- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 16 de abril de 2014

LAS SANDALIAS DEL PESCADOR

FECHA DE ESTRENO
14 de Noviembre de 1968
TITULO ORIGINAL
The Shoes of the Fisherman
DIRECTOR
Michael Anderson
PRODUCTOR
George Englund
GUION
John Patrick, James Kennaway
Basado en la novela de Morris West
REPARTO
Anthony Quinn (Kiril Lakota), Laurence Olivier (Piotr Ilyich Kamenev), Oskar Werner (David Telemond), David Janssen (George Faber), Vittorio De Sica (Cardenal Rinaldi), Leo McKern (Cardenal Leone), John Gielguld (Papa anciano), Barbara Jefford (Doctora Ruth Faber), Rosemary Dexter (Chiara), Frank Finlay (Igor Bounin), Burt Kwouk (Peng), Arnoldo Foà (Gelasio), Paul Rogers (Agustino), George Pravda (Gorshenin), Clive Revill (Vucovich), Niall MacGinnis (Monje Capuchino), Marne Maitland (Cardenal Rahamani)
CINEMATOGRAFÍA
Erwin Hillier
BANDA SONORA
Alex North
DISTRIBUIDA POR:
MGM
DURACIÓN
162 minutos
 
CARDENAL LEONE: “Debe responder ahora. ¿Acepta la elección?”
KIRIL LAKOTA: “Yo… acepto. Y que Dios se apiade de mí.”
CARDENAL LEONE: “¿Qué nombre deseáis adoptar?”
KIRIL LAKOTA: “Conservaré mi propio nombre, Kiril. El del Santo que fue el primero en llevar el evangelio a mi país.”
 
KIRIL LAKOTA: “Leone. ¿Cómo puede saber un hombre si sus acciones las realiza para sí, o para Dios?”
CARDENAL LEONE: “Nadie lo sabe. Se tiene el deber de actuar, pero no el derecho a esperar aprobación. Ni siquiera el éxito en el resultado.”
KIRIL LAKOTA: “O sea que al final, nos encontramos solos.”
CARDENAL LEONE: “Sí. He visto a tres hombres ocupar esta estancia. Su Santidad será el último al que podré ver. Cada uno de ellos, a su vez, llegó al punto en que su Santidad se halla ahora, el momento de la soledad. Tengo que deciros que no hay remedio para ello. Permaneceréis aquí hasta el día en que muráis. Y cuanto más viváis, más larga será la soledad. Utilizareis a éste o aquel hombre para el trabajo de la Iglesia; pero cuando el trabajo este hecho, o el hombre demuestre su incapacidad, su Santidad lo alejará y buscará a otro. Necesitáis afecto, y también yo lo necesito a pesar de ser un viejo. Podréis tenerlo algún tiempo, pero lo perderéis de nuevo. Le guste o no, su Santidad está condenado a un  peregrinaje, desde el día de su elección hasta el día mismo de su muerte. Esto es un calvario Santidad, que apenas habéis empezado a asumir.”
 
CURIOSIDADES
La película está basada en la novela del mismo título, publicada en 1963 y escruta por Morris West.
Originalmente, el proyecto surgió del director británico conocido como Anthony Asquith, pero al enfermar fue reemplazado por Michael Anderson. Fue un proyecto considerablemente ambicioso, que llegó a costar nueve millones de dólares. Los gastos se repartieron entre rodaje en localizaciones reales en Italia, los rodajes en estudios, y sobre todo un reparto internacional de gran fama para la época. Aunque no se menciona ni se indica en ningún momento de la película, la historia tiene lugar veinte años en el futuro (evidentemente como referencia al año 1963 en el que se escribió la novela).
Erwin Hillier recibió grandes alabanzas por su espectacular cinematografía, concentrada en la ciudad de Roma. Gran parte de la película fue rodada en los Estudios Cinecitta de dicha ciudad. Las escenas de la elección de Kiril incluyeron grabaciones de concentraciones de fieles en la Plaza de San Pedro. Estas procedían de la elección historia del Papá Pablo VI en 1963.
Debido a que no se permitían producciones cinematográficas comerciales en el Vaticano, se construyó una réplica de la Capilla Sixtina en California, la cual fue enviada a Italia para rodar las tomas interiores concernientes a la elección de Kiril. La Corona Papal utilizada para la escena de la coronación de Kiril en la película fue modelada a partir de la verdadera Corona del Papa Pablo VI.
La película hace referencia a que Kiril es el primer Papa no italiano elegido desde Adriano VI, cuatrocientos años atrás. En la realidad vigente, esto ocurriría diez años después del estreno de la película, con la elección del Papa Juan Pablo II. En el año de estreno de la película, los Papas todavía se referían a ellos mismos usando el denominado Plural Majestuoso, y eran transportados en sillas para ser coronados. Ambas prácticas han terminado por desaparecer. De hecho, el personaje de Faber señala en la película que ha habido críticas hacia la ostentosa ceremonia de coronación. El papel de la consciencia individual en conflicto con las normas de la Iglesia se ha convertido en un punto de fractura en la actualidad, y uno de los aspectos interesantes de la película era poder ver esto aplicado a la Iglesia de la década de 1960.
Originalmente se consideró a Rex Harrison para el papel protagonista del Papa ruso, pero el papel acabó recayendo en Anthony Quinn. Los meses previos a la producción no habían sido fáciles para Laurence Olivier. Había sido diagnosticado con cáncer de próstata, complicado por neumonía y más adelante por apendicitis. Mientras se sometía a terapia de radiación contra el cáncer, se le comunico que su ex mujer, Vivien Leigh, había fallecido en su casa de Londres. En contra de las órdenes de los médicos, Olivier abandonó el hospital para ayudar con las preparaciones del funeral. Tras varios meses de tratamiento, el cáncer de Olivier fue declarado como curado. Aunque no estaba completamente recuperado durante el rodaje, Olivier se comportó como siempre había acostumbrado. Durante las noches y tras el rodaje, Olivier realizaba interpretaciones de sus mayores papeles, durante unos quince minutos, para Quinn, Werner y otros en el Hotel Excelsior de Roma. En esas interpretaciones cambiaba de estilo para mostrar como un personaje podía ser transformado.
Alex North reutilizó la fanfarria de apertura que había escrito para “2001: Una Odisea del Espacio” (1968), pero que había sido rechazada por Stanley Kubrick como uno de los temas de su banda sonora. Aunque la película se convirtió en un fracaso de taquilla durante su estreno, fue votada como mejor película por el “National Board of Review”, que también le otorgó a Leo McKern un premio como Mejor Actor de Reparto. La película fue nominada a los Oscars por Mejor Dirección Artística y Mejor Banda Sonora Original. Perdió las estatuillas contra “Oliver” y “El León en Invierno” respectivamente. La música de Alex North se hizo con un Globo de Oro, y la película fue nominada para otro como Mejor Película, dramática.
 
