- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 12 de diciembre de 2012

DIAMANTES PARA LA ETERNIDAD

FECHA DE ESTRENO
14 de Diciembre de 1971
TITULO ORIGINAL
Diamonds are Forever
DIRECTOR
Guy Hamilton
PRODUCTORES
Harry Saltzman, Albert R Broccoli
GUION
Richard Maibaum, Tom Mankiewicz
Basado en la novela de Ian Fleming
REPARTO
Sean Connery (James Bond, Agente 007), Jill St. John (Tiffany Case), Charles Gray (Ernst Stavro Blofeld), Jimmy Dean (Willard Whyte), Bruce Glover (Señor Wint), Putter Smith (Señor Kidd), Norman Burton (Felix Leiter), Joseph Furst (Profesor Doctor Metz), Lana Wood (Plenty O’Toole), Bruce Cabot (Bert Saxby), Bernard Lee (M); Lois Maxwell (Señorita Moneypenny), Desmond Llewelyn (Q), Joe Robinson (Peter Franks), Marc Lawrence (Rodney), Sid Haig (Asistente de Slumber Inc.), Leonard Barr (Shady Three), Laurence Naismith (Sir Donald Munger), David Bauer (Morton Slumber), Ed Bishop (Klaus Hergerscheimer), David de Keyser (Doctor), Lola Larson (Bambi), Trina Parks (Thumper)
CINEMATOGRAFÍA
Ted Moore
BANDA SONORA
John Barry
DISTRIBUIDA POR:
United Artists
DURACIÓN
120 minutos
PRECEDIDA POR:
SUCEDIDA POR:
 
SIR DONALD MUNGER: “Digáme Señor Bond. ¿Hasta qué punto llega su pericia en el delicado terreno de los diamantes?”
JAMES BOND: “Una de las materias más duras halladas en la naturaleza, cortan el video, sugieren boda, y son a la mujer lo que al perro al hombre, el mejor amigo.”
M: “Es reconfortante oír que hay algo en lo que no es usted experto.”
 
CURIOSIDADES
Inicialmente, los productores deseaban que esta película recreara el éxito de ciertos aspectos de “Goldfinger”. Se planeó contratar Guy Hamilton.
El director de “Al Servicio Secreto de Su Majestad”, Peter R Hunt había sido invitado con anterioridad pero, debido a estar involucrado con otro proyecto, requería que la fecha de producción fuera retrasada, algo ante lo que los productores se negaron.
Esta fue la última película de la saga en utilizar a Espectra o Blofeld en su trama central, elementos que no aparecían en la novela de Ian Fleming, cuyo contenido fue en su mayoría ignorado en la adaptación. A pesar de esto, Blofeld fallecería definitivamente en el prologo de la película “Solo Para Sus Ojos”. Esto se debió a la reivindicación legal del escritor Kevin McClory, contra el estado Fleming, de haber creado a la organización para la novela “Operación Trueno”. Por ello se ve a Blofeld en “Solo Para Sus Ojos” sin ser identificados, ya que los derechos adquiridos de Fleming para el film, ya no permitían hacer uso del trabajo de McClory.
La trama original de esta película tenía como villano al hermano gemelo de Auric Goldfinger, en busca de venganza por la muerte de su hermano.
Esta idea fue cambiada después de Albert R Broccoli tuviera un sueño en el que su amigo Howard Hughes era remplazado por un impostor. De esta manera se creó el personaje de Willard Whyte, y se escogió a Tom Mankiewicz para que rescribiera el guion. De esta forma, la adaptación de la novela eliminó a los villanos principales creados por Ian Fleming, Jack y Seraffimo Spang, pero uso a personajes como Shady Tree, Wint y Kidd.
La idea original para el final de Richard Maibaum incluía una persecución de lanchas a través del Lago Mead, en la que Bond perseguiría a Blofeld, con la ayuda de los dueños del casino de Las Vegas en sus yates privados. Debido a que la idea resultaba excesivamente cara para ser realizada, terminó por ser abandonada. Por ello el final era el ataque sobre la Torre Petrolífera, que se había concebido como mucho más espectacular. Hombres anfibios iban a saltar de los helicópteros para instalar minas en las columnas de sujeción de la instalación, lo que explica porque estos hombres aparecían en el poster de la película, aunque no en la misma.
Blofeld iba a haber escapado en su submarino, perseguido por Bond colgando de un globo climático, para acabar en una mina de sal, en la que Blofeld caería a su muerte en un granulador de sal. Esto tampoco pudo ser realizado, ya que la secuencia se extendía demasiado en una película que ya duraba dos horas. Otros problemas surgieron debido a que los explosivos instalados para el final se activaron prematuramente, aunque por suerte un grupo de cámaras lograron rodarlo.
Originalmente, se le había ofrecido a George Lazenby un contrato para realizar siete películas de Hames Bond, pero tras realizar “Al Servicio Secreto de Su Majestad”, siguió el consejo de su agente abandonando al personaje. Los productores se plantearon remplazarlo con John Gavin, Adam West o Michael Gambon, quien rechazó el papel al no considerarse en forma. El director de United Artists no estaba satisfecho con esto, y señaló que era imperativo incentivar a Sean Connery para que volviera a interpretar al personaje.
Connery exigió 1’25 millones de Libras, y United Artists le ofreció apoyar dos películas más de su propia elección.
Aceptando el trato, Connery utilizó su sueldo para establecer la Fundación Escocesa Internacional de Educación, donde artistas Escoceses podían solicitar apoyo económico para seguir sus carreras sin abandonar su país. La primera película que Connery realizó gracias a su trato fue “La Ofensa”, dirigida por su amigo Sidney Lumet. La segunda iba a ser una adaptación de Macbeth, usando solo actores escoceses, pero se abandonó debido a que la versión de Roman Polanski ya se encontraba en producción.
El papel del villano Ernst Stavro Blofeld recayó en Charles Gray, quien ya había participado en la película “Solo Se Vive Dos Veces”, en la que interpretaba a un aliado de Bond llamado Henderson. El músico de jazz, Putter Smith, fue invitado por Harry Saltzman para interpretar al Señor Kidd. El músico Paul Williams fue elegido como el Señor Wint, pero cuando llegó a un acuerdo monetario con los productores, fue remplazado por Bruce Glover.
Este se sorprendió ya que inicialmente los productores le habían considerado demasiado normal, deseando un actor del estilo de Pete Lorre. La estrella del cine Bruce Cabot, que interpretaba a Bert Saxby, falleció al año siguiente con lo que este fue su último papel.
Las actrices consideradas para el papel de Tiffany Case fueron Raquel Welch, Jane Fonda y Faye Dunaway. Jill St John había recibido la oferta inicial de interpretar a Plenty O’Toole, pero consiguió hacerse con el papel de Tiffany al impresionar al director Guy Hamilton durante las pruebas. De esta forma, Jill se convirtió en la primera Chica Bond Americana. Lana Wood recibió el papel de Plenty O’Toole siguiendo la sugerencia del guionista Tom Mankiewicz.
La canción principal de la película fu el segundo tema de James Bond interpretado por Shirley Bassey, que ya había interpretado “Goldfinger”. El productor Harry Saltzman odiaba la canción, y solo la mantuvo en la película por la insistencia de su coproductor Broccoli. La mayor pega de Saltzman era lo que consideraba la insinuación sexual de la letra.
De hecho en una entrevista televisiva, el compositor John Barry reveló que le había indicado a Bassey que estaba cantando acerca de un pene. Bassey interpretaría un tercer tema en la película “Moonraker”.
A pesar de una critica dividida, la película recaudó ciento dieciséis millones de dólares, con un presupuesto de 7’2 millones.
 
NOTA PERSONAL
Se trata, desde mi punto de vista, de una de las películas más flojas de toda la saga. Charles Gray no me convenció nada como Blofeld, por mucha cirugía estética a la que se suponía se había sometido el personaje. Lo mismo me pasó con la Chica Bond, que tampoco me terminó de convencer. Sin embargo, los villanos secundarios me parecieron formidables. Los Señores Wint y Kidd me parecieron aterradoramente hilarantes en sus apariciones, así como en sus conversaciones durante sus asesinatos. También me pareció genial la escena de la lucha de las agiles Bambi y Tambor contra James Bond.
En lo referente a las escenas de acción, se lleva a la palma la persecución en coche, mientras que la del vehículo lunar me pareció ridícula. La trama resulta un tanto enrevesada entre tanto tráfico de diamantes de un lado a otro, aunque por lo menos había un plan ingenioso del villano tras este.
Aunque la película no deja de ser eficiente y entretenida, aunque siempre me ha parecido que es la más floja de las protagonizadas por Sean Connery, y no le hace justicia como su intervención final en la saga. Soy de esos raros que siempre ha preferido a Roger Moore en el papel del agente, siendo este quien heredaba el papel a partir de la siguiente película.
De todas formas estas críticas son relativas, no he visto hasta la fecha ninguna película de James Bond que me haya aburrido. Sin embargo, esto no evita que tenga mi propio ranquin de mis preferidas, y las que consideró más pobres.
 
HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
James Bond se embarca en la búsqueda de Blofeld para vengarse del asesinato de su esposa Tracy. Este ha sido sometido a cirugía estética para ocultarse, pero el agente consigue seguirle el rastro. Tras localizar y acabar con el villano, Bond recibe una nueva misión para investigar un creciente contrabando de diamantes. M le presenta a Sir Donald Munger, experto en diamantes, que le explica como alguien esta haciéndose con una vasta cantidad de diamantes a pesar de sus normas de seguridad. El responsable funciona mediante dos secuaces llamados el Señor Wint y el Señor Kidd. Ambos son asesinos profesionales que asesinan a varios traficantes de diamantes, haciéndose con su mercancía.
Bond adopta la identidad del contrabandista conocido como Peter Franks, tras lo cual se traslada a Ámsterdam donde se reúne con la hermosa contrabandista de diamantes Tiffany Case, para comenzar su investigación.
Sin embargo, Bond es advertido de que el verdadero Peter Franks ha logrado escapar dirigiéndose a Ámsterdam. Bond consigue interceptarlo cuando esta a punto de reunirse con Tiffany, acabando con su vida, y convenciendo a la joven de que ha asesinado a James Bond. Tras esconder los diamantes de Tiffany en el cadáver de Franks, Bond llega a Las Vegas para negociar con el multimillonario Willard Whyte. Antes contacta con su colega de CIA, Felix Leiter, quien le advierte de que hombres de la Funeraria Slumber le están esperando.
Fingiendo que el cadáver pertenece a su hermano, Bond les acompaña a la funeraria, donde el cuerpo es sometido a cremación. Bond toma la urna con las cenizas y los diamantes, y los deposita en un nicho recogiendo allí el dinero de la transacción de su siguiente contacto contrabandista, Shady Tree. Sin embargo, Wint y Kidd se encuentran allí.
Encierran a Bond en un ataúd y lo someten a cremación, pero Bond consigue escapar con vida gracias a Tree, que le comunica que los diamantes son falsos.
Bond se dirige a Las Vegas tras exigir que le entreguen los verdaderos diamantes para seguir con su investigación. En Las Vegas, Bond conoce a la oportunista Plenty O’Toole, y tras jugar en la ruleta la lleva a su habitación. Allí se encuentran con un grupo de gánsteres que arrojan a O’Toole por la ventana, aunque esta cae en la piscina. Los hombres se marchan, y Bond descubre que trabajaban para Tiffany, que deseaba pasar la noche sola con él. Consciente de su identidad, Tiffany le pide que le revele donde se encuentran los diamantes, ante lo que Bond le revela como recogerlos en el Circo del Casino.
Tiffany recoge los diamantes, pero se los entrega al siguiente contrabandista. Sin embargo, al ver como O’Toole ha sido asesinada, siendo confundida por ella, Tiffany decide dirigir a Bond al aeropuerto, donde observan como los diamantes caen en las manos de Bert Saxby.
Bond le sigue hasta una remota instalación, donde entra en laboratorio propiedad de Whyte, donde los diamantes están siendo utilizados en la construcción de un satélite por el especialista en refracción de laser, el Profesor Doctor Metz. Descubierto, Bond se ve obligado a escapar, reuniéndose con Tiffany.
Ambos regresan a la Casa Whyte, donde Bond descubre que Blofeld ha sobrevivido, y ha estado utilizando un mecanismo para imitar la voz de Whyte. Bond es sometido a un gas que le deja dormido, tras lo cual Wint y Kidd le arrojan a un oleoducto, pero el agente logra escapar con vida de nuevo. Tras esto, llama a Blofeld haciéndose pasar por Saxby, logrando descubrir el paradero del verdadero Whyte, al que logra rescatar de las dos agentes Bambi y Tambor, unas agiles luchadores que ponen al agente en apuros durante un tiempo.
Con ayuda de Whyte, Bond regresa al laboratorio, descubriendo el plan de Blofeld para construir un satélite con un laser, cuyo poder destructivo es incrementado por la intensidad reflectora de los diamantes. Por su parte, Blofeld captura a Tiffany, y activa el satélite de diamantes, destruyendo el armamento nuclear en China, la Unión Soviética y los Estados Unidos, tras lo cual propone una subasta internacional por la supremacía nuclear.
Whyte identifica una torre petrolera en la costa de Baja California como la base de operaciones de Blofeld. Con la ayuda de la CIA, Bond inicia un ataque sobre la torre petrolífera, pero resulta capturado y llevado ante Blofeld, quien se prepara para destruir Washington DC. La CIA interviene a punto, y Tiffany ayuda a Bond, mientras Blofeld intenta escapar en un mini-submarino. Bond utiliza una grúa para estrellarlo contra la sala de control, destruyéndola así como el resto de la base. Tras esto, Bond y Tiffany parten en un crucero, durante el cual Wint y Kidd intentan matarle. Bond consigue matar a los dos asesinos, tras lo cual la pareja observa el brillo del satélite de diamantes, inoperativo en orbita.  
 
ESCENA
Este es un tráiler elaborado por el usuario “Claalc”, que resume la película a través de sus mejores escenas.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada