- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 5 de julio de 2017

SIMBAD Y EL OJO DEL TIGRE

FECHA DE ESTRENO
12 de Agosto de 1977
TITULO ORIGINAL
Sinbad and the Eye of the Tiger
DIRECTOR
Sam Wanamaker
PRODUCTORES
Ray Harryhausen, Charles H. Schneer
GUION
Ray Harryhausen, Beverly Cross
REPARTO
Patrick Wayne (Simbad), Taryn Power (Dione), Margaret Whiting (Zenobia), Jane Seymour (Farah), Patrick Troughton (Melanthius), Kurt Christian (Rafi), Nadim Sawalha (Hassan), Damien Thomas (Kassim), Bruno Barnabe (Balsora), Bernard Kay (Zabid), Salami Coker (Maroof), David Sterne (Aboo-Seer)
CINEMATOGRAFÍA
Ted Moore, BSC
BANDA SONORA
Roy Budd
DISTRIBUIDA POR:
Columbia Pictures
DURACIÓN
113 minutos
PRECEDIDA POR:

BALSORA: “La maldición eterna caerá sobre las cabezas de todos nosotros si derramas una sola gota de sangre de un miembro de la familia real.”
FARAH: “Solo por esa razón no ha matado ella a Kassim. Es astuta como una serpiente y perversa como una hiena. Pero Rafi nunca será Califa.”
ZENOBIA: “Nadie podrá impedir que lo sea.”
FARAH: “Melanthius lo impedirá.”
ZENOBIA: “Melanthius es un mito y sus poderes una leyenda. No ha existido nunca.”
SIMBAD: “Pronto descubriremos si ese mito y esa leyenda existen. Zarparemos esta noche.”
FARAH: “Amor mío, que Ala te acompañé y te guie.”
ZENOBIA: “Ve a Rodas o a Trípoli, allí encontrarás mejores mercancías. Si vas en busca de Melanthius no hallarás más que horrores y desesperación.”

CURIOSIDADES
Se trata de la tercera y última película de la trilogía de Simbad creada para Columbia Pictures por Harryhausen. Fue precedida por “Simbad y la Princesa” (1958) y “El Viaje Fantástico de Simbad” (1976). Las tres películas fueron concebidas por Harry Hausen, quien hizo uso de la técnica de animación “stop motion” en color, conocida como Dynamation. El gran éxito de taquilla de “El Viaje Fantástico de Simbad” provocó que los ejecutivos de Columbia Pictures ordenaran que se comenzara a trabajar en la tercera entrega de forma inmediata. De hecho la segunda película todavía se estaba proyectando en los cines cuando la tercera se encargó. El plan era alejarse de algunas de las criaturas mitológicas que habían aparecido en las películas previas, y hacer uso de animales prehistóricos más reconocibles. El actor Peter Mayhew, de dos metros veinte de altura, debutó en la película interpretando al Minoton en algunas secuencias de acción real, aunque no recibió crédito por ello. Su siguiente papel sería el de Chewbacca en la película “La Guerra de las Galaxias” en el mismo año. 
Patrick Troughton interpretó a Melanthius. Previamente había interpretado a Phineas, constantemente acosado por las Arpías, en “Jason y los Argonautas” (1963). Kurt Christian había interpretado a uno de los hombres de Simbad en “El Viaje Fantástico de Simbad”. Para esta tercera película, cambió de bando interpretando al hijo malvado de Zenobia, Rafi.
La película se embarcó en el proceso de producción con el título “Simbad en el Fin del Mundo”. La acción real se rodó en Almería, España, en Malta y Jordania. El Tesoro de Petra tiene una breve aparición en una escena de la película. Varios castillos cerca de Mdina, Malta, se utilizaron como fondos y fueron insertados en la película utilizando “Exposición Triple”.  Las escenas de los barcos en alta mar se rodaron en un enorme tanque acuático en Mdina. La mayoría de las secuencias interiores se rodaron en los Estudios Verona cerca de Madrid, España. El rodaje principal de la película tuvo lugar entre Junio y Octubre de 1975. Algunos de los decorados se basaron en previas películas de una gran variedad de géneros. 
Las gigantescas puertas y cerrojos del antiguo santuario de los Arimaspos en el ártico, se basaron en un decorado similar a las puertas de la película “King Kong” (1933). El interior del santuario era muy parecido al decorado del santuario de la película “La Diosa de Fuego” (1935), incluyendo las empinadas escaleras de la pirámide, un vórtice de luz que procedía  de arriba, y un Smilodon atrapado en hielo. La fuente de poder del santuario de los Arimaspos fue construida con hilo dental. Harryhausen y su equipo colocaron docenas de fibra de hilo dental alrededor de una construcción cilíndrica compuesta de gasas. Esta fue colocada sobre un mecanismo que giraba y en frente de un terciopelo negro. Tras esto se desenfocó su toma para crear una luz oscura y brillante.
Inicialmente, Harryhausen tenía la idea de incluir un Arsinoitherium en la película. El inmenso rinoceronte de dos cuernos iba a luchar contra el troglodita en el antiguo santuario de los Arimaspos en el ártico. 
Harryhausen creó diseños de preproducción que mostraban a la bestia derrotando al troglodita, para luego perecer en un pozo de alquitrán caliente. Harryhausen también tenía la idea de una escena en la que Simbad luchara contra un yeti en el ártico, pero fue rechazada a favor de utilizar una morsa gigante. El trabajo de animación mediante stop-motion duró desde Octubre de 1976 hasta Marzo de 1977. La figura de stop motion del troglodita utilizada en la película fue canibalizada para crear al personaje de Calibos en la película de Harryhausen “Furia de Titanes” (1981).
La película no disfrutó del inmenso éxito de su predecesora. La razón principal era que tres meses antes se había estrenado “La Guerra de las Galaxias”, que acaparó las taquillas de tal forma que las películas de esa temporada sufrieran en taquilla.

NOTA PERSONAL
Quizás se pueda argumentar que esta sea la película más floja de la trilogía de Simbad realizada por Harryhausen. No deja de estar bien, aunque se nota que ya existía menos esfuerzo del habitual con las escenas de stop motion. Otros fondos de la trama también estaban superpuestos de manera algo descarada. En cuanto al Simbad interpretado por Patrick Wayne, debo reconocer que el actor me pareció el más apropiado para el papel en toda la trilogía. La trama sigue el clásico estilo del largo viaje con una misión que debe culminarse al final del mismo. Aunque la villana bruja Zenobia está muy bien interpretada por Margaret Whiting, el personaje podría haber sido más aprovechado ya que pasa toda la película en constante persecución. El personaje de Melanthius también me pareció bastante irritante, tanto debido al guion como a la interpretación sobreactuada de Patrick Troughton. Parece que lo único útil que hace es proporcionar un mapa, siendo su presencia innecesaria en el resto de la historia. Sin embargo, la película sigue siendo entretenida y contiene geniales con criaturas grabadas en “stop-motion”. 
Es una lástima que se abandonara a este fantástico personaje y todas sus posibilidades. Les tengo un gran cariño a estas películas por despertar la imaginación que tuve siendo niño. Sería formidable que con los medios actuales retomaran las aventuras de este fantástico personaje.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
El navegante y Principe de Bagdad, Simbad, atraca en la ciudad de Charak para ver a la Princesa Farah. Sin embargo descubren que no dejan entrar en la ciudad tras la puesta de sol debido a la peste. Simbad también descubre que el hermano de Farah, Kassim, todavía no ha sido nombrado Califa tras la muerte de su padre tres meses atrás. Un hombre llamado Rafi les explica la situación les invita a su tienda y fracasa en su intento de envenenar a Simbad y sus hombres, siendo derrotado. Tras esto, una bruja aparece en la tienda para proteger a Rafi e invoca a tres demonios que atacan a Simbad y sus hombres. Simbad logra derrotar a los demonios derribando varios troncos sobre ellos y se encuentra con la Princesa Farah. 
Ambos escapan al barco de Simbad, siendo observados por la bruja desde el puerto. En el barco, Farah revela que Kassim está en peligro, ha sido hechizado, y que no hay peste en la ciudad. Balsora gobierna la ciudad durante el día, pero esta cae en el control del mal. Simbad revela que ha regresado para pedirle a Kassim permiso para casarse con Farah.
Al día siguiente, Simbad se reúne con Balsora que confirma los problemas de Charak. Simbad considera que pueden pedir la ayuda de un mago y alquimista llamado Melanthius, que vive en la isla llamada Casgar. Simbad también es visitada por Zenobia, madrastra de Farah. Esta advierte a todo que Kassim perderá el derecho a ser Califa si en siete lunas no se ha liberado del hechizo, su hijo se convertirá en Califa de Charak. Farah hace que trasladen un mandril a bordo del barco, al que trata con extremo cariño. Zenobia no es otra que la bruja que atacó a Simbad, y Rafi su hijo. Zenobia le comunica que hará todo lo posible para que Simbad no lleve a cabo su misión de encontrar a Melanthius. Zenobia y Rafi deciden seguir a Simbad en un barco propulsado por un Minotauro de bronce llamado Minoton que la ha bruja ha dotado de vida.
Ya en alta mar, Simbad deduce que el mandril es el Principe Kassim, una vez su marinero Hassan le ve jugando al ajedrez. Al día siguiente de su partida, Simbad, Farah, el mandril Kassim y la tripulación desembarcan en la Isla de Casgar. Allí encuentran un templo tallado en la roca, y una hermosa joven impide que los nativos de la isla les ataquen. La joven se presenta como Dione y les lleva ante Melanthius, con quien se comunica telepáticamente, y que resulta ser su padre. Tras examinar al mandril y quedar convencido de que se trata del Principe Kassim, Melanthius accede a ayudarle. También advierte que cuanto más se retrase la transformación humana de Kassim, más perderá su humanidad. Melanthius explica que deben viajar a la tierra de Hiperbórea, donde residen los Arimaspos. En Hiperbórea existe un templo cuya llave Melanthius posee, con el poder de restaurar a Kassim. Zenobia llega a Casgar demasiado tarde, observando como el barco de Simbad parte con nuevo rumbo.
Zenobia se transforma en gaviota, logrando llegar al barco de Simbad. Allí recupera su forma humana, aunque en miniatura, para espiar a Simbad. Sin embargo, Kassim se percata de la presencia de Zenobia y se la indica a todos. Gracias a esto, Zenobia es capturada y encerrada en un frasco de cristal. Melanthius amenaza a Zenobia con meter una avispa en el frasco, para que la bruja revele el secreto de sus poderes metamorfos. Sin embargo, Zenobia ha perdido su medallón, el cual contenía una poción para recuperar su tamaño. Melanthius lo encuentra roto y con poco líquido y decide probarlo con la avispa, que adquiere un tamaño gigante atacándole. Durante la confusión, Zenobia escapa del frasco volcado y bebe restos de la poción convirtiéndose en gaviota. Simbad mata la avispa con un cuchillo, pero Zenobia logra escapar a su barco con información acerca del rumbo de Simbad y su tripulación. Allí bebe la poca poción que queda en su medallón, y recupera su forma humana. Sin embargo no es suficiente y su pierna derecha adquiere la apariencia de una pata de gaviota.
Tras un largo viaje, el barco de Simbad llega al polo norte, repleto de cascotes de hielo e icebergs. El barco navega entre el hielo pero no logra llegar hasta el túnel que conduce a la tierra de los Arimaspos. Durante el viaje han construido trineos que utilizan para seguir su viaje por las tierras heladas hasta que son atacados por una morsa gigante. Simbad y sus hombres consiguen retener a la morsa brevemente con una enorme red, pero el gigantesco animal termina por escapar. Dos hombres de Simbad fallecen durante el ataque. Finalmente el grupo llega al valle de Hiperbórea, al otro lado de las montañas donde el clima ya es agradable. Sin embargo, el grupo se encuentra con un troglodita de cuatro metros de altura, pero Melanthius le aconseja a Simbad que no ataque y hace que Dione hable con la criatura. Tras lograr calmar al troglodita, que es una criatura amigable, Kassim logra comunicarse con ella. El Troglodita demuestra conocer el camino a Hiperbórea. Mientras tanto, Zenobia encuentra un túnel de hielo que comunica con la tierra de los Arimaspos. 
Como el barco es de bronce, Zenobia, Rafi y el Minoton son capaces de llegar por el túnel hasta unas escaleras subterráneas que les llevan al valle en la superficie.
El troglodita lleva a Simbad y sus hombres hasta la puerta del templo, pero se niega a acompañarles por miedo a lo que haya al otro lado. A pesar de esto, les ayuda abriendo la enorme puerta y ante ellos aparece el Templo de los Cuatro Elementos, un santuario en forma de pirámide de los Arimaspos. Aunque Zenobia, Rafi y el Minoton llegan antes a la pirámide, no poseen la llave y la bruja utiliza un elixir mágico para que un bloque de piedra ceda y sea extraído por el Minoton. Aunque se descubre una entrada, el Minoton resulta aplastado por el enorme bloque de piedra. Llegando tras ellos, Melanthius se lamenta de que hayan forzado la entrada ya que esto ha alterado los poderes del templo. En el interior, Simbad y el resto llegan hasta la cámara principal del templo, cuyo interior está cubierto de huelo. El templo está custodiado por un Smilodon que ha quedado congelado en un bloque de hielo. Melanthius explica que Kassim debe ser introducido en una jaula que después deberá atravesar un rayo de luz mágica capaz de restaurar su forma humana.
Sin embargo, Zenobia y Rafi revelan su presencia ante el rayo de luz mágica. Rafi intenta apuñalar a Melanthius, pero es atacado por Kassim y fallece al caer por las escaleras del altar. Kassim es colocado en la jaula, que es colocada dentro del rayo azul de poder, procedente de Apolo. Al bajar la jaula de nuevo, Kassim ha recuperado su forma humana. Sin embargo, la alteración provocada en el templo provoca que su poder comience a ser inestable amenazando con destruirlo en cualquier momento. Devastada por la pérdida de Rafi y enfurecida, Zenobia adopta forma de espíritu y se introduce en el Smilodon congelado logrando liberarlo para enfrentarse a Simbad y vengarse. El troglodita aparece entonces con la lanza del Minoton y se enfrenta al Smilodon, que termina por desarmar y matarle al hacer presa con sus dientes de sable sobre el cuello del troglodita. Simbad recoge la lanza y consigue atravesar el cuerpo del Smilodon acabando con su vida. Sin embargo, otro hombre de Simbad llamado Maroof perece durante el combate y el templo comienza a derrumbarse. Simbad, Kassim, Farah, Melanthius, Hassan y Dione logran escapar del templo antes de que este se derrumbe. Pero Hiperbórea queda sometida a las inclemencias heladas al desaparecer el poder del templo. De regreso en Charak, Kassim se convierte en Califa, mientras Simbad y la Princesa Farah se funden en un beso. 

ESCENA
Genial stop-motion con la escena de la lucha entre el Troglodita y el Smilodon. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario