- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 4 de marzo de 2009

DUNE: LA LEYENDA

TITULO ORIGINAL
Frank Herbert’s Dune
CREADOR
John Harrison
Basado en la novela de Frank Herbert
PRODUCCION
Richard P. Rubinstein & Mitchell Galin
REPARTO
William Hurt (Duque Leto Atreides), Alec Newman (Paul Atreides / Muab’Dib), Saskia Reeves (Lady Jessica Atreides), P.H. Moriarty (Gurney Halleck), Ian McNeice (Barón Vladimir Harkonnen), Matt Keeslar (Feyd-Rautha Harkonnen), László I. Kish (Glossu Rabban), Giancarlo Giannini (Emperador Shaddam Corrino IV), Julie Cox (Princesa Irulan Corrino), Uwe Ochsenknecht (Stilgar), James Watson (Duncan Idaho), Robert Russell (Doctor Yueh), Laura Burton (Alia Atreides), Jan Unger (Piter Devries), Miroslav Táborský (Conde Hasimir Fenring), Barbora Kodetova (Chani), Karel Dobry (Doctor Pardot Kynes), Zuzana Geislerová (Reverenda Madre Gaius Helen Mohiam)
FECHA DE ESTRENO Y FINAL
Del 3 de Diciembre de 2000 al 6 de Diciembre de 2000
CANAL DE EMISION
Sci Fi Channel
COMPOSITOR DEL TEMA MUSICAL
Graeme Revell
NÚMERO DE EPISODIOS
Tres episodios de una hora y media de duración aproximada cada uno

CURIOSIDADES
Después de la película de David Lynch en 1984, aclamada por su estética pero criticada por su desorganizado guión y divergencias con la novela, John Harrison se hizo con el proyecto de llevar la novela a la pequeña pantalla. El proyecto se convirtió en una miniserie de tres capítulos de hora y media aproximada cada uno.
A la hora de hablar de la miniserie, John Harrison la describió como una adaptación fiel a la novela, en la que los cambios que realizó debían servir para explicar aquellos aspectos que Frank Herbert no había desarrollado con absoluta claridad en su novela. De esta forma se pueden encontrar hechos que no aparecen en la novela, pero que según le director servían más para elaborar que para recrear.
Se hizo un uso ingenioso para la creación de distintos efectos especiales. La cinematografía utilizaba fondos mates para los planos exteriores, y estaban pintados sobre tela sintética.
Los detalles funcionaron tan bien que eliminaron la necesidad de filmar en exteriores y recanalizar el presupuesto para otros aspectos, consiguiendo que la serie adquiriera un nivel de calidad a la par con algunas producciones de ciencia ficción creadas para la gran pantalla. Efectos digitales pudieron ser empleados para las escenas en las que aparecían los gusanos, o las distintas naves espaciales.
Los trajes de supervivencia estaban basados en los diseños de los trajes usados en carreras nascar, y que también habían sido utilizados parcialmente en “Spawn”. El efecto de los ojos de los Fremen se consiguió con lentillas especiales ultravioletas combinadas con lentes en las cámaras que servían de filtro para las mismas. La especia que se podía contemplar en varias escenas no era otra cosa que Orégano.
La selección de actores se hizo pensando en aportar nuevas caras, salvo raras excepciones como la del oscarizado William Hurt. Prácticamente todo el reparto es europeo, y la crítica ha coincidido a menudo en que eso ha resultado en un estilo Shakesperiano en las interpretaciones de la miniserie.
La mayoría de los actores que interpretaban a los Fremen eran checoslovacos. El único problema de reparto se originó cuando Alice Krige rechazó interpretar a Lady Jessica debido a problemas de horarios, pasando el papel a Saskia Reeves. Curiosamente cuando se empezó con la producción de la serie “Hijos de Dune”, que servía como continuación, fue Saskia Reeves quien tuvo problemas por otros proyectos, provocando que en esa ocasión Alice Krige si pudiera aceptar el papel. Laura Burton creció tanto durante la producción de la serie que sus lentillas ultravioletas le quedaran pequeñas y causaran serias irritaciones en los ojos, de manera que el director decidió que sería la única que no las llevaría, siendo pintadas sobre la película más tarde.
Durante la producción de la serie, y sin saber todavía cómo iba a funcionar, John Harrison logró la aprobación de Sci Fi Channel para producir la continuación de la misma “Hijos de Dune”, basada en las dos siguientes novelas de la saga.
Sin embargo Harrison solo escribió el guion que Greg Yaitanes se encargaría de dirigir.
La serie tuvo una excelente acogida en su emisión a través del Sci Fi Channel, consiguiendo para la cadena los niveles de audiencia más altos hasta aquella fecha. Consiguió dos premios Emmy a la mejor Cinematografía, y por los mejores Efectos Visuales.
Aunque los fans más acérrimos de la novela se muestran divididos acerca de la calidad y fidelidad de la serie, es innegable que esta se ha convertido en un gran éxito de la televisión. Muchos países han adquirido los derechos de emisión para sus cadenas, acusando más tarde su buen funcionamiento. La distribución en DVD también ha resultado en un alto índice de ventas.

NOTA PERSONAL
No soy de las personas a las que le gusta comparar libros con versiones cinematográficas. La frase “el libro es mejor que la película” siempre me ha parecido una estupidez pues creo que mientras una novela sirve para que uno cree una visión propia de la narración descrita, su versión en la pequeña o gran pantalla no deja de ser la visión de quien crea la adaptación. Ambas cosas funcionan si tenemos en cuenta que no tienen nada que ver la una con la otra. Digo esto porque la película “Dune” de David Lynch (1984), no me disgustó en absoluto a pesar de divergir drásticamente de la novela. Siempre me ha parecido que su estética es insuperable.
Dicho esto también debo admitir que disfruté mucho de la miniserie que aquí se examina. Su estética no alcanza los niveles de la versión de David Lynch, aunque hay que tener en cuenta que en este caso hablamos de una producción para la pequeña pantalla, y no para el cine. Sin embargo si debo aceptar el hecho de que posee muchas menos divergencias de la novela, y que quizás eso haya contribuido a su éxito.
David Lynch disfruta más creando misterios y tramas que nunca quedan del todo resueltas dejando a muchos espectadores sumidos en la confusión.
Esto se acentúa en toda la saga de novelas de “Dune”, que hacen uso de una extensa y elaborada mitología y que puede crear confusiones y resultar complicadas para lectores más inexpertos. John Harrison tuvo en cuenta esto a la hora de elaborar el guion de la miniserie. La trama se sigue con más facilidad y todos los personajes gozan de una necesaria mínima exposición para que queden claras sus distintas motivaciones. En definitiva es una historia fácil de seguir.
Creo que hay un enorme sector de fans que critican innecesariamente algunas de las actuaciones y los efectos especiales olvidando que no se debe comparar los medios de un proyecto televisivo con los medios de otro para el cine. Aunque reconozco que la estética de Lynch me gustó más, admito el mérito de la estética utilizada por esta serie.
Todos los personajes me parecieron logrados, quizás a excepción de algunos, en particular el de la líder de las Bene Gesserit, que carecen del necesario halo de misterio que una organización de este tipo debe tener. Creo además que los actores, siendo la mayoría de ellos caras nuevas, se enfrentaban al duro reto de estar a la altura de la enorme calidad interpretativa de David Lynch. No se puede negar que su película estaba dotada de unas impresionantes interpretaciones entre los cuales yo siempre he desatacado unos Harkonnen que provocaban verdaderamente miedo. Sin embargo creo que ahí es donde Lynch falló, y Harrison supo corregir dicho error. El Barón Harkonnen es un hombre sediento de poder y dispuesto a hacer cualquier cosa para alcanzarlo, pero no un hombre tan sumamente hundido en la locura como el que nos muestra David Lynch.
Otra cosa que no me gustó demasiado fue el diseño de vestuario que me pareció abusaba de colores chillones y estilos imposibles e incluso incómodos de llevar.
Solo el de los Fremen me pareció acertado. El Emperador me parecía una especie de bufón espacial, y el Barón Harkonnen un payaso flotante. Resulta un vestuario histriónico y en extremo exagerado, lo cual resta verisimilitud. La cinematografía ha sido elogiada, pero aun así me parece que se podía haber hecho algo de uso de rodajes en exteriores, pues la carencia de los mismos se nota en demasía.
Sin embargo la serie en términos generales me parece que goza de una excelente calidad y consigue enganchar al espectador con facilidad.

HISTORIA (Resumen breve, debido a la extensión de la serie)
Arrakis es un planeta desértico cuyo único valor reside en la cantidad de Especia que se puede adquirir en el mismo. La Especia se ha convertido en la materia indispensable para el funcionamiento del universo.
Los Navegantes de la Cofradía Espacial la consumen adquiriendo la habilidad de doblar el espacio, lo cual facilita el viaje interespacial. Estos seres se han vuelto adictos a la Especia, sin la cual morirían, y el viaje interplanetario dejaría de existir. La Especia es también consumida por las brujas llamadas Bene Gesserit otorgándoles poderes sobrehumanos, y también a lo largo de la población del Imperio del Universo Conocido, alargando la vida de aquellos que hacen uso de ella.
La Casa de los Harkonnen ha sido la encargada de la explotación de la Especia en el Planeta Arrakis, hasta que el Emperador Shaddam decide trasladar dicha responsabilidad a la Casa de Atreides, rivales de los Harkonnen. El Duque Leto de Atreides ve esto como una oportunidad de probar la valía de su dinastía y se traslada a Arrakis en compañía de su hijo Paul, y su concubina Lady Jessica. Esta fue una vez miembro de las Bene Gesserit, a la que se había ordenado tener una hija con el Duque.
Dicha hija tendría que emparejarse con el heredero de los Harkonnen, y así ambos producir al Kwisatz Haderach, un ser perfecto, que habría de unir las casas. Sin embargo por amor al Duque Jessica había dado luz a Paul, inquietando a la Hermandad que temía que la llegada del Kwisatz Haderach se habría adelantado una generación, poniendo en peligro su poder.
Al instalarse en Arrakis, el Duque Leto decide ganarse la confianza de la tribu de los Fremen que allí residen, y que habían sido explotados y torturados por los Harkonnen. Los Atreides, ya populares consiguen ganarse dicha confianza, mientras los Fremen observan con curiosidad al joven Paul. También descubren la extraña relación entre la Especia y los Gusanos Gigantes que pueblan Arrakis.
Al poco tiempo los Atreides son visitados por la hija del Emperador, la Princesa Irulan Corrino. Lo que no sospechan es que el Emperador la ha enviado para aplacar sospechas.
Celoso de la creciente popularidad de la Casa de Atreides, el Emperador ha hecho un pacto con los Harkonnen retirándolos de Arrakis para que luego vuelvan y ataquen a los Atreides para retomar el Planeta y así acabar con la amenaza que los Atreides representan para él.
Los Harkonnen no tardan en atacar con la colaboración de un traidor, el Doctor Yueh, cuya esposa han capturado para chantajearle. Este facilita el ataque de los Harkonnen, y el Barón de dicha casa retoma el Palacio en Arrakis. El Duque Leto fallece intentando acabar con el Barón gracias a una muela falsa con un gas mortal, y Jessica y Paul son abandonados en el Desierto para morir. El Doctor Yueh descubre que los Harkonnen ya habían matado a sus esposa y es asesinado por ellos también.
Jessica, embarazada, y Paul sobreviven encontrando refugio en la tribu de los Fremen cuyo líder, Stilgar, se convierte en su aliado. A cambio de esta protección, Paul y Jessica entrenan a los Fremen en sus técnicas de combate avanzadas y mentales. Paul adopta el nombre de Muab’Dib, y se enamora de una Fremen llamada Chani con quien tiene un hijo. Jessica se convierte en la nueva Reverenda Madre tras beber el Agua de la Vida, la hiel de los Gusanos de Arrakis.
Debido a esto su hija nace, Alia nace prematuramente con habilidades sobrenaturales. Con el tiempo reaparece otro superviviente y amigo de la Casa de Atreides, Gurney Halleck que se convierte en otro de sus asesores, ayudando en el entrenamiento militar de los Fremen.
El Barón Harkonnen, y sus sobrinos Feyd, su favorito y Rabban continúan intentando producir especia y sometiendo a los Fremen a sus constantes abusos. La Princesa envía espías que confirman sus sospechas de que su padre ha sido quién realmente ha traicionado a los Atreides.
Paul se convierte en el Mesías que tanto esperaban los Fremen y dedica su existencia a sabotear la producción de Especia en el Planeta. El Barón, que está planeando derrocar al Emperador contraataca y el hijo de Paul y Chani es asesinado durante uno de esos ataques. Decidido a acabar con los Harkonnen definitivamente, Paul Atreides también sobrevive tras beber el agua de la vida, descubriendo que su madre Jessica es hija del Barón Harkonnen, debido a las manipulaciones de las Bene Gesserit.
El Emperador, preocupado por una posible traición de los Harkonnen, y por la falta de Especia que Arrakis está produciendo, debido a los ataques de los Fremen, se traslada a Arrakis con el fin de arreglar el conflicto. Durante uno de los ataques de su guardia personal, Alia es capturada y llevada al palacio del Barón, en presencia del mismísimo Emperador.
Al mismo tiempo, Paul lidera a los Fremen en un ataque contra el palacio, que parten cabalgando a lomos de los Gigantes Gusanos del desierto. Cuando el ataque comienza, Alia revela que Paul y Jessica han sobrevivido, y que el joven se ha convertido en el Mesías líder de los Fremen. Después asesina al Barón con una aguja envenenada. Rabban es asesinado por los Fremen a los que tanto explotó y torturo.
Paul se presenta ante el Emperador al que informa que está dispuesto a provocar una reacción en cadena que destruya todos los yacimientos de Especia en Arrakis si no se rinde. La Cofradía amedrentada se retira, y se decide que la única manera de poner fin a esta situación es que Paul contraiga matrimonio con la Princesa Irulan, para así convertirse en el nuevo Emperador del Universo Conocido.
En un último intento de hacerse con el poder, Feyd reta a Paul a un duelo. Tras una lucha mordaz, Paul asesina a Feyd acabando con la Casa de los Harkonnen, y la Princesa Irulan se convierte en su prometida. Jessica consuela a Chani asegurándole que la historia acabara por reconocer a aquellas que son consideradas concubinas como legitimas esposas.

ESCENA
Visita a una de las factorías de la Especia por parte de los Atreides, y aparición de los gusanos. Lamentablemente, está en inglés.
 

5 comentarios:

  1. TENGO QUE RECONOCER, QUE CON TODOS SUS DEFECTOS...SOY UN FAN ARRECIMO DE LA PELICULA DE DAVID LYNCH, DICHO ESTO, LA PELICULA PARA LA TV. ME PARECE MUY DIGNA, OBVIAMENTE EL ARGUMENTO ES MENOS CONFUSO, AL SER MAS LARGA LO DESARROLLAN MEJOR, EL DISEÑO ME GUSTA, PERO ECHO EN FALTA EL LADO SOMBRIO Y OSCURO DE LYNCH.
    UN PERO...LOS TRAJES, ALGUNOS PARECEN SACADOS DIRECTAMENTE DEL ARMARIO DE LA TREMENDA.

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo, a mi también me gustó mucho la creación de David Lynch, aunque reconozco que es mucho más dificil de seguir la trama. Pero siempre he alabado mucho esta miniserie

    ResponderEliminar
  3. He comenzado a ver la serie y la encuentro francamente interesante aunque sin llegar a la altura de la pelicula de 1984; el personaje mas interesante a mi parecer es el de Irulan,Julie Cox está que se sale. Saludos.

    PD: su vestuario resalta y ciertamente, el de otros personajes (como su padre, el emperador, destaca por hortera).

    ResponderEliminar
  4. Lamento discrepar, pero a mi me parece que la película de David Lynch no vale un duro. Esta miniserie, al menos, refleja en imágenes los sucesos del libro (si bien es difícil, casi imposible, captar su espíritu).

    ResponderEliminar
  5. Llamadme friky pero... Yo soy una auténtico enamorado de Dune, me da igual el formato...

    Soy capaz de cruzar solo las arenas de Arrakis mientras leo la novela; de flotar en las nubes de gas de Specia viendo la película, o de reconvertir mis ojos en azul Fremen cuando me pongo la serie.

    (Y eso que solo he leído los dos primeros libros...)

    ResponderEliminar