- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 11 de noviembre de 2009

MEMORIAS DE AFRICA

FECHA DE ESTRENO
18 de Diciembre de 1985
TITULO ORIGINAL
Out of Africa
DIRECTOR
Sydney Pollack
PRODUCTOR
Sydney Pollack
GUION
Kurt Luedtke
Basado en la novela de Karen Blixen
REPARTO
Meryl Streep (Karen Blixen), Robert Redford (Denys Finch Hatton), Klaus Maria Brandauer (Bror Blixen / Hans Blixen), Michael Kitchen (Berkeley Cole), Malick Bowens (Farah), Joseph Thiaka (Kamante), Stephen Kinyanjui (Kinanjui), Michael Gough (Lord Delamere), Suzanna Hamilton (Felicity), Rachel Kempson (Lady Belfield), Graham Crowden (Lord Belfield), Leslie Phillips (Sir Joseph), Shane Rimmer (Belknap), Mike Bugara (Juma), Job Seda (Kanuthia), Mohammed Umar (Ismail), Annabel Maule (Lady Byrne), Muriel Gross (Lady Delamere), Benny Young (Ministro)
CINEMATOGRAFÍA
David Watkin
BANDA SONORA
John Barry
DISTRIBUIDA POR:
Universal Pictures
DURACIÓN
160 minutos

KAREN BLIXEN: “Denys me había dado un brújula para seguir el rumbo, dijo. Pero más tarde comprendí que navegábamos con rumbos distintos, quizá el sabía, aunque yo no, que la Tierra fue creada redonda, para que no podamos ver el final del camino.”

BROR BLIXEN: “Podías haber pedido permiso.”
DENYS FINCH HATTON: “Ya lo hice, y ella me lo dio.”

KAREN BLIXEN: “Conozco una canción de África que habla de la jirafa, y de la luna nueva africana descansando sobre su lomo. De los surcos en los campos de cultivo, y de las caras sudorosas de los recolectores de café. ¿Acaso conoce África una canción que hable de mí? ¿Se agitará el aire sobre la llanura, con un color que yo he llevado, o tal vez los niños inventaran un juego en el cual figure mi nombre? ¿Formará la luna llena una sombra sobre la grava del camino, que se parezca, o tal vez me buscarán las águilas de las colinas de Ngong?”


CURIOSIDADES
La película esta basada en la novela autográfica de Isak Dinensen, pseudónimo de Karen Blixen, publicada en 1937, incluyendo otras fuentes literarias. La novela narra los eventos históricos concernientes a la ocupación de colonos en Kenia entre los años 1914, y 1931. La película se basa en seis episodios concretos de la vida de Karen Blixen introducidos en forma narrativa por la protagonista. El ritmo de la película es lento haciendo referencia a una frase de la novela: “a los nativos no les gustaba la velocidad, así como a nosotros no nos gusta el ruido”.
La película fue rodada haciendo uso de los descendientes reales de los Kikuyu nombrados en la novela, cerca de las colinas Ngong fuera de Nairobi. No se utilizó la segunda casa de Karen Blixen debido a haber sido transformada en un museo, sino la primera cercana al mencionado museo. Las leyes de Kenia prohibían el uso de fauna local en el rodaje, con lo cual los leones tuvieron que ser traídos desde California. Las escenas de Dinamarca fueron rodadas en Surrey, Inglaterra.
A pesar de hacer uso de citas directas de la novela, la película dista bastante de la misma, tomándose varias licencias. La relación de Karen y Denys es la que más libertades se toma. La película omite la ausencia de Denys de Kenia, cuando estuvo ausente debido al servicio militar en Egipto. También cambia la localización donde conoció a Karen. Esta no tuvo lugar durante la parada de su tren, sino en un club de caza. También se ignora el hecho de que Karen llegó a estar embarazada de Denys, pero perdió al niño. Inicialmente Robert Redford fue contratado con la intención de interpretar a Denys como el personaje ingles que es, y desarrolló un acento británico para la tarea. Redford comenzó a grabar escenas con dicho acento, pero el director consideró que a la audiencia le chocaría verle con dicho acento y reconsideró el convertir al personaje en americano.
Originalmente, el papel de Karen le fue ofrecido a Audrey Hepburn, aunque la película había sido planeada como proyecto para Greta Garbo. Finalmente el papel cayó en Meryl Streep, a pesar de que el director no la consideraba sexy para el papel, que trabajó duramente para duplicar el acento de su personaje, escuchando grabaciones de Karen Blixen realizando lecturas de su propio trabajo. La actriz tuvo momentos complicados tales como el ataque con látigo al león, que se le acerco demasiado, o la escena en la que Redford le lavaba el pelo cerca de unos hipopótamos excesivamente territoriales.
John Barry creó su banda sonora a partir de ideas previas utilizadas en otras películas para las que había trabajado, tales como “Nacida Libre”, “Robin & Marian”, o “El Último Valle”. De esos trabajos previos surgió la idea para la música “Volando Sobre África”, utilizada para la escena en la que Denys y Karen sobrevuelan las zonas salvajes de Kenia. Su banda sonora esta clasificada en quince lugar, en la listas de las mejores bandas sonoras de la historia del cine.
En 1985 no había locomotoras de vapor operativas en Kenia, con lo cual hubo que crear todo un tren que fue propulsado por una locomotora diesel. Hasta la fecha, el personaje real de Karen Blixen es el único que ha sido invitado a beber algo en el Club de Muthaiga. El film fue estrenado en el centenario del nacimiento de Karen Blixen.
La película recibió once nominaciones a los Oscar, de las cuales obtuvo siete: Mejor película, Mejor Director, Mejor Dirección Artística, Mejor Cinematografía, Mejor Guión Adaptado, Mejor Banda Sonora y Mejor Sonido. Las cuatro nominaciones que no consiguieron hacerse con el oscar fueron las de Mejor Actriz, Mejor Actor de Reparto, Mejor Diseño de Vestuario y Mejor Montaje. Es importante mencionar que 1985 fue el año de las grandes producciones, y al año siguiente muchas compitieron por los Oscar.

NOTA PERSONAL
Hay pocas películas que me sumerjan en la más absoluta melancolía como esta. No me canso de verla, ya que la considero un ejemplo de la más absoluta perfección cinematográfica. Todas las áreas que se cubren con una película están cuidadas al máximo detalle, y sin una sola pega que yo haya podido encontrar.
Hablar de esta película sin elogiar la excelente combinación de cinematografía y banda sonora es una completa osadía. Siempre he considerado que cuando se hace uso de planos largos, como es el caso en esta ocasión, es necesario cuidad meticulosamente ambos aspectos. “Memorias de África” triunfa de una manera incomparable, y de esta forma el amor desprendido por parte del personaje de Karen Blixen, logra atravesar tanto la mente como el corazón del espectador. Memorable es la escena en que ambos utilizan la avioneta para poder apreciar todo el esplendor de la naturaleza africana. Realizar planos largos, en una película de larga duración como esta, sin aburrir al espectador resulta toda una hazaña. Pero si además logras cautivar al espectador con tan complicado recurso, es que eres merecedor de grandes elogios.
Curiosamente, se consigue que la temática de racismo sea mencionada, mostrada, pero no eclipse lo fundamental de esta producción que es la historia de Karen Blixen. Realizar una película sobre una mujer de estas características en 1985 no es tan sorprendente, pero si consigue llamar la atención lo mucho que logró impactar en un audiencia arrolladora e independiente del genero. Karen Blixen es una mujer inusual para el tiempo en el que le tocó vivir, no solo por esto, sino por lograr hacerse con el respeto de tanto los nativos como los colonos europeos.
Otro aspecto que me encanta de la película es la también inusual relación entre Karen y Denys. Yo siempre les he observado como caras opuestas de la misma moneda. Tienen en común su pasión por la naturaleza, las costumbres de los nativos y en general África. Sin embargo Denys es una persona independiente, incapaz de establecer vínculos que le hagan sentir atrapado. Mientras Karen mantiene una actitud permisiva con dicho comportamiento, el paso del tiempo se lo pone más difícil, y todo intento de domesticar al hombre que ama fracasa estrepitosamente. Esto queda definido de una forma fascinante en la frase que pronuncia en su funeral: “nunca fue mío”.
Desde mi punto de vista esto convierte la relación de ambos personajes en una verdadera historia de amor. La atracción que siente el uno por el otro es tan grande que acaban de pasar por alto aquellos aspectos que son incapaces de soportar.
Otros aspectos que son abarcados incluyen la relación entre un colono y su sirviente nativa de color o la fantástica relación entre la muerte y el aprisionamiento. Profética es la explicación de Denys sobre como los Masais son incapaces de comprender el concepto de encarcelamiento, y acaban por morir. Al final Denys acaba por sentir lo mismo, no puede quedar confinado a las ideas tradicionales que Karen intenta imponerle, y acaba por sucumbir, aunque sea en un accidente.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
La película comienza en Dinamarca, donde una anciana Karen Blixen comienza a narrar la historia que le llevó a vivir en África. En Dinamarca, Karen mantenía una relación con Hans Blixen, hasta que harta de sus constantes infidelidades pone fin a la misma. Manteniendo una gran amistad con su hermano gemelo, el Barón Bror Blixen, Karen le propone a este un matrimonio de conveniencia. De esta manera Karen evitará la vergüenza social de permanecer soltera, y el podrá beneficiarse de su dote.
Ambos se trasladan a Kenia en África, donde han planeado crear un negocio de vacas lecheras. De camino en el tren, Karen conoce al aventurero y cazador Denys Finch Hatton. La llegada de Karen comienza de forma polémica. Buscando a su prometido Bror, Karen se introduce en un Club exclusivo para hombres, provocando la irritación de estos que ordenan se la conduzca fuera. Tras casarse con Bror e instalarse en su nueva casa, Karen descubre que su nuevo marido ha cambiado sus planes sin consultarle, para montar una plantación de café. Además de esto, Bror se muestra poco dispuesto a colaborar en los trabajos necesarios, prefiriendo ausentarse para cazar. Karen ha aprendido a querer a su nuevo marido, y se siente desolada al comprobar que Bror mantiene relaciones con otras mujeres.
Sola, Karen se encarga de mediar con los Kikuyu para que la plantación de café funcione, a pesar de descubrir que la altitud hace la tarea francamente difícil. Karen termina por ganarse el respeto de los nativos al mostrarse dispuesta a realizar labores físicas con ellos en el campo. También desarrolla una amistad cercana a Denys, que queda fascinado por su capacidad para crear historias.
Al comenzar la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de los hombres son trasladados para proteger la frontera. Karen se encarga de atravesar el desierto con una compañía para poder proveerles con víveres y aprovisionamiento. Dicha empresa le hace atravesar el desierto, y cuando llega a la frontera, logra hacerse con el respeto de todos los hombres que contemplan su llegada.
Al finalizar el conflicto, la relación entre Karen y su marido se deteriora aún más, y este acaba por transmitirle sífilis debido a sus constantes escarceos sexuales. La enfermedad obliga a que Karen se traslade a Dinamarca para poder recibir el tratamiento de la época, mediante Salvarsan. Tres años después, ya recuperada, Karen regresa a África, pero esta decidida a no volver mantener relaciones con su marido, el cual se muda fuera de la casa que ambos compartieran.
La plantación de café comienza a dar sus frutos, y la tribu de Kikuyus comienza a ayudar a Karen casi al completo, instalándose en los alrededores de su casa. La relación entre ella y la tribu se estrecha tanto, que Karen decide construir una escuela, y contratar a un profesor para educar a los niños nativos y enseñarles a leer. Esto provoca el disgusto de muchos de los colonos ingleses que consideran que los nativos no educados son más fáciles de manipular.
Denys y Karen pasan cada vez más tiempo juntos, y terminan por enamorarse. Denys termina por instalarse en su casa, pero se ausenta a menudo, prefiriendo pasar más tiempo en contacto con la naturaleza. Karen intenta repetidamente crear un vínculo más sólido con Denys, pero comienza a darse cuenta de que este es tan imposible de “domesticar” como África. Bror realiza una visita a Karen para solicitarle el divorcio, ya que ha conocido a otra mujer con la que desea reiniciar su vida. Karen se lo concede, y le propone a Denys casarse, pero este se cierra a la idea. En esta ocasión, Karen se muestra inflexible, y Denys la abandona.
Al poco tiempo, un fuego acaba con la plantación de café de Karen, dejándola en la ruina absoluta. La mujer se da cuenta de que no le queda más remedio que regresar a Dinamarca. Antes de hacerlo, decide buscar unas tierras para sus Kikuyu, llegando a humillarse arrodillándose ante todos los colonos europeos.
Al poco tiempo, Denys perece en un accidente de avioneta, lo cual le deja completamente desolada. Denys es enterrado cerca de las Colinas de Ngong, donde Karen realiza una lectura en su honor, admitiendo públicamente que nunca logró pertenecerle.
El momento de partir llega, y Karen se dirige a la estación. Allí los miembros del Club Masculino, a los que ofendió entrando en su local a su llegada, le invitan a tomar una copa con ellos. De esta forma muestran el respeto que han desarrollado hacia ella. De vuelta en Dinamarca, Karen se sumerge es sus recuerdos sobre África mientras narra como se le ha comunicado la presencia frecuente de leones reposando cerca de la tumba de Denys.

ESCENA
Por supuesto, la mejor escena, Karen y Denys vuelan sobre las llanuras de África en su avioneta, con la excelente banda sonora como fondo.

2 comentarios:

  1. HOLA!! ME LLAMO TEILA, MEMORIAS DE AFRICA ES MI PELÍCULA FAVORITA, LO TIENE TODO, ES PERFECTA..ME HA ENCANTADO TODO LO QUE HE LEIDO, SON MUY INTERESANTES LAS ANECDOTAS DEL RODAJE..HE DIFRUTADO MUCHO.
    RECIBE UN CORDIAL SALUDO

    ResponderEliminar
  2. En realidad es la Primera Guerra Mundial la que le toca sufrir al personaje de Karen Blixen. Por lo demás, magnífico.

    ResponderEliminar