- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 28 de marzo de 2012

COCOON

FECHA DE ESTRENO
21 de Junio de 1985
TITULO ORIGINAL
Cocoon
DIRECTOR
Ron Howard
PRODUCTORES
David Brown, Richard Zanuck
GUION
Tom Benedek
Basado en la novela de David Saperstein
REPARTO
Don Ameche (Art Selwyn), Wilford Brimley (Ben Luckett), Hume Cronyn (Joe Finley), Brian Dennehy (Walter), Jack Gilford (Bernie Lefkowitz), Herta Ware (Rose Lefkowitz), Steve Guttenberg (Jack Bonner), Maureen Stapleton (Mary Luckett), Jessica Tandy (Alma Finley), Gwen Verdon (Bess McCarthy), Tahnee Welch (Kitty), Barret Oliver (David), Linda Harrison (Susan), Tyrone Power Junior (Pillsbury), Clint Howard (John Dexter), Jim Fitzpatrick (Tony), Charles Lampkin (Pops), Jorge Gil (Lou Pine), Rance Howard (Sargento Petersburg)
CINEMATOGRAFÍA
Donald Peterman
BANDA SONORA
James Horner
DISTRIBUIDA POR:
20th Century Fox
DURACIÓN
117 minutos
SUCEDIDA POR:
Cocoon: El Regreso

MEDICO: “A ver lea esto.”
BEN LUCKETT: “T, Z, L, E, F, T, D.”
MEDICO: “Señor. ¿Qué línea esta leyendo?”
BEN LUCKETT: “La última, tenemos un poco de prisa. ¿Sabe?”

JACK: “Kitty, cuando estoy cerca de ti me siento bien, muy bien. ¿A ti te pasa igual?”
KITTY: “Me pasa.”
JACK: “¿Y, te apetece hacer algo al respecto?”
KITTY: “En la forma en que tu piensas no. Para nosotros es distinto.”
JACK: “A, claro, ya, y los antareanos… ¿Cómo expresáis afecto?”
KITTY: “Nos compartimos.”
JACK: “¡Estupendo!”
KITTY: “¿Quieres intentarlo? Es muy satisfactorio.”

WALTER: “Nunca había experimentado el dolor. El sufrimiento esta asociado con la muerte, nunca había muerto nadie que me era querido.”


CURIOSIDADES
La película esta parcialmente en la novela del mismo titulo de David Saperstein. Fue rodada en los alrededores de St Petersburg, Florida, y las localizaciones incluyeron el Club Shuffleboard, la residencia de ancianos Sunny Shores, el Coliseum y el Snell Arcade.
Originalmente, Robert Zemeckis iba a dirigir la película, pero se cambió de opinión tras una muestra de prueba de “Tras el Corazón Verde”, que resultó demasiado pobre. Ron Howard fue elegido como director, y tanto su hermano como sus padres aparecieron en la película. Su esposa también apareció como una enfermera y recepcionista de la residencia de ancianos, aun cuando esta embarazada de gemelas en aquel momento. El área de la recepción se utilizó para ocultar este hecho. Howard deseaba que Joan Bennett interpretara al personaje de Bess, pero el cuarto marido de esta la convenció para que no lo aceptara, por lo que recayó en Gwen Verdon. Según Ron Howard, varios miembros del reparto disfrutaban manteniendo discusiones hipotéticas sobre las oportunidades que se les presentaban a los personajes durante la película. Maureen Stapleton, que interpretaba a Mary, se mostraba en contra de aceptar abandonar la Tierra, mientras que Don Ameche, que interpretaba a Art, declaró que sería el primero de la fila para marcharse. El actor Brian Dennehy, que interpretaba a Walter, fue arrestado por conducir bajo la influencia del alcohol una noche que saló con Steve Guttenberg durante el rodaje. Tras pasar la noche en la estación de policía, agradeció al oficial responsable de su arresto que lo hubiera hecho
Wilford Brimley, que interpretaba a Ben, solo tenía cincuenta años durante el rodaje de la película, por lo que tuvo que teñir su pelo de color gris para poder aparentar ser un anciano. De hecho, Maure Stapleton, que interpretaba a su esposa, tenía nueve años más que él. Hume Cronyn y Jessica Tandy interpretaron a la pareja casada de Joe y Alma, y de hecho habían estado casados en la vida real durante muchos años. Hume Cronyn, que interpretaba a Joe, era un boxeador profesional, y durante su carrera había perdido vista en un ojo. En la escena en la que golpeaba al enfermero, al carecer de percepción de fondo, golpeó de verdad al muchacho dejándole sin sentido. La película supuso el debut cinematográfico en américa de Tyrone Power Junior, hijo de Tyrone Power, y de Tahnee Welch, hija de Raquel Welch. Ambos interpretaban los personajes de Pillsbury y a Kitty, ambos extraterrestres. De hecho Power Junior compartía una escena en la película con Don Ameche, que había participado en cuatro películas con su padre.
La Mansión Boca Ciega del Doctor Chester y Doris Babat fue alquilada por la producción, y renovada para poder rodar las escenas de la piscina, con cambio temporal de la estructura para que esta fuera cubierta. Los dueños de la mansión construyeron una piscina cubierta años más tarde, basándose en los diseños de la película, para utilizarla como lugar de relajación. Durante una entrevista, el equipo de efectos especiales confesó que los delfines que aparecían en las escenas bajo el agua no eran de verdad, sino creados por animatrónica. El mapa submarino que Walter le entrega a Jack durante la película para localizar los capullos, era en realidad una fotografía aérea en infrarrojos de Bay County, Florida, impresa en una transparencia.
La película se hizo con dos Oscar. Uno de ellos fue para Don Ameche como Mejor Actor de Reparto, y el otro por los Mejores Efectos Visuales. La película generó una segunda parte titulada “Cocoon: El Regreso”, estrenada en 1988. En ella prácticamente todos los actores de la primera parte interpretaban de nuevo a sus personajes.

NOTA PERSONAL
Una de las películas de ciencia ficción más conmovedoras que he tenido la oportunidad de ver, quizás se beneficie en su mayor parte de un reparto de calidad inusual en este genero de películas. Siempre me ha encantado la temática que gira alrededor del misterio de Atlantis, y en esta ocasión se le añade un interesante sobre el paso del tiempo, la vejez, y el temor a la muerte.
Es tal el impacto de dicho mensaje, que quizás la trama de ciencia ficción pueda llegar a considerarse como secundaria. El reparto que interpreta a los habitantes de la residencia de ancianos es sencillamente excepcional. Son personajes más que creíbles, y sus personalidades difieren entre si, otorgándonos distintos puntos de vista ante las situaciones que se presentan durante la película. Si uno se para a pensarlo, no hay opiniones equivocadas y acertadas, y cada uno de los puntos de vista que se presentan son compresibles. Sobre todo me encanta la contradicción entre los personajes de Joe y Bernie. El primero representa la añoranza de la juventud, lo cual es comprensible, aunque el lado negativo es que tiende a desatender su presente real, el cual incluye a su esposa. Bernie representa la aceptación de la vejez y lo que esto conlleva, admitiendo que la juventud ha quedado atrás, aunque esto le impide también ofrecer la compresión y ayuda que su gente cercana precisan. Ahí radica lo fascinante del film, que cualquier punto de vista tiene sus pros y sus contras, sin que ninguno sea definitivo, el espectador ha de analizar y decidir por su cuenta.
Hay otro tipo de relaciones que son igualmente elogiables como la del abuelo Ben y su nieto David, o la del personaje de Jack con la extraterrestre Kitty, que en ocasiones dan lugar a situaciones hilarantes. En conclusión se trata de uno de esos clásicos atemporales que pueden ser disfrutados por gente de todas las edades, y que además de sumergirnos en una gran aventura, nos enseña valiosas lecciones sobre la vida, y las limitaciones de la misma.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Hace alrededor de diez mil años, un grupo de extraterrestres pacíficos del planeta Antarea crearon un puesto de avanzada en el Planeta Tierra, en una isla conocida para el hombre como la mítica civilización de Atlantis. De acuerdo a la leyenda, Atlantis se hundió en el mar como consecuencia de un terremoto. Veinte miembros del grupo quedaron atrás dentro de capullos, para asegurar que el resto tuvieran suficiente fuerza vital para regresar a su planeta de origen.
En el presente, Ben, Arthur y Joe son tres amigos que viven en una residencia de ancianos. A menudo realizan escapadas a una mansión abandonada cercana, donde hacen uso de su piscina cubierta. Ben esta casado con Mary, y ambos reciben la frecuente visita de su nieto David, que disfruta de la compañía de su abuelo y sus amigos. Joe sufre de cáncer, y esta casado con Alma, que siempre le apoya a pesar de su carácter adicto a los flirteos. Arthur esta soltero aunque siente una atracción hacia la anciana monitora de la residencia, Bess. Por otro lado son amigos de Bernie, un viejo cascarrabias casado con Rose, que comienza a sufrir de alzhéimer.
Jack es capitán de su barco de alquiler, con serios problemas para pagar el amarre y cubrir sus gastos necesarios básicos. Por suerte, recibe la visita de tres hombres y una mujer, que alquilan sus servicios durante veintisiete días. El cuarteto es liderado por un hombre llamado Walter, los dos ayudantes se llaman Pillsbury y , y la atractiva muchacha se llama Kitty. Los cuatro recién llegados alquilan la mansión de la piscina, para disgusto de los ancianos que visitaban su piscina. A pesar de esto, deciden seguir entrando en ella a escondidas, mientras los cuatro inquilinos se aventuran en alta mar.
Jack lleva a sus clientes hasta el final de unas fallas, donde estos comienzan a extraer grandes capullos del fondo del mar, que depositan después en la piscina. Ben, Arthur y Joe utilizan la piscina de manera furtiva, a pesar de la presencia de los extraños capullos en su interior. A medida que utilizan la piscina, comienzan a sentir como se revitalizan, recuperando al mismo tiempo el ansia de vivir y pasarlo bien, detalle que no se escapa a sus respectivas parejas. Joe se recupera de su cáncer, y Ben recobra su perfecta visión recuperando su permiso de conducir.
Por su parte, Jack comienza a sentirse atraído hacia Kitty. Una noche en el barco observa como se cambia de ropa, para terminar comprando como se desprende de su piel humana, revelando ser extraterrestre. Aterrado, Jack salta del barco, pero al percatarse de que se encuentra en alta mar, lejos de la costa, decide regresar a bordo. Walter decide confiarle la verdad, explicando que son Antareanos, y que han regresado a recoger los capullos que dejaron atrás, hace ya diez mil años. Los cuatro extraterrestres están cargando la piscina con fuerza vital, para que el viaje de regreso sea posible. De regreso a la mansión, Ben, Arthur y Joe, que se encuentran en la piscina, se esconden en un armario. Desde allí descubren que los inquilinos de la mansión son extraterrestres, y cuando estos les descubren, los tres ancianos huyen aterrados. La policía no toma en serio sus alegatos, y los tres comienzan a deprimirse ante la perdida de su particular Fuente de la Juventud.
Jack confiesa sus sentimientos a Kitty, y esta le explica como se comparten los antareanos para mostrar su afecto. Ben hace acopio de valor y visita a Walter para solicitarle permiso para usar la piscina, pues la necesitan, en particular Joe, cuyo cáncer comienza a reaparecer. Walter accede con la condición de que no revelen nada a nadie. Los tres ancianos llevan a sus parejas a la piscina donde estas conocen a los antareanos, y recuperan su vitalidad. Sin embargo, Bernie se niega a acudir, a pesar de que su esposa lo necesita. Bernie argumenta que es antinatural, ya que les ha llegado la hora de ser viejos con todas sus consecuencias. A pesar de la recobrada juventud surgen problemas. Joe desatiende a su esposa Alma manteniendo escarceos con otras mujeres, ante lo que Alma decide abandonarle.
Amargado, Joe tiene un enfrentamiento con Bernie, que comienza a despotricar contra la Fuente de la Juventud a voz alta en la residencia. Los enfermeros intentan separarles, pero Joe les noquea con facilidad. El resto de ancianos de la residencia se percatan de que la piscina otorga juventud, y acuden en masa a la piscina, sin que se les pueda detener. Walter y su equipo llegan allí, para comprobar que toda la fuerza vital de la piscina se ha desvanecido, y como uno de los antareanos fallece en su capullo. Los ancianos son expulsados de la piscina.
Esa misma noche, Rose fallece, y Bernie decide llevarla a la piscina. Allí, Walter lamenta comunicarle que ya no se puede hacer nada. Walter tiene una conversación con Ben, explicándole que nunca había experimentado la muerte, y que van a recogerles al día siguiente. Ben se ofrece junto a sus amigos, para volver a depositar los capullos en el fondo del mar, y así poder recogerlos en otra ocasión. Tras hacerlo, Walter se ofrece a llevar a todos los ancianos de la residencia a su planeta, donde nunca fallecerán.
Ben acepta marcharse, y se lo comunica a su nieto David. Joe se reconcilia con Alma, y ambos deciden partir también. Arthur se casa con Bess, y ambos escogen partir también. El grupo convence al resto de los residentes, que también deciden partir. Por la noche, todos escapan de la residencia y suben a bordo del barco de Jack. Bernie acude a despedirse, habiendo decidido quedarse en la Tierra. La madre de David, preocupada, se dirige a la residencia donde descubren que los ancianos han desaparecido. Tras descubrir que han partido en el barco de Jack, comienzan a perseguirles, observando que en el último momento, David ha subido a bordo. Este salta del barco para retrasar la persecución, y es recogido. Jack también abandona el barco, que es alzado por el poder de una nave antareana que llega al lugar, llevando a los ancianos al espacio. Al día siguiente se celebra un funeral por los ancianos, durante el cual David mira al espacio con una sonrisa en su rostro.

ESCENA
Mientras los ancianos disfrutan de su recuperada juventud, y Joe comete el error de ignorar a Alma, Jack intima con Kitty al estilo andoriano.


2 comentarios:

  1. Esta película la he visto por televisión y es de las pocas películas que me han emocionado de verdad, lo que más me ha gustado de esta película ha sido el entrañable grupo de ancianos que encuentran un rejuvenecimiento interior gracias a los cocoons, una vez más Jessica Tundy vuelve a hacer una excelente interpretación, también es una película que te hace reflexionar si vivir eternamente merece la pena o no personalmente siempre he creido que si no estás con las personas que quieres la inmortalidad no merece la pena, los momentos de la película que me hacen llorar son cuando Rose muere y como Bernie en su desesperación intenta revivir lo que la naturaleza y la vida le ha arrebatado, otro es cuando Ben y Mary se despiden de su hija y su nieto sabiendo que nunca más los volverán a ver y luego van debatiendo en el coche sobre si merece la pena lo que van hacer y por último cuando los ancianos se van en la nave espacial. La trama de los extraterrestres también está muy bien.

    ResponderEliminar
  2. Me permito aportar un detalle para la reflexión. Cuando se estrenó esta película en España. Lo verdaderamente de ciencia ficción no eran tanto los extraterrestres sino el geriátrico mismo en el que viven los ancianos protagonistas. Aquí en 1985 ni siquiera se había aprobado ley alguna que hablase de residencias y las que había eran asilos, residencias de religiosas o de pensionistas de la Seguridad Social. Yo me dedico al tema y suelo recomendar a quien entra en el sector de la gerontología que vea esta pelicula (que además es muy bonita) y se ponga en la cabeza de alguien de hace treinta años. Saludos Josep de Martí. Director del portal sobre resdiencias de ancianos. Inforesidencias.com

    ResponderEliminar