miércoles, 12 de mayo de 2010

MI AMIGO EL FANTASMA

FECHA DE ESTRENO
8 de Febrero de 1968
TITULO ORIGINAL
Blackbeard’s Ghost
DIRECTOR
Robert Stevenson
PRODUCTOR
Bill Walsh
GUION
Don DaGradi, Bill Walsh
Basado en la novela de Ben Stahl
REPARTO
Peter Ustinov (Capitán Barbanegra), Dean Jones (Steve Walker), Suzanne Pleshette (Jo Anne Baker), Elsa Lanchester (Emily Stowecroft), Joby Baker (Silky Seymour), Elliott Reid (Comentarista televisivo), Richard Deacon (Director Wheaton), Norman Grabowski (Virgil), Kelly Thordsten (Policía en moto), Michael Conrad (Pinetop Purvis), Herbie Fayer (Crupier), Hank Jones (Gudger Larkin), Ned Glass (Cajero), Gil Lamb (Camarero), Ted Markland (Charles), Lou Nova (Leon), Charlie Brill (Edward), Herb Vigran (Danny Oly), William Fawcett (Señor Ainsworth), Betty Bronson, Elsie Baker, Kathryn Minner, Sara Taft (Hermanas de los Bucaneros)
CINEMATOGRAFÍA
Edward Colman
BANDA SONORA
Robert F. Brunner
DISTRIBUIDA POR:
Buena Vista Distribution Company
DURACIÓN
106 minutos

STEVE WALKER: “¿Donde esta?”
BARBANEGRA: “¿El Tesoro? ¿Quieres saberlo?”
STEVE WALKER: “Sí. ¿Dónde esta? ¿Dónde esta el tesoro?”
BARBANEGRA: “No hay tal tesoro.”
STEVE WALKER: “No hay… ¿Qué?”
BARBANEGRA: “¡No! Ni un penique, ni un doblón, ni siquiera un sucio maravedí.”
STEVE WALKER: “Esa es una de las cosas más denigrantes que he oído nunca. ¿Te das cuenta de la cantidad de gente que ha estado buscando ese tesoro durante dos siglos. Pobres desgraciados empeñados en cavar la tierra.”
BARBANEGRA: “No sirvo para nada, es verdad. Pobres desgraciados empeñados en cavar la tierra.”
STEVE WALKER: “Cállate de una vez, no lloriquees más. Oye, debes tener algo todavía, una cuantas monedas… no.”
BARBANEGRA: “Yo tenía un tesoro, un gran tesoro. Sí, sí, de verdad. Pero me lo gasté en una semana entre mujeres, ron y juegos de azar en Port Royal. Fue una semana deliciosa.”

CURIOSIDADES
La película esta basada en la novela “El Fantasma de Barbanegra” escrita por Ben Stahl y publicada en año 1965. Aunque la película esta basada en la novela, se tomaron muchas libertades en la adaptación. En la novela original son dos adolescentes los que encuentran un libro que convoca al fantasma de Barbanegra a la ciudad de Godolphin. El fantasma del pirata no es en absoluto encantador como muestra película, aunque logra desarrollar una fuerte amistad con los muchachos.
La película fue filmada en los Estudios Walt Disney que durante la década de los sesenta y se setenta, se dedicó a producir películas de aventuras dirigidas al público familiar, que fueran estrenadas en paralelo a sus clásicos de animación. A estas añadieron algunos musicales de enorme popularidad como “Mary Poppins” o “La Bruja Novata”. De hecho ambas fueron dirigidas también por Robert Stevenson que se convirtió en uno de los directores más emblemáticos de Disney. Dicho director se encargó de otros notables éxitos de Disney como la saga del coche Herbie que comenzaba con el film “Ahí va Ese Bólido”.
Y si Stevenson se convirtió en un popular director para la Disney, Dean Jones fue su actor estelar. Jones adquirió gran popularidad tras su primera película con la compañía, titulada “Un Gato del FBI”. Fue tal el éxito, que Disney no dudó en emplearlo en sucesivas películas como por ejemplo, y una vez, toda la saga del coche Herbie. Peter Ustinov, colaboró en esta película a pesar de ser ya una estrella consagrada, y disfrutó mucho de su papel. La experiencia fue agradable para él, y no dudó en regresar para filmar otro film titulado “Se Nos Ha Perdido un Dinosaurio”. El resto del reparto era de notable calidad contando con Elsa Lanchester, o William Fawcett, para quien esta fue su última película.
La película fue dotada de diálogos largos con un claro fondo de comedia mezclada con momentos de humor “slapstick”, romance, y pequeñas dosis de acción.

NOTA PERSONAL
Antes de nada, debo dejar claro que esta en una comedia sin más pretensiones que las de entretener y hacer pasar a los espectadores un buen rato. En este caso, “Mi Amigo el Fantasma” es una de mis comedias favoritas por distintas razones. La vi por primera vez cuando tenía unos nueve años, cuando comencé a descubrir todas las películas “no animadas” de Disney de los años sesenta y setenta. Es uno de esos films en los que uno no puede evitar a romper a reír, pero lo más curioso es que a día de hoy, aún surgen las carcajadas cuando la veo.
Mayormente, esto se debe al genial Peter Ustinov, que prácticamente roba toda la película y demuestra que domina todos los registros de la interpretación, y que además es un excelente maestro de la comedia. Por supuesto, su personaje esta rodeado de un elenco notorio. Solamente el grupo de las Hijas de los Bucaneros resulta hilarante, con una genial Elsa Lanchester, como su excéntrica líder. Pero al final, son todas las escenas de Ustinov las que roban la película, regalándonos un Barbanegra que puede pasar de ser agresivo rufián, a un tierno amigo, o incluso a un inseguro llorón en un instante. Ustinov otorga un toque particular a escenas de comedia tales como el momento en el que ayuda a que se gane la apuesta a la ruleta, o intentando conducir un conducir el coche. Pero el gran momento de la película es cuando su personaje interfiere con el campeonato de atletismo para que el patoso, e hilarante, equipo de Godolphin logré alzarse con la victoria. Brillante el momento en el que se pone a bailar con las animadoras. Si bien Dean Jones me ha parecido siempre bastante plano como actor, reconozco que logra una gran compenetración con Ustinov, y la relación entre ambos evoluciona de una manera creíble.
Son muchos los que me han mencionado que los personajes tienen un toque un tanto psicótico, y se pasan la película hablando a gritos. Sin embargo, creo que esto funciona con el tono de la película que intenta mostrar que el personaje de Steve no es necesariamente el más alterado por hablar y gesticular solo, cuando en realidad lo esta haciendo con un fantasma. Al final se muestra que las apariencias engañan, y Steve termina por ser el personaje con más cordura de todo Godolphin. Toda la acción se lleva con un tono amable, y hasta entrañable en determinadas ocasiones, y gracias a los personajes. Pero si hay algo que me fascina de esta película Disney, es que los héroes logran salvar el día haciendo trampas en el mundo del deporte, sin importar el destino del equipo el año que viene, y en los juegos de azar. Toda la integridad que intenta defender el personaje de Steve se desmorona para defender el estilo de vida de un pirata. Esto se me asemeja imposible a día de hoy, donde lo excesivamente políticamente correcto siempre impera. Lo cual es absurdo, pues si uno parte de la base de que una película solo es eso en ocasiones, resulta innecesario tomar las cosas tan a pecho.
La película se convirtió en mi caso en una tradición familiar, según la cual nos reuníamos anualmente para verla, y desternillarnos de risa juntos. Esto se ha repetido hace relativamente poco con mis sobrinas como nuevas espectadores. Sinceramente, creo que Disney ya no hace películas (no animadas), como esta, y tienden a resultar excesivamente ñoñas. Definitivamente se trata de una gran comedia.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
A la pequeña ciudad de Godolphin llega Steve Walker, que ha sido contratado como el nuevo entrenador de atletismo. De camino al Hostal Barbanegra, Steve para en una gasolinera donde conoce a Gudger Larkin, capitán del equipo al que de entrenar. Steve no tarda en darse cuenta de que su equipo esta compuesto por enclenques, al ver la poca fuerza de Larkin, que es el lanzador de peso. Al pedirle indicaciones para el Hostal, Larkin decide acompañarle y así indicarle el camino. Durante el viaje, le explica que el Hostal esta llevado por un grupo de ancianas, que aseguran ser descendientes del pirata y otros bucaneros de la época. A la llegada, Steve también descubre que esa misma noche están celebrando un bazar con la intención de recaudar dinero para pagar la hipoteca que tienen pendiente, ya que el señor del crimen local, Seymour desea tirar abajo el hostal para levantar un lujoso casino.
Ya dentro del Hostal, Steve conoce al Director del colegio, Wheaton, que confirma la poca fe que se tiene en el equipo de atletismo, y le presenta al Entrenador Purvis, cuyo equipo de football sí ha obtenido repetidas victorias. Steve visita a la Señora Stowecroft, encargada de dirigir el Hostal, y que se encuentra leyendo el provenir como parte del Bazar. Antes de indicarle donde esta su habitación, Stowecroft le lee la mano anunciando que despertará un antiguo mal, que traerá el bien al pueblo de Godolphin. Steve también conoce a la Profesora Jo Anne Baker, con la que tiene una pequeña confrontación al confundirla con la chica de los besos de la feria, y que esta ayudando a las viejecitas a recaudar dinero para salvar el Hostal.
Durante la subasta, los hombres de Seymour comienzan a intimidar a los asistente, para que ninguno puje por ninguno de los objetos. Sin embargo, Steve decide hacer frente al propio Seymour pujando por un antiguo Calentador de Cama, llegando a pagar doscientos dólares por este. Tras esto, Steve se instala, y Stowecroft le lleva a la que era la habitación de Barbanegra. Allí le relata como este ordenó que hicieran quemar a su esposa Aldetha, pues era una bruja, y esta le condenó a vagar eternamente en el limbo hasta que pudiera realizar una buena acción. Al ir a acostarse, Steve se sienta sobre el calentador, rompiendo el mango, y de este extrae el libro de conjuros de Aldetha.
Sintiéndose intrigado, Steve invoca el conjuro para traer un alma en pena del Limbo, y convoca al fantasma de Barbanegra. Tras aceptar lo que acaba de suceder, Steve descubre que no puede soportar compartir la habitación con el pirata, que bebé demasiado ron, ocupa toda la cama, y revive sus aventuras de manera demasiado vivida. Al intentar huir en su coche, se da cuenta de que Barbanegra sigue con él, y ambos están ligados el uno al otro, hasta que Barbanegra cometa un acto de bondad. La situación empeora cuando el pirata intenta conducir el coche, y esta a punto de atropellar a un motorista que les detiene. Steve es arrestado debido al olor de alcohol del fantasma, y tras una serie de sustos que este propina al policía. En prisión, Steve intenta convencer a Barbanegra para que entregue su tesoro a las viejecitas del hostal, y así romper la maldición. Pero Barbanegra confiesa haberse gastado todo el dinero.
Al día siguiente, el Director del colegio se ha enterado del incidente, y le pide a Jo Anne que vigile a Steve, al cual se le ve hablando y gesticulando solo a menudo. Jo Anne lleva a Steve a cenar a un restaurante que pertenece a Seymour, y que posee una sala de apuestas y de ruleta adyacentes. Steve acaba por confesar a Jo Anne lo que ha ocurrido con el fantasma, lo que incomoda a la joven, aunque intenta ayudarle. Mientras tanto, Barbanegra se ha hecho con los novecientos dólares recaudados por Jo Anne, que no son suficientes, y los apuesta por la victoria del equipo de Godolphin en el campeonato de atletismo. Al enterarse, Jo Anne monta en cólera y se enfrenta a Steve, considerándole responsable, y admitiendo no haberle creído en ningún momento.
El día del campeonato, Steve le prohíbe a Barbanegra que ayude a su equipo a ganar mediante trampas. Sin embargo, cuando el pirata observa a Seymour negarse a cancelar la apuesta ante una desesperada Jo Anne, decide intervenir. Siendo invisible a todos menos a Steve, el pirata pone obstáculos a los equipos contrarios, mientras ayuda al de Godolphin a superar las suyas. Al darse cuenta, Steve monta en cólera y le prohíbe continuar cuando solo queda la carrera de relevos, y están a punto de ganar. Sin embargo, el entrenador no tarda en arrepentirse y al darse cuenta del destino de las viejecitas del hostal, decide permitir que el pirata ayude a su equipo a ganar, y este se alza con la victoria.
Esa misma noche, Steve prepara las maletas, pues es consciente de que no podrá repetir la hazaña el año siguiente. En ese momento, Jo Anne le comunica que Seymour se ha negado a pagar la apuesta, y solo queda poco para lleguen al hostal para cobrar la hipoteca. Indignado, Steve decide acudir a enfrentarse a Seymour, y acepta la ayuda de Barbanegra en dicha tarea. Pensando que acude solo, Jo Anne decide acompañarle también. Al llegar al local de Seymour, Steve le amenaza con represalias sino accede a pagar, pero este se ríe, ofreciéndole jugar los novecientos dólares originales a la ruleta.
Barbanegra le indica que acepte el trato, mientras Jo Anne se siente sorprendida ante el cambio de postura, pero decide confiar en Steve. Las cosas van bien, ya que Barbanegra se encarga de colocar la bola de la ruleta en el número adecuado, o en su defecto las fichas de la mesa. Cuando el crupier decide hacer trampa conectando un mecanismo que mueva la bola, el pirata conecta los cables del mismo a su pie, propinándole una descarga eléctrica. Seymour y sus matones intentan impedir que la pareja deje el local con el dinero que han logrado recaudar, pero Barbanegra se encarga de dejarles fuera de combate, mientras Steve propina un puñetazo al mismísimo Seymour.
De vuelta al Hostal, Jo Anne logra pagar la cantidad a tiempo, y obtener la hipoteca. A punto de quemar el documento con todas las Hijas de los Bucaneros presentes, Steve les hace recitar el encantamiento, que les permite a todas ver a su verdadero benefactor, Barbanegra. Este comparte su logro con Steve, y quema la hipoteca, logrando poner fin a la maldición de Aldetha. Tras esto, el pirata se despide de todos, y les pide que recuerden que el temible Barbanegra no fue del todo malo. Dicho esto, se embarca en un bote que le lleva hasta el barco con su tripulación, que le ha estado esperando durante doscientos años. Por su parte, Steve admite que le echara de menos, mientras Jo Anne le confiesa que le quiso incluso cuando le creyó loco.

ESCENA
Decidido a recuperar el dinero que les pertenece, Steve decide unirse a Barbanegra para enfrentarse a Seymour, y una desconcertada Jo Anne decide unirse al ataque.

5 comentarios:

  1. adoro esta pelicula!consigue que siempre me ria, y como en tu caso ya es un clásico familiar.ya no hacen pelis asi desde luego

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo, las películas Disney de ahora tienden a ser ñoñas, repelentes, pero esta es genial, Peter Ustinov es total

    ResponderEliminar
  3. Desde que la ví de pequeño con mis padres y mi hermana siempre ha formado parte de mi recuerdo fílmico. Después la he visto con mi esposa, mi hijo y mi hija que también la adoran. Peter Usdtinov y Dean Jones están geniales y que me decís de Suzanne Pleshette: preciosa (era pequeño pero la encontraba guapísima: e.p.d.). Un saludo a todos desde Barcelona (España) de Josep.

    ResponderEliminar
  4. estimados, inmensos recuerdos de mi pre-adolecencia, tenia 12 años cuando vi esta pelicula fantastica. me gustaria comprarla para mostrar a mi familia que hubieron genios que crearon risas sin violencia. mi correo es torres.c.luis@gmail.com

    ResponderEliminar
  5. Si adore ver e continua s ser maravilhoso agora no ten nada a ver os filmes da Disney con los de antigamente eran os melhores



    ResponderEliminar