- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 2 de enero de 2013

CLUEDO, EL JUEGO DE LA SOSPECHA

FECHA DE ESTRENO
13 de Diciembre de 1985
TITULO ORIGINAL
Clue
DIRECTOR
Jonathan Lynn
PRODUCTOR
Debra Hill
GUION
Jonathan Lynn, John Landis
Basado en el juego de Anthony E Pratt
REPARTO
Tim Curry (Wadsworth), Eileen Brennan (Señora Faisán), Madeline Kahn (Señora Blanca), Christopher Lloyd (Profesor Pomelo), Michael McKean (Señor Verde), Martin Mull (Coronel Mostaza), Lesley Ann Warren (Señorita Escarlata), Colleen Camp (Yvette), Lee Ving (Señor Caballero), Bill Henderson (Policía), Jane Wiedlin (Chica del telegrama musical), Jeffrey Kramer (Motorista), Kellye Nakahara (Cocinera), Howard Hesseman (Evangelista)
CINEMATOGRAFÍA
Victor J. Kemper
BANDA SONORA
John Morris
DISTRIBUIDA POR:
Paramount Pictures
DURACIÓN
94 minutos
 
PROFESOR POMELO: “Un momento. Si uno de nosotros es el asesino, y nos dividimos en parejas, él que vaya con el asesino puede ser asesinado.”
CORONEL MOSTAZA: “Y habríamos descubierto quien es el asesino.”
SEÑORA FAISAN: “Pero él que fuera con él de pareja estaría muerto.”
CORONEL MOSTAZA: “En la guerra, señora mía, las bajas son inevitables. Los huevos se rompen para hacer la tortilla. Cualquier cocinera lo sabe.”
SEÑORA FAISAN: “Pues ya ve como ha acabado la cocinera.”
 
CURIOSIDADES
La película está basada en el popular juego de mesa del mismo nombre, creado en 1949. La idea de realizar esta película procedió del éxito de “Un Cadáver a los Postres” (1976), cuyo estilo era muy similar, mostrando a detectives famosos, en una comedia, intentando resolver un asesinato. Eileen Brennan, que interpreta a la Señora Faisán en “Cluedo”, también participó en “Un Cadáver a los Postres” interpretando al personaje de Tess Skeffinton.
Para mantener el espíritu del juego de mesa al estrenar la película en el cine, esta fue distribuida en distintos cines, cada uno de ellos recibiendo uno de tres finales posibles. A la hora de sacar la película en alquiler, dichos tres finales se incluyeron uno detrás del otro.
“Cluedo” fue la primera adaptación del juego del mismo nombre, ahora propiedad de la compañía Hasbro, aunque en aquel entonces pertenecía a la compañía Waddingtons, quienes le habían otorgado la licencia a Parker Brothers en los Estados Unidos. Más adelante, Hasbro compró tanto Waddingtons como Parker Brothers. Esto se antedataba a diecinueve años del trato de Paramount para distribuir series de televisión y películas basadas en propiedades de Hasbro. Universal Studios ha anunciado la intención de realizar un remake de la película para ser estrenado en 2013. Si esto se llevara a cabo o no, es algo que queda por ver. La película fue rodada en los estudios de Paramount Pictures en Hollywood.
El diseño del decorado fue realizado por Les Gobruegge, Gene Nollmanwas y William B Majorand, con la decoración a manos Thomas L Roysden. Para decorar la mansión, se utilizaron muebles verdaderos del siglo XVIII y el siglo XIX, alquilados de coleccionistas privados, incluyendo el estado de Theodore Roosevelt. Una vez la película fue completada, el decorado fue comprado por los productores de la telenovela “Dinastía”, quienes lo utilizaron como el hotel ficticio, “El Carlton”.
Todas las escenas fueron rodadas en el estudio, con la excepción de las realizadas en la sala de baile, y los exteriores de la mansión, que fueron rodados en una mansión localizada en South Pasadena, California. Las tomas de los exteriores de la mansión fueron incrementadas con pinturas mate realizadas por el artista Syd Dutton, y los consejos de Albert Whitlock. Dicho lugar acabó destruido durante un incendio el 5 de octubre de 2005.
Originalmente, se contrató a la actriz Carrie Fisher para interpretar al personaje la Señorita Escarlata, pero esta abandonó el proyecto al verse forzada a comenzar su tratamiento por alcoholismo y drogadicción.
Inicialmente se rodó un cuarto final, pero el director Lynn decidió eliminarlo al considerar que no era bueno. En dicho final, Wadsworth admitía haber matado al Señor Caballero, así como al resto de las víctimas. Tras esto, revela al resto de los invitados que les ha envenenado para que no existan testigos de sus crímenes, y así habrá cometido el crimen perfecto.
Wadsworth procede a correr a través de la mansión para desmantelar los teléfonos y cerrar las puertas, cuando el detective que se hacía pasar por evangelista regresa, seguido por la policía que logra desarmar a Wadsworth. Este procede a repetir la confesión que había proporcionado a los invitados, representando cada escena por sí mismo. Cuando llegaba a la parte en la que había recibido a Coronel Mostaza en la puerta, la atravesaba cerrándola, dejando a los invitados atrapados dentro.
Estos junto a la policía escapaban a través de una ventana, mientras Wadsworth intentaba escapar en un coche de policía, para encontrar que un Doberman comenzaba a gruñir desde el asiento de atrás.
La película fue un fracaso comercial. Con un presupuesto de quince millones de dólares, solo fue capaz de recaudar poco más de catorce millones y medio. La crítica también se mostró dividida, pero con el tiempo el film se ha hecho con un gran número de seguidores, que la han calificado como película de culto.
 
NOTA PERSONAL
La verdad es que siendo chaval era un gran fan del juego de mesa en el que está basada la película. Recuerdo como pasaba las tardes de los domingos jugando al “Cluedo” con mis amigos. La película no la vi en el cine, sino que la alquile en video. Siendo adolescente me hizo mucha gracia, mucha de la cual reconozco ahora no me encaja, por lo que la tengo entre mis comedias predilectas.
A pesar de esto, debo señalar que no está, ni mucho menos, a la altura de “Un Cadáver a los Postres”, la cual es simplemente formidable.
A pesar de esto, siempre he considerado que los actores logran defender el guion de manera loable, y existen determinadas situaciones que son simplemente desternillantes. Siempre me ha encantado el personaje de la Señora Blanca, genialmente interpretado por Madeline Kahn. Tim Curry también realiza un gran trabajo, sobre todo al final explicando los asesinatos mientras recreaba los eventos de toda la velada a la que habían sido sometidos los personajes.
También me pareció genial la escena en la que los invitados utilizan a los cadáveres para fingir estar celebrando una orgia, cuando recibían la inesperada visita de un agente de policía. Sobre todo recuerdo lo hilarante de la pasividad que los personajes iban adquiriendo ante la aparición de cada vez más cadáveres a lo largo de la película.
Y es que considero que tiene que ser difícil adaptar un juego de mesa a la gran pantalla, sobre todo cuando este se trata de todo un clásico.
Lo curioso es que los seudónimos utilizados en la película no coincidían con los dos del juego, por lo menos el que yo tenía traducido al español.
En definitiva, y aunque considero que la idea no fue explotada al máximo de sus posibilidades, me parece una comedia efectiva, que todavía a día de hoy me hace pasar un buen rato.
 
HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el año 1954, seis extraños son invitados a cenar en una mansión aislada en Nueva Inglaterra. Allí son recibidos por el mayordomo Wadsworth, quien les recuerda de deben responder a seudónimos para ocultar su verdadera identidad.
Los invitados son el Coronel Mostaza, la Señora Blanca, la Señora Faisán, el Señor Verde, el Profesor Pomelo y la Señorita Escarlata. Durante la cena aparece un séptimo invitado, el Señor Caballero. Después de la cena, Wadsworth revela la verdadera naturaleza de la reunión. Todos los invitados son víctimas de chantaje, para que sus secretos se mantengan ocultos.
El Profesor Pomelo es un psiquiatra que perdió su licencia tras mantener una aventura con una de sus pacientes. Ahora trabaja para la Organización Mundial de la Salud. La Señora Faisán es la esposa de un senador, que aceptó sobornos para conseguir votos para su marido. La Señora Blanca es una presunta “viuda negra”, que decidió evitar un escándalo tras la misteriosa muerte de su marido, un físico nuclear. Anteriormente había estado casada con un ilusionista, que también desapareció en misteriosas circunstancias. La Señorita Escarlata era la dueña de un prostíbulo ilegal en Washington DC. El Coronel Mostaza es inicialmente considerado víctima de fotos escandalosas, pero más adelante se revela que ganaba dinero vendiendo componentes de radio robados en el mercado negro. Ahora trabaja en el Pentágono. El Señor Verde es homosexual, viéndose forzado a ocultarlo, pues le costaría su trabajo en el Departamento de Estado.
Finalmente, Wadsworth revela el secreto del Señor Caballero. Él es la persona que les ha estado chantajeando. Wadsworth es el responsable de la reunión, con la intención de que los chantajeados se unan para denunciarlos a la policía. Wadsworth revela que había sido el empleado del Señor Caballero, y que su chantaje había resultado en el suicidio de su esposa.
El Señor Caballero recuerda a los invitados que puede revelar sus secretos en prisión, y les ofrece una solución alternativa. Les entrega diferentes objetos que pueden ser usados como armas mortales, para que maten a Wadsworth, destruyan la evidencia, y sus secretos sigan a salvo. Escapar no es una opción, pues las puertas están cerradas, hay barrotes en las ventanas, y perros peligrosos patrullan por el perímetro de la mansión. El Señor Caballero apaga la luz del cuarto en el que todos se encuentran, creando un caos momentáneo. Al encender la luz, el Señor Caballero aparece muerto en misteriosas circunstancias.
Todos los invitados niegan haber cometido el asesinato, lo que resulta verdad cuando descubren que el Señor Caballero había fingido su muerte, y aparece muerto de verdad por el candelabro.
La cocinera también ha sido asesinada con la daga. Durante el resto de la velada, tres personas que visitan la casa aparecen asesinadas. El primero es un motorista que ha sufrido una avería, y que es asesinado con la llave inglesa, el segundo un policía preguntando por el dueño del vehículo del primero, es asesinado con una tubería, la tercera una joven que llega a transmitir un telegrama musical, es asesinada con el revólver. La doncella Yvette también resulta asesinada con la soga.
Wadsworth llega a la conclusión de que sabe quién es el asesino, y realiza una reconstrucción frenética de todos los eventos de la velada, con los invitados siguiéndole de un lado a otro. Wadsworth señala que las víctimas eran cómplices del Señor Caballero en sus chantajes.
Cada uno tenía una conexión con uno de los invitados, lo que había ayudado a que el Señor Caballero descubriera sus secretos. En este punto, la película se divide en tres posibles finales, los dos primeros posibles finales, y el tercero revelado como el definitivo.
En el primer final, la Señorita Escarlata es revelada como la asesina. Yvette había trabajado para ella en su prostíbulo. La Señorita Escarlata había utilizado a Yvette para que asesinara al Señor Caballero y la cocinera, y después Yvette había sido asesinada por la propia Señorita Escarlata, quien también había asesinado a los tres visitantes para mantener su secreto a salvo. De esta forma la Señorita Escarlata planeaba seguir chantajeando al resto de los invitados. La Señorita Escarlata revela que tiene el revólver, la prueba de que es la asesina. Apuntando a los invitados, la Señorita Escarlata descubre a manos de Wadsworth que no quedan balas en el revólver, pero esta revela que todavía queda una. En ese momento, miembros del FBI irrumpen en la mansión, y Wadsworth revela ser uno de sus agentes en cubierto. La Señorita Escarlata es arrestada. En el segundo final se revela que la asesina ha sido la Señora Faisán. Esta ha asesinado a todas las víctimas, y demuestra tener el revólver en su poder.
Sin embargo, Wadsworth revela ser un agente del FBI, enviado por la organización para espiar las actividades de la Señora Faisán, siendo esta sospechosa de haber aceptado sobornos por parte de poderes extranjeros. Cuando la Señora Faisán abandona la mansión, es rápidamente capturada por la policía.
El último final se revela como el definitivo. El Profesor Pomelo asesinó al Señor Caballero; la Señora Faisán asesinó a la cocinera, quien había proporcionado sus secretos al Señor Caballero; el Coronel Mostaza había asesinado al motorista, quien había sido su chofer durante la guerra; la Señora Blanca había asesinado a Yvette, quien había tenido una aventura con su marido, al que también admite haber matado.
La Señorita Escarlata había asesinado al policía, a quien pagaba sobornos para mantener su prostíbulo en funcionamiento. Finalmente, Wadsworth revela haber asesinado a la chica del telegrama musical.
Wadsworth revela ser el verdadero Señor Caballero, y que a quien había matado el Profesor Pomelo era su mayordomo. Su plan desde el principio, era atraer a las otras víctimas, sus cómplices en los chantajes, para que estos fueran asesinados por los invitados. De esta forma podía continuar sus chantajes sobre los invitados.
En ese momento, el Señor Verde saca el revólver y dispara sobre el Señor Caballero, acabando con su vida. El Señor Verde revela ser un agente en cubierto del FBI, y la policía aparece para arrestar al resto de los invitados por sus asesinatos. También revela que su supuesta homosexualidad era parte de su tapadera, cuando el Señor Verde revela que con su trabajo terminado, se marcha a casa para dormir con su mujer.
 
ESCENA
A falta de escenas, solo he podido localizar el tráiler original de la película en español.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada