en distintos pueblos. Tras una larga y frustrante búsqueda, Johan y Pirluit consiguen encontrar a Torchesac que ya ha amasado una pequeña fortuna. Sin embargo, el bandido utiliza la flauta contra ellos dejándolos inconscientes y escapando de nuevo. Al recuperarse, Johan y Pirluit deciden visitar al mago Homnibus para que les ayude. El mago revela que solo los Pitufos conocen el secreto de las flautas de seis agujeros, ya que las fabrican. Sin embargo, Homnibus revela que nadie conoce el camino al país de los Pitufos. Por ello, decide usar un hechizo llamado Hipnoquinesia, que permite duplicar la personalidad y transferirla a otro lugar. 
El hechizo tiene éxito, y Johan y Pirluit aparecen en el país de los Pitufos.
Allí no tardan en conocer a los pitufos, pequeños seres azules, que ya saben quiénes son. Johan y Pirluit son llevados a la aldea de los Pitufos ante su líder, Papá Pitufo. Tras presentar a los distintos Pitufos, Papá Pitufo revela que ha enviado a Pitufos para que sigan el rastro de Torchesac, y propone construirles otra flauta para que puedan enfrentarse al bandido. Para ello se ha de escoger un enorme blanco y extraer la madera del su anillo central. Durante el proceso, Pirluit fracasa en su intento de entender y usar el peculiar idioma de los Pitufos. Una vez construida la flauta, los Pitufos celebran una fiesta en la aldea por la noche. Sin embargo, justo cuando Papá Pitufo se dispone a darles la flauta a Johan y Pirluit, éstos son transportados de regreso a casa de Homnibus porque el hechizo se ha agotado. El hechicero intenta enviarles de vuelta, pero el hechizo sale mal y Homnibus acaba durmiéndose por el agotamiento.
Mientras tanto, Torchesac llega al Castillo del Señor de la Mortaja con una gran fortuna. Ambos conciben el plan para reclutar un ejército de mercenarios en una isla cercana, con el que puedan invadir el país y arrebatarle el castillo al Rey. 
Los pitufos que seguían a Torchesac escuchan todo el plan. Los Pitufos llegan a la casa de Homnibus para entregarles la flauta en persona y comunicarles el plan de Torchesac. Johan, Pirluit, Papá Pitufo y algún Pitufo voluntario se dirigen al puerto para detener a Torchesac, pero llegan demasiado tarde pues su barco ha zarpado. Johan atrae al Señor de la Mortaja con una carta para que acuda al encuentro de Torchesac en un barco, donde Johan y Pirluit le acompañan haciéndose pasar por marineros. El barco llega a la isla, donde Pirluit acaba por encontrarse con Torchesac. Ambos se baten en un duelo con sus respectivas flautas mágicas hasta quedar agotados. Sin embargo, Pirluit consigue vencer al tocar una última nota.
Torchesac y el Señor de la Mortaja son apresados y el dinero robado es recuperado. Pirluit desea quedarse con una flauta, algo que Johan le niega, por lo que realiza una falsa flauta para dar un cambiazo. Al llegar al castillo los héroes son recibidos por el Rey, Homnibus, los súbditos y los propios Pitufos. Johan y Pirluit devuelven las flautas, y los Pitufos parten de regreso a su aldea. Una vez se han ido, Pirluit comienza a tocar su flauta, pero se da cuenta de que se ha equivocado y les ha dado a los Pitufos la verdadera flauta mágica.

ESCENA
No he encontrado muchas escenas, pero me quedo con esta en la que Pirluit fracasa en su intento de dominar el idioma de los Pitufos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario