- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 5 de noviembre de 2014

OLIVER Y SU PANDILLA

FECHA DE ESTRENO
18 de Noviembre de 1988
TITULO ORIGINAL
Oliver & Company
DIRECTOR
George Scribner
PRODUCTOR
Kathleen Gavin
GUION
Jim Cox, Tim Disney, James Mangold
Basado en la novela “Oliver Twist” de Charles Dickens
REPARTO (VOCES)
Joey Lawrence (Oliver), Billy Joel (Dodger), Cheech Marin (Ignacio Alonso Federico de Tito), Richard Mulligan (Einstein), Roscoe Lee Browne (Francis), Sheryl Lee Ralph (Rita), Dom DeLuise (Fagin), Taurean Blacque (Roscoe), Carl Weintraub (DeSoto), Robert Loggia (Sykes), Natalie Gregory (Jenny Foxworth), William Glover (Winston), Bette Midler (Georgette), Frank Welker (Louie)
CINEMATOGRAFÍA
Inaplicable
BANDA SONORA
Jonathan Alfred Clawson Redford
DISTRIBUIDA POR:
Buena Vista Pictures
DURACIÓN
73 minutos
CLASICO ANTERIOR:
CLASICO SIGUIENTE:

GEORGETTE: “¿Quién eres? ¿Qué quieres? ¡Winston!”
DODGER: “No, no, espera, no te asustes.”
GEORGETTE: “¡No! No te me acerques. Sabía que esto sucedería.”
DODGER: “Estás equivocada. No es a ti a quien quiero.”
GEORGETTE: “¿A no? ¡¿No?! ¿Y por qué no? ¿Acaso no soy un buen partido para ti manchitas? Apuesto a que no sabes quién soy yo. He ganado cincuenta y seis listones azules, catorce trofeos regionales. ¡He sido campeona nacional seis veces!”
DODGER: “Estamos muy impresionados.”

JENNY FOXWORTH: “¿Qué clase de persona es la que se roba a un gatito?”
FAGIN: “Pues yo… digo, tal vez era alguien que estaba entre la espada y la pared, con la soga al cuello. Ha de ser un hombre pobre y desesperado.”
JENNY FOXWORTH: “Aun así. Estoy asustada. No sé qué hacer. No sé qué hacer.”
FAGIN: “Tampoco yo.”

CURIOSIDADES
Se trata del vigésimo séptimo clásico animado de Disney, basado en la novela clásica de Charles Dickens, “Oliver Twist”, publicada en 1838. La novela ha sido adaptada en muchas ocasiones para el cine.
Tras el estreno de “Taron y el Caldero Mágico” en el año 1985, y su fracaso de taquilla, Michael Eisner y Jeffrey Katzenberg invitaron a varios animadores para ofrecieran ideas para futuras películas animadas. Ron Clements y John Musker sugirieron adaptar “La Sirenita” e incluso “La Isla del Tesoro” trasladando la acción al espacio. Sin embargo, Pete Young fue quien tuvo la idea de adaptar “Oliver Twist” utilizando perros para sus personajes. Katzenberg siempre había deseado producir una adaptación de acción real del musical “Oliver” para Paramount. Debido a esto, decidió aprobar dicha idea. Originalmente, el título para la producción fue “Oliver y Dodger”. Sin que nadie lo supiera esta sería la última película antes del denominado “Renacimiento de Disney”. 
El círculo central original de animadores de Disney, conocido como “Los Nueve Ancianos”, se había jubilado a principios de la década de 1980. Esto significó la entrada de una nueva generación que incluyó a Glen Keane, Ruben Aquino, Mike Gabriel, Hendel Butoy, y Mark Henn. Estos se encargaron la supervisión de “Oliver y su Pandilla”. Durante un tiempo, se consideró que la película sirviera de continuación a “Los Rescatadores”, mostrando a Penny viviendo en Nueva York junto a Georgette y sus padres adoptivos. Esta idea terminó por ser descartada ya que se sintió que la historia no resultaría convincente.
Esta fue la primera película animada de Disney en hacer gran uso de la animación generada por ordenador. Los dos clásicos anteriores, “Taron y el Caldero Mágico” y “Basil, el Ratón Superdetective”, solo la utilizaron en determinadas secuencias. Estos efectos fueron usados para crear los rascacielos, los coches, los trenes, la scooter de Fagin y toda la escena de persecución en el metro. 
También fue la primera película de Disney para la cual se creó un departamento para la animación generada por ordenador. Los productores también decidieron que la película fuera una prueba  antes de que la compañía regresara a su formato clásico de películas animadas musicales. De hecho, “Oliver y su Pandilla” fue la primera película animada musical desde el vigésimo cuarto clásico, “Todd y Toby”. Durante la década posterior, a partir de “La Sirenita”, todas las películas animadas de Disney fueron musicales con la excepción de “Los Rescatadores en Cangurolandia”.
La película fue una de las primeras animadas de Disney que introdujeron nuevos efectos sonoros para ser utilizados regularmente, y que reemplazarían muchos de los sonidos de los clásicos originales. Sin embargo, “La Sirenita” haría uso de más efectos sonoros novedosos. Sin embargo, había una excepción. “Taron y el Caldero Mágico” ya había hecho uso de algunos efectos sonoros novedosos, descartados para el clásico posterior “Basil, el Ratón Superdetective”. 
“Oliver y su Pandilla” también fue la primera película animada de Disney en utilizar productos anunciados en el mundo real. Algunos de estos productos fueron Coca-Cola, el periódico “USA Today”, y Sony entre muchos ejemplos. Se tomó esta decisión para dotar a la película de realismo, ya que la ciudad de Nueva York no parecería real sin mostrar estos productos habituales. Algunos animales de clásicos anteriores tuvieron apariciones esporádicas en la película. Un ejemplo eran algunos perros secundarios de “La Dama y el Vagabundo”, o Pongo de “101 Dálmatas”. El personaje de Anita Radcliff, de esta última película, también aparecía brevemente.
Inicialmente, Richard Rich iba a codirigir la película. Ya lo había hecho en los clásicos “Todd y Toby” y “Taron y el Caldero Mágico”. Sin embargo, su actitud hostil hacia el presidente de animación de Disney, Peter Schneider, provocó que fuera despedido en 1986. La película fue un éxito de taquilla, pero fue un fracaso por parte de la crítica. Se la consideró una película floja al ser comparada con clásicos anteriores, y con una animación que no estaba a la altura de sus predecesoras.

NOTA PERSONAL
Debo comenzar reconociendo que la película es uno de los clásicos que menos me han gustado en la historia animada de Disney. Esta critica la realizo al considerar que partía de un clásico de la literatura con grandes posibilidades. Esto no quiere decir que no haya aspectos positivos y divertidos de este clásico, pero en términos generales la historia me pareció floja y dotada de una animación muy por debajo de lo esperado. La verdad es que la película me había pasado desapercibida durante muchos años, y la me enteré de su existencia cuando ya era estudiante universitario, al alquilarla en video (Ya había visto “El Rey León” en el cine). Otro aspecto que siempre recordaré, es que pasé por una grave enfermedad cuando la vi. Quizás por este motivo, este sea el clásico de Disney que siempre me cuesta más volver a ver.
Pero como me considero fan incondicional de Disney, prefiero concentrarme en los aspectos positivos. Empezaré con Sykes, quien siempre me ha parecido un villano bastante memorable. 
Era la primera vez que Disney mostraba a un hombre corrupto que bien podía representar a cualquier hombre de esas cualidades en la sociedad moderna. Tanto su muerte como la de sus perros me parecieron escenas bastante crudas, para lo que era una película bastante infantil. En lo relativo a escenas de humor, esta es otra de esas ocasiones en las que destacan más los personajes secundarios. En general me desternillaba con Tito y con la diva Georgette, genialmente doblada en su versión original por Bette Midler. Francis, con sus dotes “artísticas”, también protagoniza alguna escena francamente divertida.
Terminaré alabando el final, que se desmarcó de forma positiva del estilo de Disney. Debo reconocer que pensaba que íbamos a ver como la niña rica adoptaba a todos los perros amigos de Oliver. Sin embargo, podemos ver como los perros continúan su vida anterior en compañía de Fagin. Este fue el último clásico de Disney antes de que la compañía resurgiera de una época de calidad cuestionable.
El siguiente clásico sería “La Sirenita”, que supondría el comienzo de una nueva edad de oro en la historia de animación de la compañía.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
La historia se desarrolla en la Ciudad de Nueva York en la década de 1980. Oliver es una cría de gato, que se ha quedado huérfano. Oliver es colocado en una caja junto a otros gatos para ser vendidos en la calle, sin embargo todos los gatos son vendidos excepto Oliver, que acaba siendo abandonado en las calles. Tras una noche tormentosa, Oliver amanece descubriendo a un hombre vendiendo salchichas. Sin embargo, el hombre echa a Oliver negándose a darle comida. Oliver se encuentra con un perro callejero llamado Dodger, quien le engaña para que le ayude a robar unas salchichas del vendedor. Aunque ambos tienen éxito, Dodger se niega a compartir su botín y abandona a Oliver. Sin embargo, Oliver decide seguir a Dodge hasta una barcaza abandonada donde reside con otros perros. 
De esta forma, Oliver conoce al rebelde Chihuahua Tito, al poco inteligente Gran Danés Einstein, la inteligente Saluki Rita, y el actor Bulldog Francis.
Oliver es aceptado por el grupo de perros, quienes tienen un dueño llamado Fagin. Los perros se dedican a robar para Fagin, que a pesar de ser un carterista, no es más que un hombre pobre y cariñoso llevado a la desesperación. De hecho, Fagin recibe a Oliver con mucho cariño, y el gato observa que el cariño del hombre hacia los perros es reciproco. La bienvenida es interrumpida por dos doberman llamados Roscoe y DeSoto. Estos perros pertenecen a Sykes, un despiadado agente de los astilleros y prestamista. Fagin le debe una gran cantidad de dinero, y Sykes le da un ultimátum. Durante la conversación, los doberman atacan a Oliver quien es protegido por sus nuevos amigos. Oliver le da un zarpazo a uno de los doberman, despertando el odio de los perros. Sin embargo, una vez dado su ultimátum, Sykes se marcha llamando a los perros para que le acompañen. Fagin entra en la barcaza deprimido, pero los perros intentan animarle. 
Debido a esto, Fagin les lee un cuento y todos se duermen, Oliver acompañando a Dodger.
A la mañana siguiente, Fagin lleva a sus perros y a Oliver a la ciudad para que intenten robar algo de dinero que le saque del apuro. El grupo observa la llegada de una limusina, donde el mayordomo Winston lleva a una niña llamada Jenny Foxworth. Jenny está triste porque sus padres, que viajan mucho debido a sus negocios, no podrán estar en casa el día de su cumpleaños. Francis usa sus dotes artísticas para hacer creer a Winston que le ha atropellado. Mientras tanto, Tito y Oliver entran en la limusina con la intención de sabotearla, pero Tito recibe una descarga eléctrica al cortar unos cables, cuando Oliver arranca el coche accidentalmente. Tito sale expulsado fuera del coche, donde Oliver se queda solo. Winston vuelve a volante y parte con el gato, que es acogido cariñosamente por Jenny. Al llegar a su mansión, Jenny habla por teléfono con sus padres, quienes le permiten que se quede con Oliver. Sin embargo, Georgette, la malcriada perra caniche de la familia, se siente indignada ante la presencia del gato en la mansión.
Mientras tanto, Dodger y el resto de los perros planean rescatar a Oliver. Mientras Francis vuelve a distraer a Winston, los perros se introducen en la Mansión, donde conocen a Georgette. Esta decide ayudarles para librarse de Oliver, y los perros lo llevan de regreso a la barcaza. Allí, Oliver les explica que le estaban tratando muy bien, y que desea regresar con su nueva amiga Jenny. Dodger se siente ofendido al considera que Oliver ya nos le cree dignos de su compañía. Oliver está a punto de marcharse, pero Fagin llega y observa su reluciente collar, con la dirección donde ha estado residiendo. Desesperado, Fagin decide pedir un rescate por Oliver para poder pagar su deuda con Sykes. Jenny llega a casa del colegio y descubre la nota, decidiendo intentar recuperar a Oliver con sus escasos ahorros. Por su parte, Fagin le comunica su plan a Sykes, quien declara que por fin ha diseñado un plan de altas miras.
Esa misma noche, Jenny, en compañía de Georgette, acude al muelle donde se encuentra con Fagin. Este se preocupa al ver que la propietaria del gato es una niña que solo ha traído su hucha.
Sintiéndose mal por lo sucedido, Fagin decide devolverle a Oliver. Sin embargo, Sykes ha estado observando lo ocurrido, y secuestra a Jenny, a quien se lleva en su limusina. Tiene la intención de pedir un rescate por la joven, por lo que considera pagada la deuda de Fagin. Dodger reúne a todos los perros, incluida Georgette, y a Oliver para rescatar a Jenny. Durante la misión, Tito se siente atraído hacia Georgette, quien también parece apreciarle. EL grupo consigue rescatar a la niña, pero son acorralados por Sykes y sus doberman. Fagin les rescata recogiéndoles con su scooter, aunque Sykes les persigue en su limusina.
La persecución continúa  por los túneles del metro. Jenny cae sobre el capote del coche de Sykes, y Oliver salta sobre él para ayudarla mordiendo la mano del prestamista, quien le arroja a la parte de atrás. Allí, es atacado por Roscoe y DeSoto, pero Dodger acude a ayudarle. Durante la lucha, tanto Roscoe y DeSoto terminan por caer del coche sobre el tercer rail del metro, muriendo electrocutados.
Tito asume el control del scooter, mientras Fagin rescata a Jenny. Todos juntos en el scooter logran salir del rail justo cuando un tren se aproxima a ellos de frente. El tren arrasa el coche de Sykes, quien perece en la explosión. Dodger y Oliver saltan del coche a tiempo reuniéndose con Jenny y el resto de la pandilla.
Al día siguiente, todos celebran el cumpleaños en la mansión de Jenny, quien recibe una llamada de sus padres anunciando que llegaran al día siguiente. Oliver decide quedarse con Jenny, mientras Tito decide escapar de Georgette cuando amenaza con darle un baño. Fagin y todos sus perros regresan a casa libres de problemas, aunque Oliver promete que se mantendrá en contacto.

ESCENA
Sin duda mi escena favorita es la de Georgette cantando la canción “La Perfección Soy Yo”. Siempre me hace reír. 

1 comentario:

  1. La primera vez que supe que existia este clásico fue en un tomo de comics de historias de Mickey,Donald, el tío Gilito etc venía anunciada en una página que estaba a la venta la banda sonora de la película pero no fue hasta que salió en VHS cuando me la regalaron y pude ver de que iba la película ni siquiera supe que era una adaptación de Oliver Twist hasta que aparecieron los títulos de crédito al final de la película.
    Es otro clásico olvidado como Tod y Toby o Taron el caldero mágico a mi si me gustó la película lo que más me gusta es el personaje de Georgette y el número musical la perfección soy yo que aunque me gustan todas las canciones de la película la que canta Georgette es la que más me gusta además el chiste con los pajaritos enamorados a su alrededor como si se tratara de una princesa Disney muy bueno.
    En cuanto a los cameos la bella durmiente también sale de lejos en chiquitito en realidad no lo sabía me enteré por un video en YouTube y efectivamente se ve que es ella con el movimiento que hace cuando va paseando por el bosque solo que aquí es en la ciudad. Después de este clásico vendría uno de mis clásicos favoritos y el único clásico que he visto 2 veces en el cine la sirenita.

    ResponderEliminar