NOTA PERSONAL
La verdad, y para mi vergüenza, esta película pasó inadvertida para servidor hasta ya entrada avanzada edad.
Quizás se deba a que no logró ser un éxito de taquilla, lo cual me pareció inexplicable una vez pude verla. La película está dotada de una trama principal, la del personaje de Kiril Lakota, y varias subtramas. Independientemente de esto, y de las creencias de cualquiera, me pareció una historia impactante, muy adelantada a su tiempo, y muy educativa. En lo relativo a este último punto, me sorprendió el detalle con el que se muestran los acontecimientos posteriores al fallecimiento de un Papa, así como los previos al Cónclave. Dicha ceremonia se explica y se muestra con gran detalle siendo de gran interés.
Resaltar el reparto es innecesario, pues solo puede ser descrito como sobresaliente. Añadido a esto, la película narra una historia fascinante, sobre como la religión debe de enfrentarse a la necesidad de predicar con el ejemplo, aunque la conclusión parece más bien utópica. Aunque parece regalarnos dicho final utópico, la película no muestra los eventos posteriores al “sacrificio eclesiástico”, algo que hubiera sido fascinante.
A pesar de esto, la trama fue verdaderamente avanzada a su tiempo, con un mensaje bastante crítico hacia la riqueza de la iglesia, mientras existe gente con hambre, haciendo referencia a Pedro como pescador de hombres, siendo sus sandalias simbolismo de la responsabilidad de un Papa de sacrificarlo todo por ese propósito. Termino señalando que no es necesario estar de acuerdo con esto para disfrutar de esta magistral obra maestra, que no obtuvo su merecido reconocimiento.
 
HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Kiril Pavlovich Lakota es el Arzobispo de Leópolis, enviado a un Campo de Trabajos Formados de Siberia, donde ha pasado los últimos veinte años. Allí ha sufrido innumerables torturas, pero a pesar de esto no ha dejado de predicar la palabra de Dios. Sin embargo, se le convoca a una reunión con el Presidente de la Unión Soviética, y su carcelero veinte años atrás, Piotr Ilyich Kamenev.
Piotr le explica que se ha llegado a un acuerdo con el Vaticano para su liberación, y que el propio Kiril deberá aceptar. Los motivos se esconden detrás de una inminente crisis internacional. Las pésimas cosechas en China han desatado una fuerte hambruna, por lo que el líder de ese país ha movilizado sus tropas a la frontera con la Unión Soviética, y se prepara para invadir otros países vecinos. Esto ha provocado un embargo de Estados Unidos hacia China asegurando que el hambre empeore en ese país, y desatando el riesgo de una guerra nuclear. La idea es que Kiril sirva como asesor para el Vaticano, e intermediador con la Unión Soviética. El Padre David Telemond ha acudido a recogerle, con un pasaporte del Vaticano que le concede inmunidad diplomática. Como condiciones, el Vaticano se limitará a publicar el hecho de su liberación; y que el Arzobispo no hará declaraciones públicas sobre las condiciones de vida en la Unión Soviética.
En Roma, el Cardenal Leone contrata al reportero George Faber para que cubra la liberación de Kiril Lakota, siempre que intente indagar más de lo que le permita el Vaticano.
George Faber está casado con la Doctora Ruth Faber, pero su matrimonio está sometido a una gran crisis, pues George la está engañando con una joven llamada Chiara. Durante su viaje al Vaticano, Kiril conversa con David Telemond, descubriendo que sus opiniones heterodoxas le han provocado serios problemas. Ha escrito nueve libros, pero el Vaticano se ha negado a publicarle uno solo de todos ellos. Añadido a esto, posee problemas de salud crónicos, y no se le ha dado una gran esperanza de vida. Al llegar al Vaticano, Kiril es recibido por el Papá, quien le otorga el título de Cardenal. Inicialmente, Kiril intenta apelar a su Santidad para que le otorgue una misión más simple, en relación con gente más simple. Sin embargo, ante la insistencia del Papal, Kiril se ve obligado a aceptar, convirtiéndose en Cardenal.
Kiril desarrolla una gran amistad con el Padre Telemond, aunque le hace saber que no logra aprobar del todo su trabajo, que parece obviar aspectos importantes como el alma y la fe. A pesar de esto, ambos mantienen una sólida amistad.
Poco después, se organiza una comisión para evaluar el último libro de Telemond, y así determinar si este debe ser publicado. Por su parte, George Faber continua manteniendo su aventura con Chiara, la cual termina por ser descubierta por su esposa Ruth. Cuando el Papa pierde el conocimiento, George es convocado para cubrir la noticia. La condición del Papa es muy grave y no tarda en fallecer. Cardenales de todo el mundo comienzan a llegar al Vaticano, para la celebración del Cónclave. George Faber se encarga de trasmitir el proceso, explicando todos sus aspectos como la destrucción del Anillo Papal, su entierro en tres féretros, de fresno, plomo y pino. También explica aspectos del Cónclave, incluyendo el simbolismo de la fumata negra ante falta de consenso, y la fumata blanca como símbolo de que se ha llegado a una elección.
La comisión del Padre Telemond es interrumpida, y Kiril le solicita que se convierta en su secretario personal. El Cónclave comienza con el Cardenal Leone y el Cardenal Rinaldi como candidatos favoritos. Tras siete votaciones infructuosas, el propio Cardenal Rinaldi, impresionado por la fe, ideas y vivencias de Kiril, le proclama como candidato.
La idea es secundada por numerosos Cardenales, a pesar de que Kiril lo considera un error. De esta forma, Kiril conserva su propio nombre y acepta el cargo. Cuando el Papa Kiril I sale ante los congregados en la Plaza de San Pedro, George Faber se queda estupefacto, narrando que se ha escogido a un Papa ruso, el primero no italiano desde hacía cuatrocientos años. Telemond se queda igualmente sorprendido ante la elección, así como el Primer Ministro Kamenev en Rusia.
La noche tras su elección, el Papá Kiril se escabulle del Vaticano con la ayuda de su asistente Gelasio, para explorar Roman vestido como un simple cura. Kiril se encuentra con la Doctora Ruth Faber, a quien ayuda consiguiendo medicamentos para un paciente, que termina por morir. Ruth no tarda en percatarse de que se trata del Papa, y le pide consejo relativo a su matrimonio. Kiril le hace ver que si existió amor, solo tiene que volver a encontrarlo. Ruth logra reconciliarse con George, quien ya había decidido dejar a Chiara. La Comisión del Padre Telemond se reanuda, decidiendo no publicar su obra. La crisis con China se acentúa, con la amenaza de una guerra que puede tener consecuencias devastadoras.
Debido a esto, Kiril acepta la petición de Kamenev para actuar de intermediario entre este y el presidente chino, Peng. La reunión tiene lugar en la Unión Soviética, donde Peng expone que para evitar la inminente guerra, necesita la cooperación de occidente para acabar con la hambruna en su país. La palabra del Papa Kiril no le es suficiente, necesitando una prueba sólida de sacrificio. Kiril se compromete a esto, y regresa al Vaticano. De regreso, queda consternado ante la repentina muerte del Padre Telemond de una aneurisma cerebral, aunque consigue afianzar su amistad con el Cardenal Leone. Tras charlar con él, Kiril comunica a los Cardenales su decisión de despojar a la Iglesia de sus recursos económicos para apoyar a los hambrientos, con la esperanza de que este ejemplo inspire a occidente, y sirva de prueba de sacrificio ante Peng. Muchos Cardenales se muestran en contra y Kiril se muestra dispuesto a renunciar, pero el Cardenal Leone se niega a esto, declarando que “Kiril es Pedro”. Llegado el día de la coronación del Papa Kiril, este se quita la corona como gesto de humildad ante los fieles congregados en la Plaza de San Pedro. Kiril anuncia que entregara todas las riquezas de la Iglesia para paliar el hambre en el mundo, aunque esto signifique que la Iglesia tenga que mendigar. También anima a magnates y países del mundo a seguir este ejemplo. Kamenev y Peng observan el apasionado discurso en la televisión, y los congregados en San Pedro acogen la noticia con júbilo.
 
ESCENA
A falta de escenas en español, aquí dejo este montaje con música de Alex North.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada