- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 19 de noviembre de 2014

EL PLANETA DE LOS SIMIOS (2001)

FECHA DE ESTRENO
27 de Julio de 2001
TITULO ORIGINAL
Planet of the Apes
DIRECTOR
Tim Burton
PRODUCTORES
Richard D. Zanuck, Ralph Winter
GUION
William Broyles Jr, Lawrence Konner, Mark Rosenthal
Basado en la novela de Pierre Boulle
REPARTO
Mark Wahlberg (Leo Davidson), Tim Roth (General Thade), Helena Bonham Carter (Ari), Michael Clarke Duncan (Coronel Attar), Paul Giamatti (Limbo), Estella Warren (Daena), Cary-Hiroyuki Tagawa (General Krull), Kris Kristofferson (Karubi), David Warner (Senador Sandar), Lisa Marie (Nova), Erick Avari (Tival), Luke Eberl (Birn), Evan Parke (Gunnar), Glenn Shadiox (Senador Nado), Freda Foh Shen (Bon), Chris Ellis (Karl Vasich), Charlton Heston (Senador Zaius)
CINEMATOGRAFÍA
Philippe Rousselot
BANDA SONORA
Danny Elfman
DISTRIBUIDA POR:
20th Century Fox
DURACIÓN
119 minutos
PRECEDIDA POR:
SUCEDIDA POR:

SENADOR ZAIUS: “En un tiempo anterior a todos, nuestra especie era esclava y los humanos eran los amos.”
GENERAL THADE: “Eso es imposible.”
SENADOR ZAIUS: “Lo que tienes en las manos es la prueba de su poder, el poder de invención, su poder tecnológico. Contra eso, nuestra fuerza no sirve de nada. Eso tiene el poder de un millar de lanzas. Te lo advierto, su inteligencia va pareja a su crueldad. Ninguna criatura es tan retorcida, tan violenta. Debes encontrar a ese humano en seguida, no dejes que llegue a Calima.”
GENERAL THADE: “¿La Zona Prohibida?”
SENADOR ZAIUS: “Calima guarda el secreto de nuestros orígenes. Yo les maldigo.”
GENERAL THADE: “Te aseguro que le detendré padre.”
SENADOR ZAIUS: “Les maldigo. Mándalos a todos al infierno.”

CURIOSIDADES
La última película de la franquicia original, “La Conquista del Planeta de los Simios”, se había estrenado en el año 1973. Se pasarían por varias dificultades para poder resucitar la exitosa franquicia. En el año 1988, un gran fan de la franquicia llamado Adam Rifkin consideró que era el momento de crear una secuela, aunque no para la quinta película de la saga, sino una secuela alternativa para la primera. Deseaba mostrar como el “Planeta de los Simios” alcanzaba lo equivalente a la era del Imperio Romano. En esa historia, un descendiente del personaje de Charlton Heston, iniciaría una revuelta de los esclavos humanos contra los simios “romanos”. El proyecto se aprobó, y se consideraron a actores como Tom Cruise o Charlie Sheen para el papel protagonista. Días antes de comenzar la preproducción, se instauraron nuevos ejecutivos en Fox, que tuvieron diferencias creativas con Rifkin. Aunque este tenía la misión de reescribir el guion, abandonó el proyecto. 
El proyecto continuó abandonado hasta que Peter Jackson y Fran Walsh ofrecieron su propia idea, en la que los Simios atravesarían una era de Renacimiento. El gobierno simio intentaría localizar un nuevo hibrido medio simio, medio gorila, protegido por otros simios más liberales. La idea fue abandonada.
En el año 1993, Fox contrató a Don Murphy y James Hamsher como productores, con Sam Raimi y Oliver Stone como posibles directores. La historia se centraba en el descubrimiento de simios congelados, los cuales poseían códigos numéricos como referencias bíblicas, que señalan el final de la civilización. Stone hizo que Terry Hayes escribiera un guion titulado “El Regreso de los Simios”, en el que en un futuro cercano, una plaga estaba provocando la extinción de los seres humanos. Un genetista llamado Robinson descubría que la plaga era una bomba genética temporal procedente de la Edad de Piedra. Tras viajar al pasado, descubría que los humanos paleolíticos estaban en guerra con simios evolucionados. También descubrían que una chica llamada Aiv era el siguiente paso en la evolución, y que los simios creaban el virus para destruir a la raza humana. 
Para proteger a la raza humana de la extinción, era necesario proteger a Aiv. La Fox se sintió frustrada por el cambio de temática, terminando por despedir a Hayes.
Tras esto, se decidió contar con Chris Columbus, quien hizo que Sam Hamm escribiera el guion. En este, la historia era un homenaje a los elementos de las cinco películas originales, pero incorporando gran cantidad de material de la novela de Pierre Boulle. En la historia, un simio astronauta procedente de otro planeta se estrellaba en la bahía de Nueva York, liberando un virus que ponía en peligro a la raza humana. Dos doctores utilizaban la nave para regresar al planeta de origen del simio, con la esperanza de encontrar un antídoto. En el planeta encuentran una ciudad en la que los simios armados se dedican a la caza de seres humanos. Los villanos principales eran Lord Zaius y el Coronel Ursus. Tras encontrar el antídoto, los doctores regresaban a la Tierra, para descubrir que durante su ausencia los simios habían conquistado el planeta. La idea tampoco fue acogida por Fox. 
Tras esto, James Cameron estuvo a punto de escribir y producir otra historia, pero tras el éxito de “Titanic”, abandonó el proyecto.
Finalmente, en el año 1999, William Broyles envió una historia titulada “El Visitante”, que servía como primer episodio de “Las Crónicas de Ashlar”. El guion llamó la atención de Tim Burton, que fue contratado como director en febrero del año 2000. Burton no estaba interesado en realizar un remake o una secuela, pero sentía que podía revisitar ese mundo y volver a imaginar toda la franquicia original. Sin embargo, el guion ya revistado de Broyles requería de un presupuesto de doscientos millones de dólares. Fox exigió que dicho presupuesto fuera reducido a la mitad. Con la ayuda de Lawrence Konner y Mark Rosenthal, Broyles reescribió el guion final. Se consideraron varios finales alternativos para la película, uno de ellos mostraba a Leo llegando al Estadio Yankee, donde encontraba a los simios jugando a un partido de baseball. La producción de la película fue una experiencia de gran dificultad para Burton, debido a que Fox no cedió en que la película se estrenara en julio de 2001.
La película fue un éxito de taquilla, pero la crítica se mostró en contra. Aunque se suponía que iba a haber una segunda parte, nunca se llevó a cabo. En dicha segunda parte se iba a explicar que el viaje temporal de Ashlar a la Tierra era inverso al de la Tierra a Ashlar. En la primera película se mostraba como el primero en viajar en el tiempo era Pericles, luego Leo, y luego la estación Oberón. Sin embargo, la estación espacial era la primera en llegar a Ashlar, seguida de Leo, y finalmente de Pericles. Sin embargo, la segunda parte iba a explicar que el General Thade escapaba de su confinamiento y lograba reconstruir la cápsula original de Leo, viajando a la Tierra, pero llegando antes. De ahí que Leo se encontrara a la Tierra dominada por los Simios. Sin embargo, el proyecto se estancó, hasta que en el año 2011 se volvió a relanzar la saga con “El Origen del Planeta de los Simios”.

NOTA PERSONAL
Peliaguda película que aunque funcionó muy bien, no contó con el respaldo de la crítica. A mí no me pareció una mala película, aunque evidentemente siempre he notado ciertos fallos que podrían haber sido evitados. La considero la segunda película de toda la saga que menos me ha gustado. Es evidente que veintiocho años después del estreno de la anterior película de la franquicia, lo más evidente eran unos excelentes efectos especiales. Los simios estaban muy logrados, con expresiones faciales verdaderamente sobresalientes. La ambientación del Planeta de Ashlar también me pareció excepcional. Pero sobre todo, me encantó el análisis que la película ofrecía sobre los viajes temporales, y la forma en que los mismos funcionaban.
Sin embargo, hay varios aspectos que fallaron y que me parecieron muy por debajo del nivel que una película de Tim Burton debía mostrar. Mark Wahlberg me pareció muy plano a la hora de interpretar al personaje protagonista. También me pareció ridícula su insistencia de no mostrar su torso, algo que Charlton Heston había hecho en la película original, para distanciarse de su carrera como modelo de ropa interior. 
Lo que mostró es que no debía haber abandonado dicha carrera por la de actor. Algunos diálogos y escenas de la película intentaban añadir un toque de humor que no funcionaba con la película. El personaje del General Thane era bastante intenso, pero casi diría que demasiado. Me hubiera gustado ver una combinación de inteligencia maquiavélica con su demencia, pero era un villano excesivo. Nada que ver con el Doctor Zaius de la película original, que aunque adamante en su mentalidad, no rechazaba ciertos intentos de razonamiento. Había un aspecto filosófico, del que el General Thane carecía. Por eso no me gustan los personajes excesivamente buenos o malos, me gusta ver combinaciones interesantes. Lo mismo alego acerca de los personajes humanos, que parecen muebles que no aportan nada en toda la trama.
Aunque para mi es evidente que Tim Burton no se lució al máximo de su capacidad, admito que partía de un clásico del cine difícil de imitar. 
A pesar de esto, logré disfrutar mucho de la acción de la película, la cual no dudé en ir a ver al cine. Considerando que nací el año en que se había estrenado la anterior, fue la primera película de la franquicia que pude disfrutar en la gran pantalla.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el año 2029, el Capitán Leo Davidson trabaja en la estación espacial Oberón de las Fuerzas Aéreas. Leo trabaja con primate que están siendo entrenados para realizar misiones espaciales; y su favorito es un chimpancé llamado Pericles. Cuando una letal tormenta electromagnética se acerca a Oberón, se utiliza una pequeña capsula sonda pilotada por Pericles para analizar la amenaza. La cápsula de Pericles desaparece en la tormenta. En contra de las órdenes de sus superiores, Leo pilota una segunda cápsula para acudir en busca de Pericles. Al entrar en la tormenta, Leo pierde el contacto con Oberón y se estrella en un planeta llamado Ashlar en el año 5021. Allí, Leo es capturado junto, a otros humanos que viven como salvajes, por simios dotados de la capacidad del habla. 
El planeta está dominado por los simios, que tratan a los humanos como esclavos.
Los prisioneros son llevados a la ciudad de los simios, donde Leo observa como una chimpancé llamada Ari protesta por el maltrato al que son sometidos los humanos. Los prisioneros son llevados ante Limbo, un orangután dedicado a la trata de esclavos. Ari decide comprar a Leo y a una mujer llamada Daena para que trabajen como sirvientes en la casa de su padre, el Senador Sandar. Esa misma noche, Sandar recibe invitados para cenar, entre los que se encuentran el sádico General Thade y el Coronel Attar. Thade se siente atraído hacia Ari, pero enfurecido por el rechazo de la joven. Tras la cena, Leo y Daena logran escapar con la familia de esta y la ayuda de Ari, y su ayudante y protector Krull. Este último había sido tutor de Attar, pero había caído en desgracia debido a las manipulaciones del General Thade. Mientras tanto, Thade ha descubierto la existencia de la cápsula de Leo hundida en un lago. 
Al regresar a la ciudad se entera de la fuga, pero es convocado al lecho de muerte de su padre, quien le explica que tiempo atrás los humanos dominaban el planeta gracias a su tecnología, hasta que el simio llamado Semos se rebeló contra ellos. Antes de morir, le recuerda el peligro de que los humanos vuelvan a hacerse con el poder.
Leo llega a los restos de su cápsula y se hace con una pistola, que usa para amedrentar a Limbo, quien les ha seguido. Krull destruye el arma al considerarla una amenaza para todos, aunque permite que Limbo se una al grupo como prisionero. Perseguidos por Thade, el grupo logra escapar de su ejército de simios al atravesar un lago en dirección a la Zona Prohibida, conocida como Calima o Templo de Semos. Es en ese lugar donde se inició el dominio de los Simios. Calima resulta ser los restos de la estación espacial Oberón, que se estrelló en el planeta hace miles de años. Leo deduce que al entrar en la tormenta en último lugar, la estación llegó antes, y al ser el segundo en entrar, apareció más tarde. Solo queda por saber el destino que sufrió Pericles. Al activar el diario de abordo, Leo descubre que inicialmente la tripulación y los simios vivían en paz. 
Sin embargo, los simios evolucionaron y liderados por Semus se rebelaron contra los humanos, acabando con la vida de toda la tripulación. Los humanos y simios del planeta son descendientes de la tripulación de Oberón.
Ari fracasa en su intento de razonar con Thade, quien la marca como esclava y devuelve junto a los humanos. Varias tribus de humanos se unen bajo el liderazgo de Leo para revelarse contra los simios. El ejército de Thade llega a las ruinas, donde Leo activa la poca energía que queda para acabar con parte del ejército. Durante la batalla, Attar acaba con la vida de Krull. Cuando Thade está a punto de matar a Leo, la cápsula de Pericles aterriza, y todos le consideran el propio Semus, que ha regresado cumpliendo una antigua profecía. Esto confirma la teoría de Leo, los primeros en entrar en la tormenta, llegaron más adelante en el tiempo, de forma inversa. Los simios se arrodillan ante Pericles, excepto Thade quien ya se ha vuelto completamente loco. Pericles entra en Oberón, seguido por Leo y Thade. 
El simio ataca a Leo y hiere a Pericles cuando el chimpancé intenta ayudar a su amigo. Leo se ha hecho con una pistola de la cápsula de Pericles, pero Thade le desarma y salta para hacerse con el arma. Sin embargo, Leo atrapa al demente general en una cámara de cristales blindados, donde Thade dispara sin conseguir nada. Leo le explica a Attar el verdadero origen de los simios, y este decide cooperar para que ambas especies vivan en paz.
Leo parte en la cápsula de Pericles, quien se queda en el planeta. La cápsula llega al pasado de la Tierra, estrellándose en frente de la Estatua en Memoria de Lincoln, en Washington DC. Sin embargo, el monumento es ahora una estatua en honor al General Thade quien aparentemente ha llegado más atrás en el tiempo, ayudando a que los simios evolucionen y conquisten la Tierra. Leo es rodeado por multitud de oficiales de policía, todos simios.

ESCENA
Sin duda, la película ofreció un final impactante, aunque no tanto como el de la película original, que inicialmente dejó a muchos muy confundidos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada