- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 9 de marzo de 2016

TERMINATOR SALVATION

FECHA DE ESTRENO
21 de Mayo de 2009
TITULO ORIGINAL
Terminator Salvation
DIRECTOR
Joseph McGinty "McG" Nichol
PRODUCTORES
Derek Anderson, Moritz Borman, Victor Kubicek, Jeffrey Silver
GUION
John Brancato, Michael Ferris
REPARTO
Christian Bale (John Connor), Sam Worthington (Marcus Wright), Moon Bloodgood (Blair Williams), Helena Bonham Carter (Doctora Serena Kogan), Anton Yelchin (Kyle Reese), Jadagrace (Star), Bryce Dallas Howard (Kate Connor), Common (Barnes), Jane Alexander (Virginia), Michael Ironside (General Ashdown), Ivan G’Vera (General Losenko), Chris Browning (Morrison), Dorian Nkono (David), Beth Bailey (Lisa), Victor J. Ho (Mark), Buster Reeves (Tunney), Kevin Wiggins (General Olsen), Greg Serano (Hideki), Po Chan (Naima), Babak Tafti (Malik), Bruce McIntosh (Sacerdote), Michael Papajohn (Carnahan)
CINEMATOGRAFÍA
Shane Hurlbut
BANDA SONORA
Danny Elfman, Brad Fiedel
DISTRIBUIDA POR:
Warner Bros. Pictures
DURACIÓN
115 minutos
PRECEDIDA POR:
SUCEDIDA POR:
Terminator Génesis

MARCUS WRIGHT: “Soltadme ya.”
JOHN CONNOR: “Si te suelto, nos mataras a todos.”
MARCUS WRIGHT: “Solo a ti, Connor. Porque me importas una mierda. Ni siquiera sabía quién eras hasta hace dos días.””
JOHN CONNOR: “No, tú y yo estamos en guerra, desde antes de que ninguno de los dos existiera. Intentasteis matar a mi madre, Sarah Connor. Matasteis a mi padre, Kyle Reese. No vas a matarme.”
MARCUS WRIGHT: “Kyle Reese está en un transporte que se dirige a Skynet. Si yo quisiera matarle, lo habría hecho en Los Ángeles.”

CURIOSIDADES
Tras el estreno de “Terminator 3: La Rebelión de las Máquinas”, los productores Andrew Vajna y Mario Kassar decidieron contratar a Nick Stahl y Claire Danes para que regresaran en los papeles de John Connor y Kate Brewster en otra película. 
El director Jonathan Mostow ayudó en el desarrollo del guion, concebido por John Brancato y Michael Ferris. Tras esto se decidió comenzar la producción en 2005. Aunque se deseaba contar con Schwarzenegger, todos eran conscientes de las limitaciones al haberse convertido en Gobernador de California. Sin embargo en el año 2005, Stahl anunció que los papeles de John y Kate serían asumidos por otros actores, ya que la trama de la película daba un salto considerable de quince años en el tiempo. Un año después, se decidió que la Metro-Goldwyn-Meyer, distribuidora de la primera película, se encargaría de la distribución de la cuarta parte. En mayo de 2007, se anunció que los derechos de producción de la franquicia habían sido transferidos de “Vajna and Kassar” a “Halcyon Company”. Los productores deseaban comenzar una nueva trilogía basada en la franquicia. Sin embargo, el proyecto acabó en un limbo legal debido a una demanda por parte de “MGM” y una subsidiaria de “Halcyon”. “MGM” tuvo un margen de treinta días para negociar la distribución de la franquicia. 
“Halcyon” rechazó las proposiciones iniciales, y las negociaciones fueron suspendidas. Los treinta días pasaron, y los conflictos persistieron con “MGM” persistiendo en obtener más tiempo para encontrar otros distribuidores. Más adelante, la demanda se resolvió con “MGM” obteniendo treinta días para financiar y distribuir, o negarse a hacerlo, la quinta película de la franquicia. Finalmente, “Warner Bros.” Pagó sesenta millones de dólares para agenciarse la distribución de “Terminator Salvation” en los Estados Unidos. “Sony Pictures” pagó cien millones de dólares para agenciarse la distribución  a nivel internacional.
McG accedió a dirigir la película ya que consideraba las dos primeras como sus favoritas, e incluso había llegado a dar papel a Robert Patrick, quien había interpretado al T-1000 en la segundo. Aun inicialmente inseguro con el proyecto, sentía que la ambientación apocalíptica una vez tenido lugar el Día del Juicio Final la convertiría en una película interesante. 
La idea de que las tres primeras películas también tendrían que haber alterado el futuro, le permitía cierto grado de flexibilidad a la hora de presentar un futuro apocalíptico. El director se reunió con uno de los creadores de la franquicia, James Cameron, quien le explicó que había tenido que enfrentarse a las mismas conjeturas y retos al crear la secuela de Ridley Scott, “Alien, el Octavo Pasajero”. McG decidió mantener dos elementos de las anteriores películas, que John Connor estaba fuera del círculo de autoridad y que había alguien importante al que proteger, en este caso Kyle Reese. El guion de Brancato y Ferris, que recibieron crédito por su trabajo, fue reescrito por Paul Haggis, tras lo cual Shawn Ruan realizó otra revisión tres semanas antes del rodaje. Nolan también contribuyó con la película una vez Christian Bale fue escogido para interpretar a John Connor, creando la historia en la que el personaje se convertía en un verdadero líder.
Lo curioso es que en los borradores iniciales de la película John Connor iba a ser un personaje secundario. 
El final original mostraba la muerte de John Connor, mientras la resistencia mantenía su imagen viva al tatuarla en la piel del cuerpo cibernético de Marcus. Éste procedía a asesinar a Kate Connor, Barnes, Kyle Reese y Star. Sin embargo, cuando el final fue divulgado por Internet, se optó por cambiar por completo el tercer acto de la película. McG decidió basar la filosofía del film en la línea que separaba a las máquinas de los humanos. La amistad entre Marcus, ejecutado por asesinato cuando la humanidad dominaba el mundo, y Kyle Reese ilustraba como el sufrimiento y la guerra pueden sacar lo mejor de los personas. El título fue extraído de esa segunda oportunidad que reciben la humanidad y Marcus, así como los esfuerzos de John Connor para salvar a la humanidad de las máquinas. McG realizó varias referencias a las películas anteriores tanto en diálogos como en acción. También puso un énfasis especial en mostrar las habilidades que John Connor había aprendido de su madre Sarah anteriormente.

NOTA PERSONAL
Después de la decepción que sufrí con la tercera parte, aunque tampoco me disgustó, esta película fue toda una sorpresa aunque debo reconocer que esperé a alquilarla. Es curioso, porque a menudo he leído críticas devastadoras por parte de los fans. Admitiré que aunque Christian Bale es un actor que me encanta, no me convenció demasiado como John Connor. El personaje de Kate tampoco tenía gran relevancia. Sin embargo, me encantaron todas las ideas detrás de la creación del personaje de Marcus, que fue toda una sorpresa. Sin duda fue mi personaje favorito de toda la película. La elección para interpretar al personaje de Kyle Reese tampoco me convenció demasiado. Quizás el mayor fallo de la película es que excepto Marcus, el resto de los personajes me parecieron poco interesantes.
Ahora sí, el diseño de producción me pareció excelente. La variedad de máquinas que se ven a lo largo de la película me encantaron, y las escenas de acción fueron formidables. Me encantó también el guiño de recrear digitalmente a Arnold Schwarzenegger para que apareciera como el primer T-800. Quizás por eso me sorprendió leer tanta crítica excesivamente negativa. 
Parece que se ha impuesto una moda de lapidar secuelas, remakes o precuelas porque sí. Con esto no quiero decir que me gusten todas, pero no suelen producir un efecto tan drástico en mis opiniones. La película me pareció muy lograda, por fin mostrando el futuro apocalíptico que tanto se nos había anunciado y abriendo un sinfín de posibilidades de lo más interesantes.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el año 2003, la Doctora Serena Kogan logra convencer a Marcus Wright, condenado a muerte por múltiples asesinatos, para que done su cuerpo sea donado para investigación científica a manos de Cyberdyne Systems. Un año más tarde, tiene lugar el “Día del Juicio Final” en el que Skynet es activado procediendo a erradicar a la humanidad con todo el armamento nuclear del planeta.
En el año 2018, John Connor es parte de la resistencia contra las máquinas. 
Durante un ataque en una base de Skynet, donde encuentra varios prisioneros humanos así como esquemas para crear un nuevo Terminator al que se le incorporará tejido vivo, para tener aspecto humano. Connor es el único superviviente del ataque cuando la base explota debido a una explosión nuclear. Connor parte de regreso a su base rebelde, mientras Marcus Wright surge de los restos de la base y se dirige hacia Los Ángeles. En la base rebelde, en un submarino nuclear, Connor informa al General Ashdown de lo que ha descubierto. La resistencia ha descubierto una señal de radio que parece haber sido diseñada como una orden para desconectar las máquinas de Skynet. Con esta información, los rebeldes planean un ataque sobre una base de Skynet en San Francisco, en cuatro días, como respuesta al descubrimiento de una orden de Skynet para asesinar a los líderes de la resistencia. Connor descubre que es el segundo de la lista después de Kyle Reese, quien está destinado a viajar atrás en el tiempo para conocer a Sarah Connor y convertirse en su padre. 
Connor comparte esta información con su esposa Kate Connor y su segundo al mando, Barnes.
Marcus llega a las ruinas de Los Ángeles, donde es atacado por un Terminator T-600. Kyle Reese y una niña muda llamada Star le salvan la vida, destruyendo la máquina. Marcus ignora que está pasando, sin recuerdos previos a su ejecución, y es informado de la guerra de la humanidad contra las máquinas de Skynet. Tras arreglar una radio, los tres escuchan un mensaje de John Connor dirigido a todos los supervivientes, y deciden buscarle para unirse a la Resistencia. Marcus se niega inicialmente, pero los tres son atacados por una máquina volante, a la que logran inutilizar. Al llegar a una gasolinera, encuentran un grupo de supervivientes. Todos son atacados por más máquinas, y durante la fuga Kyle y Star son capturados y encerrados en transportes de máquinas. Al lugar llegan dos aviones de la resistencia, enviados por Connor para ayudarles. Marcus no logra liberar a sus nuevos aliados y cae en un río, mientras los aviones son derribados.
Tras salir del agua, Marcus localiza a uno de los pilotos caídos, una mujer llamada Blair Williams. Ambos se dirigen a la base de Connor, mientras las máquinas llevan a sus prisioneros a Skynet. Mientras tanto, Connor pone a prueba la señal de radio, que resulta efectiva para desactivar una máquina de Skynet. La rebelión se prepara para el ataque final, pero el General Ashdown se niega a crear un plan para evacuar a los prisioneros humanos. Al llegar a la base de Connor, Marcus resulta herido por una mina de tierra magnética. Al intentar salvarle la vida, los miembros de la resistencia descubren que Marcus es un ciborg, dotado de un exoesqueleto mecánico y una corteza cerebral parcialmente artificial. Aunque Marcus cree ser humano, hasta ver su cuerpo parcialmente mecánico, Connor piensa que ha sido enviado para ejecutarle por lo que ordena que sea destruido, aunque está sorprendido al descubrir que Marcus ha ayudado a Kyle Reese, y que su futuro padre está siendo enviado a Skynet. Desconcertado sobre una máquina de la que no había oído hablar nunca, Connor queda preocupado por la posibilidad de que Kyle Reese fallezca en el ataque rebelde.
Por su parte, Blair ha desarrollado afecto hacia Marcus, y le ayuda a escapar de la base. Ambos son perseguidos por Connor y varios rebeldes, y durante la persecución Marcus salva la vida de Connor cuando éste es atacado por robots acuáticos. Ambos deciden hacer un trato, a cambio de su vida, Marcus ayudará a Connor a infiltrarse en Skynet para rescatar a Kyle Reese. Marcus también quiere descubrir en que lo han convertido; y Connor accede a confiar en él dejándole marchar. Connor procede a intentar convencer al General a retrasar el ataque final, pero se encuentra con su negativa y es relevado de su puesto. Sin embargo, los miembros de la Resistencia deciden desobedecer al General Ashdown y obedecer las órdenes de Connor, aceptando a esperar a su señal antes de iniciar el ataque.
Marcus llega a la base de Skynet, donde las máquinas le permiten la entrada sin problema. Allí crea una interfaz con la computadora central, desconectando las defensas del perímetro para que John pueda entrar en la zona de prisioneros y liberar a los humanos. 
Tras esto, Skynet se comunica con Marcus adoptando la forma visual de la Doctora Kogan. Le explica que fue creado para atraer a John Connor a su base, para que fallezca cuando la Resistencia realice su ataque. De esta forma, Skynet logrará neutralizar la amenaza que tantas ha fracasado en exterminar. Skynet también revela que la señal de radio fue creada y enviada por las máquinas para atraer a los líderes de la resistencia a una trampa, y destruirles. Cuando el General Ashmore usa la señal de radio, las máquinas le rastrean y destruyen el submarino acabando con su vida. Mientras tanto, Connor se infiltra en el campo de prisioneros buscando a Kyle Reese.
Connor se ve enfrentado al nuevo modelo, el Terminator T-800 con apariencia humana. Por su parte, Marcus se arranca el hardware de la cabeza que le vincula a Skynet para acudir en ayuda de Connor. Kyle y Star logran escapar durante el caos en la base, y se encuentran con Connor, enfrentándose juntos al T-800. 
Marcus se une a ellos en la confrontación pero es superado por el T-800, quedando inoperativo al recibir un impacto en su corazón orgánico. Connor consigue reanimar a Marcus con una descarga eléctrica, aunque resulta mortalmente herido al hacerlo. Sin embargo, Marcus consigue destruir el T-800 arrancándole la cabeza. Marcus y Connor son evacuados en un helicóptero donde se encuentra Kate, y la base de Skynet es destruida al hacer explosionar una sala llena de células de combustible.
En una base rebelde, Kate intenta salvar la vida de Connor, pero su corazón está demasiado dañado. Sin embargo, Marcus se ofrece para trasplantar su corazón, sacrificando su vida para salvar la de John Connor. Antes de hacerlo, se despide de Blair besándola y haciéndole ver que esta es su segunda oportunidad. Tras recuperarse, John Connor se convierte en líder de la resistencia, anunciando por radio que aunque la batalla ha sido ganada, la guerra solo ha comenzado.

ESCENA
John Connor se enfrenta al Terminator, modelo T-800, con ayuda de Kyle Reese, destinado a convertirse en su padre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada