- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 17 de diciembre de 2008

CUANDO HARRY ENCONTRÓ A SALLY...

FECHA DE ESTRENO
14 de Julio de 1989
TITULO ORIGINAL
When Harry Met Sally
DIRECTOR
Rob Reiner
PRODUCTORES
Andrew Scheinman & Rob Reiner
GUION
Nora Ephron
REPARTO
Billy Crystal (Harry Burns), Meg Ryan (Sally Albright), Carrie Fisher (Marie), Bruno Kirby (Jess), Steven Ford (Joe), Lisa Jane Persky (Alice), Michelle Nicastro (Amanda Reese), Harley Kozak (Helen), Kevin Rooney (Ira), Franc Luz (Julian), Tracy Reiner (Emily), Kyle Heffner (Gary), Kuno Sponholz, Connie Sawyer, Charles Dugan, Katherine Squire, Al Christy, Frances Chaney, Bernie Hern, Rose Wright, Aldo Rossi, Donna Hardy, Peter Pan, Jane Chung (Parejas entrevistadas)
CINEMATOGRAFÍA
Barry Sonnenfeld
BANDA SONORA
Marc Shaiman
DISTRIBUIDA POR:
Columbia Pictures
DURACIÓN
96 minutos
 
HARRY: “Por supuesto, te darás cuenta de que nunca podremos ser amigos.”
SALLY: “¿Por qué no?”
HARRY: “Quiero decir que, y eso no es una artimaña de ninguna clase, forma o manera, que los hombres y las mujeres no pueden ser amigos porque siempre se interpone la parte sexual.”
SALLY: “Estas equivocado, yo tengo muchos amigos varones y para nosotros el sexo no cuenta para nada.”
HARRY “No es cierto.”
SALLY: “Sí, es cierto.”
HARRY: “Solo tú crees que es así.”
SALLY: “¿Insinúas que me acuesto con todos mis amigos sin ni siquiera saberlo?”
HARRY: “No, lo que insinúo es que todos ellos quieren acostarse contigo.”
SALLY: “¿Y tú como lo sabes?”
HARRY: “Porque ningún hombre puede ser amigo de una mujer a la que encuentre atractiva, siempre quiere acostarse con ella.”
SALLY: “O sea, que según tú un hombre solo puede ser amigo de una mujer si no la encuentra atractiva.”
HARRY: “No, tú también puedes querer acostarte con ellos.”
SALLY: “¿Y qué pasa cuando no quieren acostarse contigo?”
HARRY: “Eso no importa, porque el sexo siempre está presente, por lo que la amistad se ve condenada, y ese es el fin de la historia.”
SALLY: “En tal caso tú y yo no seremos amigos.”
HARRY: “Supongo que no.”
SALLY: “Es una lástima, eres la única persona que conozco en Nueva York.”
 
CURIOSIDADES
Probablemente se trate de una de las comedias románticas más populares y que mejor acogida ha tenido, siendo a día de hoy considerada todo un clásico.
Muchos desconocen que a la hora de concebir a los dos protagonistas, Harry y Sally, el director Rob Reiner, y la guionista Nora Ephron usaron aspectos muy personales de su forma de ser. Harry fue concebido como un hombre adicto a la depresión, estado que Reiner reconoció era “un enamorado de ese estado emocional. Por el contrario Nora era una mujer, optimista, conformista, adicta al control, tal y como se construyó al personaje de Sally. De hecho la manera peculiar que Sally tiene de encargar su comida esta sacada directamente de la guionista Nora Ephron. Reiner observó cómo encargaba su comida en una reunión, y cuando se mostró perplejo por la forma de hacerlo, esta le contesto, “me gusta como me gusta”, frase también utilizada por Sally.
El equipo encargado de la película tenía claro que tenían una comedia romántica entre manos, pero querían aportar un determinado realismo a los personajes, para que el público pudiera sentirse identificado con determinadas situaciones.
Sin embargo, en el primer borrador del guión Sally y Harry no acababan juntos, hecho que Nora Ephron no tardó en corregir pues se volvía en contra del estilo cómico del film.
En lo que todos se mostraron de acuerdo fue en que no habían logrado dar con el título perfecto. Se barajaron otras opciones como “Solo Amigos”, “Chico Conoce a Chica”, “Blue Moon”, “Palabras de Amor”, “Tenías que ser Tú”, “Harry, Esta es Sally”, o “Como se Conocieron.”
Las historias de amor que cuentan las distintas parejas a lo largo de la película son todas reales aunque, claro está, narradas por actores y no por sus protagonistas verdaderos. En la famosa escena del orgasmo, la mujer que solicita tomar lo que Sally ha tomado, es la madre del director, Rob Reiner, la frase que enuncia fue idea del propio Billy Crystal. La idea original de esta escena era que los personajes solamente hablaran sobre orgasmos fingidos, y fue idea de la propia Meg Ryan que el personaje procediera a fingir uno en el restaurante.
Columbia Pictures utilizo la técnica conocida como “Plataforma” a la hora de estrenar la película. Esta consistía en estrenarla en un grupo de ciudades selectas a público limitado, para que este se encargara de correr la voz sobre la película, y despertara expectación a la hora del estreno global. Esta táctica resulto todo un éxito, a pesar de que la película tuvo que enfrentarse a verdaderas superproducciones como “Batman” o “Indiana Jones y la Última Cruzada”. De hecho Billy Crystal fue el que señaló esta dificultad, y más preocupado por ello.
Nora Ephron recibió una nominación al Oscar, por su guion original, y afirma que a día de hoy, todavía hay mucha gente que se acerca a ella para comentar que su relación personal siguió un patrón muy parecido al de Harry y al de Sally.
 
NOTA PERSONAL
Sin duda mi comedia romántica favorita. Los diálogos son absolutamente brillantes y desternillantes al mismo tiempo, y creo que tanto Billy Crystal como Meg Ryan lograron transmitir una química entre los dos difícil de superar. A diferencia de comedias románticas del estilo de, por ejemplo, “Pretty Woman”, esta película mantiene un vínculo con la realidad que permite al espectador establecer una relación
Sobre todo me pareció en su momento muy original la idea de cómo las vidas de dos individuos parecen estar destinadas a cruzarse, independientemente del paso del tiempo. Esto se mezcla de manera muy fluida con las distintas historias que narran las distintas parejas que llevan ya tiempo casadas.
Otra cosa que me pareció acertada fue el estilo elegido para la música. Siempre he sido un fan absoluto de Louis Armstrong, y sus canciones resultas perfectas para el estilo de la historia que se narra en la película. También tenemos a Harry Connick interpretando clásicos de los años treinta y cuarenta como “It Had to Be You”.
Toda comedia romántica debe de contar además con un reparto secundario efectivo, Carrie Fisher y Bruno Kirby triunfan en ese aspecto. Además aportan un aspecto nuevo, y es que los amigos de los protagonistas acaban por enamorarse y casarse antes que los personajes principales. Fisher resulta también bastante divertida en el papel de amiga, que no acaba por convencerse de que su amante jamás dejará a su mujer.
Hay escenas que son particularmente soberbias. El encuentro de los protagonistas con la exmujer de Harry en la tienda mientras practican el karaoke, o el grupo de amigos jugando al pictionary pueden ser dos buenos ejemplos. Sin embargo yo me quedo con las parejas contando sus experiencias a lo largo de la películas, hay algunas que son verdaderamente divertidas, como la viejecilla que narra como cuando en el campamento, su futuro marido atravesó el salón ella pensaba que iba a hablar con Maxine, “porque todos cruzaban siempre los salones para hablar con Maxine”.
La segunda es sin duda la escena del orgasmo fingido en el restaurante. Meg Ryan esta formidable en una escena que sin duda ayudó a catapultarla a la fama. De hecho, fue esta película la que la convirtió en una actriz cotizada en el género de la comedia romántico.
Incluso el final feliz es elogiable haciendo uso del dialogo inteligente, y si caer en ningún momento en la cursilería.
No puedo de dejar de recomendar la que para mí es, sin lugar a dudas, la comedia romántica por excelencia. De hecho sigo esperando a que a alguien se le ocurra volver a reunir a Billy Crystal y Meg Ryan en la gran pantalla.
 
HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el año 1977 Sally Albright ha finalizado sus estudios universitarios en Chicago, y se dispone a realizar un largo viaje en coche hasta Nueva York donde pretende comenzar su carrera.
Su amiga Amanda le presenta a su actual novio, Harry Burns, que también necesita viajar a Nueva York. De esta manera, ambos pueden realizar el viaje juntos, compartiendo gastos y turnos al volante.
Durante el viaje Harry y Sally no encajan demasiado bien el uno con el otro, y en el momento en el que el muchacho elogia el atractivo físico de la joven, esta se enoja al considerar que está intentando ligársela mientras sale con su amiga. Sally deja claro que solo serán amigos, a lo que Harry contesta que no va a poder a ser ya que los hombres y las mujeres no pueden ser amigos, el sexo siempre interfiere con esa posibilidad. Sally está completamente en desacuerdo con esto, y lamenta que Harry sea de esa opinión ya que es la única persona que conoce en Nueva York. El viaje llega a su fin, y ambos se despiden para emprender sus vidas por separado.
Pasan cinco años, nos hayamos en 1982, Harry se encuentra con un compañero de trabajo en el aeropuerto llamado Joe, y aunque reconoce a su pareja como Sally, no lo hace patente mientras Joe les presenta.
Al marcharse Sally le explica a Joe donde se conocieron indignada, y se despide de él para coger un avión. El destino quiere que coincida con Harry en el avión que admite haberla reconocido, mientras ella explica que hace poco que sale con Joe, se queda perpleja al descubrir que Harry está a punto de casarse. Ambos se despiden de nuevo para seguir con sus vidas.
Pasan otros cinco años, estamos en 1987, Harry le cuenta a su amigo Jess durante un partido como su matrimonio ha acabado en divorcio. Mientras tanto, Sally se sincera con su amiga Marie al comunicarle que Joe y ella han roto. Un poco más tarde Harry y Sally se encuentran en una librería, y tras una breve charla descubren que ambos han fracasado en el amor. Este hecho en común provoca que ambos consigan conectar y se vuelvan en buenos amigos, intercambiando largas conversaciones sobre sus experiencias.
Ambos deciden organizar una cena, pues Sally piensa que Harry puede encajar con su amiga Marie, y Harry piensa que Sally puede encajar con su amigo Jess.
La cena toma un giro inesperado cuando Jess y Marie se sienten intensamente atraídos el uno por el otro y abandonan a sus anonadados amigos.
Pasado un tiempo Jess y Marie deciden casarse, siendo Harry y Sally el padrino y dama de honor respectivamente. Los dos salen en busca de un regalo de bodas y encuentran un divertido aparato de karaoke en una tienda. Lamentablemente, también se encuentran con la exmujer de Harry, Helen que les presenta a su nueva pareja. Tras esto la pareja visita a los dos prometidos que se están instalando en su nueva casa, y tienen una discusión de decoración. Harry estalla explicando que todas las relaciones acaban en desastre, en parte influenciado por su encuentro con Helen. Sally sale tras él, para calmarle y hacerle ver que las cosas no siempre tienen que salir mal.
Pasado un tiempo, Sally descubre que Joe, su antiguo novio, va a casarse y se agarra un enorme disgusto, sobre todo considerando que este se había mostrado siempre en contra de formar una familia.
Harry acude a consolarla, y el consuelo lleva a un beso, y el beso a que ambos acaben haciendo el amor. A la mañana siguiente la situación es tensa, ambos llaman a Jess y Marie respectivamente que se muestran ilusionados con que sus amigos hayan dado ese paso finalmente. Sin embargo, Harry y Sally, pero el primero con mayor convencimiento, deciden que han cometido un error y que no deben de seguir adelante. Sally se muestra más decepcionada ante esta reacción. La relación de amistad que tenían hasta la fecha se enfría, y durante las próximas tres semanas se van distanciando.
Llega el día de la boda de Jess y Marie, donde Harry y Sally se reencuentran tras el conflicto. Sally, quién realmente deseaba que las cosas funcionaran con Harry, descarga su ira sobre este y acaba propinándole una sonora bofetada.
Después de esto, Harry intenta llamar repetidamente a Sally para solucionar las cosas, pero esta se niega a hablar con él. Cuando finalmente decide contestar a una de sus llamadas, le deja claro que después de lo ocurrido las cosas no podrán volver a ser como antes.
Llega Nochevieja, Jess y Marie logran convencer a Sally para que les acompañe a una fiesta.
Mientras tanto, Harry se encuentra en casa, y comienza a recordad todas sus vivencias con Sally desde que se conocieran hace más de diez años. De repente, todo parece cobrar sentido para él, y sale corriendo hacia la fiesta donde Sally se encuentra.
Sally está a punto de marcharse, ya que continúa deprimida, y a la salida se encuentra con Harry que le declara su amor. Sally se muestra escéptica al principio, ya que se teme que la declaración sea producto de que Harry simplemente se sienta solo en Nochevieja. Sin embargo Harry le asegura que no es así, alegando que cuando uno se da cuenta de que quiere pasar el resto de su vida junto a alguien, uno desea que el resto de su vida comience cuanto antes sea posible. Sally le responde que siempre que le dice cosas así, hace que se imposible que le odia, cuando realmente le odia, y tras decirle eso se funde en un abrazo y un apasionado beso con él.
Ha pasado un tiempo, Harry y Sally se encuentran en un sofá hablando de cómo se conocieron y que rumbo tomo su relación hasta el día en el que acabaron finalmente por casarse.
 
ESCENA
No podía ser otra… Sally le demuestra a Harry cómo es posible que una mujer finja un orgasmo.
 

5 comentarios:

  1. Si Sandra Bullock, la Pfeiffer, la niña de ET o la propia Sally Field fingieran un orgasmo en cada peli desde los noventa hasta hoy, las chorradas pseudo-románticas que han protagonizado serían menos insoportables.

    En resumen, NO a las comedias pastelonas sin orgasmos.

    Sep.

    ResponderEliminar
  2. Jo macho, pues nos quedamos sin comedias romanticas, a mi la verdad me gusta el genero, siempre que combine con humor inteligente, o alrededor de una historia que sea algo interesante, que es lo importante... las extremadamente pasteloides ufff

    ResponderEliminar
  3. Me parece original y divertida. Mi escena favorita es cuando Harry se declara con la cuenta regresiva de año nuevo como fondo.

    ResponderEliminar
  4. Cierto, es una gran escena, sobre todo cuando empieza a darle una lista de las cosas que le gustan de ella

    ResponderEliminar
  5. Cuando Harry encontró a Sally la vi por primera vez hace unos años cuando la compré n DVD sabía de que iba la película y sabía que era famosa por la escena del orgasmo fingido, siempre quise verla pero nunca la vi por televisión así que directamente me compré el DVD y la vi, lo mejor de la película es el ingenioso y elaborado guión que posee la película, la buena química entre Billy Crystal y Meg Ryan, aunque sigue el patrón de todas las comedias románticas se conocen se enamoran se acuestan se pelean y se reconcilian quedando juntos al final esta sobresale por sus diálogos, lo que más me gustó fue las historias de las parejas de ancianos contando como se conocieron y la escena final en la fiesta de nochevieja y es que lo que más me gusta de las comedias románticas es el momento de la reconciliación final que hace que la pareja protagonista queden juntos.

    ResponderEliminar