- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 4 de octubre de 2017

LAS NOVIAS DE DRÁCULA

FECHA DE ESTRENO
7 de Julio de 1960
TITULO ORIGINAL
The Brides of Dracula
DIRECTOR
Terence Fisher
PRODUCTOR
Anthony Hinds
GUION
Peter Bryan, Edward Percy, Jimmy Sangster
REPARTO
Peter Cushing (Doctor Van Helsing), Martita Hunt (Baronesa Meinster), Yvonne Monlaur (Marianne Danielle), Freda Jackson (Greta), David Peel (Barón Meinster), Miles Malleson (Doctor Tobler), Henry Oscar (Herr Lang), Mona Washbourne (Frau Lang), Andree Melly (Gina), Victor Brooks (Hans), Fred Johnson (Cure), Michael Ripper (Cochero), Norman Pierce (Posadero), Vera Cook (Esposa del posadero), Marie Deveraux (Muchacha de la aldea)
CINEMATOGRAFÍA
Jack Asher
BANDA SONORA
Malcolm Williamson
DISTRIBUIDA POR:
Universal-International
DURACIÓN
85 minutos
PRECEDIDA POR:
SUCEDIDA POR:

GRETA: “No me culpe a mí de esto, señora, no. Si hubiese podido hacer algo… Le he sido fiel durante veinte años, desde que vino al castillo con el viejo Barón y su pequeño hijo. Era un auténtico diablillo pero usted, usted lo estropeó. Oh sí, él era siempre salvaje y cruel, y usted lo animaba, también sus extraños amigos. Usted solía sentarse y beber con ellos. Se reía de sus malvados juegos, hasta que al fin uno de ellos le cogió y le hizo ser lo que él es. Usted ha hecho todo lo que ha podido por el desde entonces. Le tuvo prisionero y trayéndole jovencitas para mantenerle vivo con su sangre; pero los poderes de la oscuridad son demasiado fuertes y han vencido. Él volverá con nosotros. Vieja Greta, él volverá. Tiene que venir aquí antes de que cante el gallo.”

CURIOSIDADES
Se trata de la de las películas de Drácula perteneciente a la franquicia perteneciente a “Hammer Films”. 
Christopher Lee se negó a volver a interpretar el papel de Drácula en una secuela a su primera película como señor de los vampiros. Debido a esto “Hammer Films” contrató a Jimmy Sangster para escribiera el guion de una secuela en que Drácula solo tuviera una breve aparición, y el resto de la película fuera acerca de un acólito del vampiro. El título original iba a ser “Discípulo de Drácula”. Sin embargo, este guion terminó por ser rescrito por Peter Bryan para eliminar cualquier referencia a Drácula, aunque el personaje de Van Helsing fue añadido a la historia para que sirviera de vínculo. Tras esto, el guion volvió a ser reescrito por Edward Percy. Originalmente el final de la película iba a mostrar a los vampiros siendo destruidos por una plaga de murciélagos convocada para surgir del infierno mediante un ritual arcano. Este final fue rechazado por Peter Cushing, que reaparecería en el papel de Van Helsing. El actor alegó que sus razones se basaban en que Van Helsing jamás recurriría a la magia negra en su lucha contra los vampiros. El mencionado final sería utilizado tres años más tarde para el final de la película “El Beso del Vampiro”. 
En ese final, el Profesor Zimmer llevaba a cabo el ritual para que los murciélagos atacaran el Castillo Ravna y a los vampiros que residían allí.
La mayor parte del rodaje en interiores tuvo lugar en los Estudios Bray. El rodaje en exteriores tuvo lugar cerca de Black Park (Wexham, Inglaterra) y Oakley Court (Berkshire, Inglaterra). En el resultado final de la película, los vampiros fueron dotados de habilidades de las cuales habían carecido en la anterior película, más similares a los mencionados en la película original. Aunque Drácula no aparece en la película, su nombre es mencionado en dos ocasiones, una en el prólogo y otra por Van Helsing. El actor David Peel, que interpretaba al Barón Meinster, llevó alzas en los zapatos para poder tener la misma altura que Peter Cushing en la película. El departamento de efectos especiales puso un esfuerzo especial en diseñar un modelo realístico de un murciélago. Sin embargo, acabaron por perderlo y tuvieron que reemplazarlo a corto plazo, por lo que el modelo termino por ser bastante poco convincente.
Se realizó una novelización de la película a cargo de Dean Owen y publicada por “Monarch Books” en 1960. Incluía la trama de un personaje llamado Latour que vivía en la aldea y servía a los Meinster. También desarrollaba una relación romántica entre Van Helsing y Marianne. El mencionado ataque de la horda de vampiros era explicado debido a que el Barón Meinster había quebrado un código de los vampiros al beber la sangre de su propia madre y convertirla en una vampiresa.

NOTA PERSONAL
Nunca he podido recordar con claridad el orden en el que vi estas películas de Drácula de la Hammer, y la verdad es que no recordaba muy bien sus tramas hasta que las volví a ver seguidas recientemente. Pero en este caso, no me acordaba nada de “Las Novias de Drácula”. Así que antes de ver la película me informé un poco al respecto, y desarrollé bastante escepticismo al descubrir que Christopher Lee no aparecía en el film, el cual tampoco incluía al personaje de Drácula. Es cierto que la película tenía ciertos defectos que podrían haber sido fácilmente corregidos. 
A pesar de esto, la película me dejó bastante impresionado y me pareció bastante bien desarrollada, superando con creces a varias de las posteriores que si contaban con el genial Christopher Lee. Si bien su presencia con el papel de Drácula es impactante, y habría aportado mucho al film, su ausencia tampoco dañó un concepto más que convincente.
David Peel no tiene una presencia extremadamente intimidatoria como el Barón Lee, pero su personaje estaba sólidamente apoyado por personajes tan geniales como los de su madre la Baronesa, y su antigua niñera Greta. Las actrices Martita Hunt y Freda Jackson realizan una gran labor interpretando a respectivos personajes, ya que consiguen que el villano resulte convincente. Es cierto que según el título de la película esperaba más de las mencionadas novias vampiresas, que tampoco son del todo aprovechadas, especialmente en relación a una Academia de jovencitas estudiantes que no llega a sentir amenaza alguna durante la película. De hecho, un gran fallo es que las dos jóvenes vampiresas desaparecen de la trama y no se llega a saber qué ocurre con ellas.
Pero en términos generales la película funciona perfectamente, entre otras cosas por poner énfasis en un héroe central. En este caso volvemos a tener al formidable Peter Cushing, que vuelve a realizar una labor más que convincente en el papel del Profesor Van Helsing. Sin tengo que quedarme con dos personajes de esta película, uno es Van Helsing y el otro es el de la Baronesa, que aunque termina por no ser una villana, tiene algunas escenas de lo más inquietantes. Como ocurre en muchas películas de esta franquicia, el final me pareció algo apresurado. Sin embargo, la batalla final en el molino en llamas me pareció bastante lograda, así como el modo en el que el vampiro encuentra su fatídico final.
Aunque la película no se encuentra entre las peores de la franquicia, debo reconocer que las dos siguientes lograron superarla por la presencia de Christopher Lee. De las ocho películas de la franquicia, siempre me ha parecido que las mejores eran las cuatro primeras con diferencias, y las últimas terminaban por caer en el despropósito de forma inevitable. 
Sin embargo, siguen siendo clásicos que disfruto.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En Transilvania, casi llegando al final del Siglo XIX, el monarca de los vampiros conocido como Conde Drácula está muerto. Sin embargo, sus discípulos siguen con vida para mantener el culto y corromper el mundo.
Marianne Danielle es una joven maestra de Paris que se encuentra de viaje a Transilvania para ocupar un puesto de profesora en la Academia Lang. El cochero se ve obligado a parar para quitar un tronco del camino, y al reanudar la marcha un hombre se aferra a la parte trasera del coche para llegar hasta un pueblo local. Al llegar al pueblo, el hombre misterioso paga al cochero para que se marche abandonando a Marianne en la posada del “Cochinillo Corredor”. El posadero le advierte a la joven que si está viajando sola debe marcharse ya que el cochero la abandonará, pero es demasiado tarde. La posada carece de habitaciones libres, y justo entonces reciben la visita de la Baronesa Meinster. 
Marianne mantiene una conversación con la Baronesa, y le pide que le acerque a la Academia. La Baronesa no puede llevarla en ese momento pero le invita a pasar la noche en su castillo. El posadero y su esposa intentan evitar que Marianne acepte, asegurando que estaban equivocados y que les queda una habitación libre, pero la maestra decide aceptar la invitación de la Baronesa.
Una vez en el castillo, Marianne observa a un joven apuesto desde uno de los balcones. Durante la cena, Marianne le pregunta a la Baronesa sobre el joven que ha visto, y descubre que se trata de su hijo demente al que tiene que mantener encerrado. Su sirvienta Greta se encarga de sus cuidados. Por la noche, Marianne vuelve a ver al joven, que parece dispuesto a saltar desde su balcón. Marianne se introduce en su habitación, donde descubre que el joven esta encadenado a la pared. El joven le explica que la Baronesa miente y que le ha encadenado para quedarse con su patrimonio, que incluye el castillo y las tierras cercanas, ya que es el Barón Meinster. Marianne accede a localizar la llave del grillete que tiene encadenado al Barón, para poder liberarle.
Marianne consigue entregarle la llave al Barón, pero cuando está arreglándose para huir con él es abordada por la Baronesa. Ya libre, el Barón le ordena a su madre que se reúna con él mientras Marianne se arregla.
Marianne descubre a Greta histérica al descubrir que el Barón esta libre, y Greta la lleva ante la Baronesa muerta con dos marcas punzantes en el cuello. Marianne abandona el castillo mientras Greta acusa al cadáver de la Baronesa de ser responsable de criar a su hijo con crueldad y dejarle en malas compañías, una de esas amistades el Conde Drácula. El Barón había acabado convertido en vampiro a manos de Drácula y la Baronesa le había proporcionado jóvenes para alimentarse mientras le mantenía encadenado. A pesar de saber lo maldad que se ha desatado, Greta se mantiene fiel al Barón esperando a su regreso antes del amanecer.
A la mañana siguiente el Doctor Va Helsing encuentra a Marianne inconsciente y exhausta en el bosque. 
De regreso en la posada, Van Helsing descubre que una joven ha fallecido la noche anterior y al examinarla contempla marcas de colmillo en su cuello. Van Helsing decide llevar a Marianne hasta la Academia donde ha de comenzar su trabajo; y le explica que esta en Transilvania para acabar con el culto de los muertos vivientes. También pide que le explique todo lo ocurrido en el castillo y que lo olvide después. Una vez en la Academia Lang, Van Helsing y Marianne conocen a Otto Lang y su esposa, encargados de dirigir la Academia. Van Helsing regresa a la posada donde el Padre Stepnik esta enfurecido porque han enterrado a la joven en tierra santa, ya que según él ya no pertenece al mundo de los vivos o muertos. Van Helsing y el Padre Stepnik tienen una conversación sobre el vampirismo en la región, y el primero recibe la ayuda y apoyo del Padre Stepnik. Durante la noche, Van Helsing acude al cementerio donde encuentra a Greta ayudando a la joven a alzarse de nuevo como vampiresa. El Padre Stepnik llega también al cementerio, pero Greta les retiene el tiempo suficiente para que la joven escape.
Van Helsing acude al Castillo Meinster donde se encuentra a la vampirizada Baronesa y el mismísimo Barón. Van Helsing se enfrenta al Barón con un crucifijo, pero el vampiro logra escapar en un carruaje con la joven vampiresa que acaba de transformar. Van Helsing se compadece de la Baronesa y le clava una estaca en el corazón para que su malvado hijo no la pueda controlar. Mientras tanto, el Barón visita a Marianne en la Academia donde le propone matrimonio. Marianne acepta el compromiso, despertando los celos sanos de su compañera de habitación Gina. Esa misma noche, cuando Gina se encuentra sola, el Barón Meinster la hipnotiza y ataca drenándola de toda su sangre. A la mañana siguiente, Van Helsing visita la Academia, donde todos están consternados por la muerte de Gina. Van Helsing la examina encontrando la marca del vampiro en el cuello, y ordena que su cuerpo sea ubicado en su ataúd en un cobertizo hasta el entierro y que sea vigilada hasta su regreso durante la noche. Marianne también le cuenta a Van Helsing que va a casarse con el Barón Meinster, preocupando al profesor que decide no revelarle nada de momento.
Durante la noche, Marianne releva a la Señora Lang durante la vigía del cuerpo de Gina, quedando con Severin, encargado del establo. El candado del ataúd cae al suelo, y cuando Severin va en busca de otro, pero acaba perdiendo la vida a manos de un vampiro en forma de murciélago. En ese momento, Gina se alza como vampiresa ante una aterrorizada Marianne, proponiéndole que ambas amen al Barón que se encuentra en el viejo marino. Van Helsing aparece provocando que Gina escape, mientras Marianne se desmaya. Van Helsing le revela a Marianne que el Barón es un vampiro, y la joven accede a revelarle que se encuentra en el viejo molino. Van Helsing acude al molino para encontrar el ataúd del Barón vacío. Sin embargo es atacado por Gina, la joven de la aldea y Greta. Van Helsing logra acabar con la vida de Greta arrojándola desde un alto, pero se ve enfrentado al propio Barón Meinster que logra derrotar y morderle tras un intenso enfrentamiento.
La joven de la aldea y Gina se quedan vigilando a Van Helsing mientras el Barón se marcha del molino.
Al percatarse de que está infectado, Van Helsing calienta una herramienta de metal al rojo vivo y cauteriza sus heridas del cuello, arrojando agua bendita después para purificarlas. Sus marcas desaparecen del cuello ante las sorprendidas vampiresas. Mientras tanto, el Barón Meinster acude a la academia para secuestrar a Marianne y la lleva de regreso al molino sin saber que el profesor está libre de su control. Van Helsing le arroja agua bendita y desata un incendio en el molino escapando con Marianne. Gina y la joven de la aldea se escapan sin que se vuelva a saber de ellas. Cuando el Barón sale del molino, Van Helsing se cuelga de las astas para crear la sombra de un crucifijo. Esto destruye al Barón Meinster mientras el molino arde. Van Helsing y Marianne se alejan del lugar.

ESCENA
Aquí dejo lo único que he encontrado, una selección de escenas de la película en castellano. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario