- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 26 de junio de 2013

VIVE Y DEJA MORIR

FECHA DE ESTRENO
27 de Junio de 1973
TITULO ORIGINAL
Live and Let Die
DIRECTOR
Guy Hamilton
PRODUCTORES
Harry Saltzman, Albert R Broccoli
GUION
Tom Mankiewicz
Basado en la novela de Ian Fleming
REPARTO
Roger Moore (James Bond), Yaphet Kotto (Doctor Kananga / Mister Big), Jane Seymour (Solitaire), Julius Harris (Tee Hee Johnson), David Hedison (Felix Leiter), Gloria Hendry (Rosie Carver), Clifton James (Sheriff JW Pepper), Geoffrey Holder (Barón Samedi), Bernard Lee (M), Roy Stewart (Quarrel Junior), Earl Jolly Brown (Susurro), Tommy Lane (Adam), Lois Maxwell (Señorita Moneypenny), Madeline Smith (Señorita Caruso)
CINEMATOGRAFÍA
Ted Moore
BANDA SONORA
George Martin
DISTRIBUIDA POR:
United Artists
DURACIÓN
121 minutos
PRECEDIDA POR:
SUCEDIDA POR:
  
SOLITAIRE: “Al fin tuvo que pasar. Como le ocurrió a mi madre, y a su madre también.”
JAMES BOND: “Por supuesto que sí. Tú eres una prueba palpable de ello. ¿No? Vamos anímate cariño. Todo hay que empezarlo un día u otro. Ahora dime, ¿Dónde está Kananga?”
SOLITAIRE: “No puedo verlo.”
JAMES BOND: “Sí, las cartas te las traeré.”
SOLITAIRE: “No.”
JAMES BOND: “No tienes por qué asustarte. Pronto estarás libre de él, te lo prometo. Te doy mi palabra. Solo necesito unos informes, eso es todo.”
SOLITAIRE: “El poder, lo he perdido. La gran sacerdotisa ha dejado de ser la esposa del príncipe, el puente espiritual de la iglesia secreta. Era mi destino, al inducirme al amor terrenal, las mismas cartas me han despojado de mi poder.”
  
TEE HEE JOHNSON: “Hay dos maneras de matar a un cocodrilo. ¿Sabe?”
JAMES BOND: “Supongo que no le interesará explicarme cuales son. ¿Verdad?”
TEE HEE JOHNSON: “Una de ellas es clavándoles un lápiz en la concavidad que tienen detrás de los ojos.”
JAMES BOND: “¿Y la otra?”
TEE HEE JOHNSON: “La otra es mucho más sencilla. Se les mete la mano en la boca, y se les arranca los dientes.”
  
CURIOSIDADES
Mientras se rodaba “Diamantes Para la Eternidad”, “Vive y Deja Morir” fue elegida como la siguiente novela de Ian Fleming para ser adaptada. Esto se debió a que el guionista, Tom Mankiewicz, pensaba que sería atrevido utilizar villanos negros, como los Panteras Negras y otros movimientos raciales que estaban activos en aquel entonces. Se escogió de nuevo a Guy Hamilton para dirigir, y como era un fan del jazz, Mankiewicz le sugirió que rodara en Nueva Orleans. Hamilton no deseaba utilizar el Mardi Gras, debido a que “Operación Trueno” había hecho uso de una festividad similar conocida como Junkanoo.
Tras varias consideraciones decidió usar dos aspectos populares de la ciudad, los funerales de jazz y los canales.
Buscando ubicaciones en Jamaica, el equipo descubrió una granja de cocodrilos que pertenecía a Ross Kananga, tras pasar un cartel de advertencia en el que se podía leer “los intrusos serán comidos”. La granja fue incluida en el guion, y también inspiró a Mankiewicz para nombrar Kananga al villano de la película.
Broccoli y Saltzman intentaron convencer a Sean Connery para que regresara en el papel de 007, pero este se negó. Los dos productores se dirigieron a Clint Eastwood, quien tenía un éxito reciente gracias a “Harry el Sucio”, y aunque este lo consideró un halago, rechazó la oferta alegando que Bond debía ser interpretado por un británico. Entre los actores que fueron puestos a prueba para el papel de Bond, se encontraban Julian Glover, John Gavin, Jeremy Brett, Simon Oates, John Ronane, y William Gaunt. El candidato favorito para el papel era Michael Billington.
United Artists querían que un americano interpretara a Bond; y consideraron a Burt Reynolds, Paul Newman y Robert Redford para el papel. Sin embargo, Broccoli insistió en que el papel debía ser interpretado por un británico, y presentó a Roger Moore como candidato. El papel terminó recayendo sobre Moore, quien había sido considerado por los productores para el papel antes de “Agente 007 Contra el Doctor No”, y “007 al Servicio Secreto de Su Majestad”. Roger Moore se esforzó por no intentar imitar a Sean Conner, y Mankiewicz adaptó el guion para darle un toque más humorístico. Billington terminaría por recibir un breve papel como villano al principio de “La Espía que me Amo”.
Mankiewicz consideró convertir al personaje de Solitaire en una mujer negra, con Diana Ross como su elección principal para el papel. Sin embargo, Broccoli y Saltzman decidieron permanecer fieles a la descripción de Fleming de una mujer blanca.
Tras considerar a Catherine Deneuve para el papel, este recayó sobre Jane Seymour, quien había participado en la serie de televisión “La Línea Onedin”. Yaphet Kotto aceptó el papel del villano, alegando que le gustaba el interés de Kananga por lo oculto, intentando controlar pasado, presente y futuro. Está fue la única película de la saga, hasta el año 2002, en la que el personaje de Q no aparecía.
El rodaje comenzó en octubre de 1972, en Luisiana. Se sufrió un retraso cuando Roger Moore fue diagnosticado con piedras en el riñón. En noviembre, el rodaje se trasladó a Jamaica, que sirvió como ubicación del ficticio San Monique. En diciembre, la producción se dividió en dos equipos, uno en interiores de los Estudios Pinewood, y otro rodando en Harlem, donde los productores pagaron dinero para que una banda local asegurara la protección del equipo. Cuando se les acabó el dinero para dicho propósito, se les “animó” a marcharse.
Ross Kananga sugirió escapar de los cocodrilos saltando sobre sus lomos, y fue reclutado para realizar la escena, que requirió cinco tomas para ser completada, incluyendo una en la que un cocodrilo mordió sus pantalones.
La escena de las serpientes también tuvo dificultades, y Geoffrey Holder solo aceptó caer en el ataúd lleno de los reptiles porque la Princesa Alexandra estaba visitando el decorado. La persecución de lanchas motoras fue rodada en Luisiana, y fue interrumpida debido a inundaciones. Se usaron veintiséis lanchas motoras para la escena, y diecisiete fueron destruidos durante los ensayos.
John Barry no estaba disponible para la banda sonora, por lo que los productores le pidieron a Paul McCartney que escribiera la canción principal. Debido a que su suelto era demasiado alto, se escogió a George Martin, quien había sido productor de McCartney durante su tiempo con “Los Beatles”, para componer la banda sonora. La canción fue escrita por McCartney y su esposa Linda, convirtiéndose en la primera canción de rock usada en una película  de James Bond, y convirtiéndose en muy popular en el Reino Unido.
Con un presupuesto de siete millones de dólares, el film logró recaudar casi ciento sesenta y dos. La crítica se mostró dividida ante la interpretación de Bond por parte de Roger Moore, pero en lo relativo al villano, mayoritariamente lo señalaron como el pero hasta la fecha. La película recibió una nominación a los Oscars para la Mejor Canción Original, pero la perdió contra la canción “The Way We Were” de la película “Tal Como Éramos”.
  
NOTA PERSONAL
Debo empezar señalando que cuando empecé a ver películas de James Bond, en mi adolescencia, el personaje ya estaba siendo interpretado por Roger Moore. Quizás por esta razón siempre he sido un gran fan del actor, y este ha sido mi James Bond favorito. Evidentemente, Sean Connery era genial como el agente, pero siempre me ha parecido que el toque picaresco de Moore, y ese sentido del humor tan británico le hacían completamente genial.
En lo relativo a la película que se analiza hoy, siendo la primera de Roger Moore, tardé bastante tiempo en poder verla. De hecho lo hice durante mi estancia en Estados Unidos, siendo una de esas pocas películas del agente secreto que se me habían pasado. La verdad es que me encantó, a pesar de que la crítica siempre se ha mostrado dividida acerca del argumento. Todo lo relacionado con el vudú, y el ambiente característicamente sureño del film me embaucó por completo. Quizás en parte se deba a que por aquel entonces me encontraba en el sur de los Estados Unidos. Hay escenas formidables como el funeral de jazz para realizar un asesinato, Bond atrapado entre cocodrilos, el Sheriff inepto inmerso en la persecución de lanchas motoras, y el sacrificio vudú entre otras.
En lo relativo a los personajes, debo reconocer mi debilidad por el de Solitaire, a quien considero una de las mejores Chicas Bond de toda la saga.
La idea de una sacerdotisa del tarot capaz de ver el futuro, pero con el riesgo de perder sus poderes al perder su virginidad me pareció absolutamente brillante. La convierte en una Chica Bond fuertemente vulnerable al cruzarse con el agente secreto. Kananga me pareció bastante plano como villano, pero debo admitir que todos sus secuaces me encantaron. Susurro mostraba ese toque de humor como hombre grande que apenas tiene voz, y Tee Hee ese toque de maldad que fascina gracias a su brazo mecánico, y su risa desconcertante. Sin embargo debo admitir que me quedé con el Barón Samedi, quien aportaba ese toque esotérico que tanto me gustó en la película.
En definitiva, sin ser una película de Bond espectacular, debo reconocer que siempre ha sido una de mis favoritas por estos motivos.
  
HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Tres agentes británicos del MI6, incluido uno de préstamo al gobierno Americano, son asesinados en veinticuatro horas, en misteriosas circunstancias. Los tres agentes estaban vigilando las actividades del Doctor Kananga, dictador de una pequeña isla del Caribe conocida como San Monique. James Bond es enviado a Nueva York para investigar el primer asesinato. Kananga también se encuentra en Nueva York, visitando Naciones Unidas. Después de la llegada de Bond, su chofer es asesinado por un motorista, y Bond está a punto de fallecer estrellado de camino a una reunión con Felix Leiter, de la CIA.
El rastro de la matrícula del asesino lleva a Bond hasta un hombre llamado Mister Big. Se trata de un gánster despiadado que lleva una cadena de restaurantes “Fillet of Soul” por todos los Estados Unidos. En uno de los restaurantes, Bond conoce a Solitaire, una hermosa virgen experta en el tarot, con  la habilidad de ver el futuro y eventos remotos en el presente.
Mister Bing, que no es otra cosa que un alias usado por Kananga, ordena a sus hombres que maten a Bond, pero este logra escapar. Bond se dirige a San Monique, donde conoce a Rosie Carver, un agente doble de la CIA. Ambos se reúnen con un amigo de Bond, llamado Quarrel Junior, quien les lleva en barco a la residencia de Solitaire. Bond sospecha que Rosie está trabajando para Kananga, y antes de hacerla confesar, Rosie recibe un disparo, mediante un mecanismo remoto usado por Kananga, y fallece. En la casa de Solitaire, Bond utiliza una baraja de cartas amañadas que solo contienen la de “El Amante”, para que la joven crea que la seducción es parte inevitable de su futuro. Después de esto la seduce y mantiene relaciones sexuales con ella. Al perder su virginidad, Solitaire pierde su habilidad para predecir el futuro, por lo que decide cooperar con Bond para acabar con la amenaza de Kananga, quien la mataría al ver que ya no posee los mencionados poderes.
Bond y Solitaire escapan en barco y vuelan hasta Nueva Orleans. Allí, Bond es capturado por “Mister Big”, quien le revela ser Kananga. Se descubre que Kananga está produciendo dos toneladas de heroína, y protege sus plantaciones explotando el miedo de los locales por el vudú y lo oculto.
Con el alias de Mister Big, planea distribuir la heroína gratis en sus restaurantes, lo que incrementará el número de adictos. Kananga también opina que esto hará que otros traficantes no sean capaces de competir con él, y que podrá incrementar el precio de la droga llevándole a la bancarrota.
Kananga le pregunta a Bond si se ha acostado con Solitaire. Al descubrir que lo ha hecho, Kananga entrega a Solitaire al Barón Samedi para que la sacrifique, ya que su habilidad para ver el futuro ha desaparecido.
Mientras tanto, Tee Hee Johnson, secuaz con un brazo y garra mecánica, lleva a Bond a una granja de cocodrilos en Luisiana, para que le devoren. Bond logra escapar saltando por encima de los lomos de los cocodrilos, incendia la granja, y escapa en una lancha motora. Tras esto es perseguido por los hombres de Kananga, así como por un Sheriff local y la policía, hasta que se les revela que se trata de un agente secreto.
De regreso en San Monique, Bond rescata a Solitaire de un sacrificio vudú, y acaba con el Barón Samedi al arrojarle sobre un ataúd repleto de serpientes venenosas.
Bond y Solitaire utilizan un ascensor oculto en el cementerio para descender a la guarida secreta de Kananga, pero son capturados. Kananga corta el brazo de Bond y se prepara para hacer que el agente y Solitaire comiencen a descender con una grúa sobre un tanque que contiene un tiburón. Bond logra escapar y hace que Kananga se trague una bala para tiburones, que provoca que su cuerpo se infle como un globo, ascendiendo hasta el techo, donde explota.
Con la misión finalizada, Felix se despide de Bond y Solitaire, quienes parten en tren. Tee Hee Johnson les sigue e intenta matar a Bond. Sin embargo, Bond inutiliza su brazo mecánico y le arroja por la ventana. Bond se reúne con Solitaire, mientras que se contempla al Barón Samedi, sentando en frente del tren, riendo.
  
ESCENA
Este es un tráiler elaborado por el usuario “Claalc”, que resume la película a través de sus mejores escenas.
 

miércoles, 19 de junio de 2013

D'ARTACAN Y LOS TRES MOSQUEPERROS

TITULO ORIGINAL
D’Artacan y los Tres Mosqueperros
DIRECTOR
Claudio Biern Boyd
CREADORES
Claudio Biern Boyd, Yoshihiro Kimura
PRODUCCION
BRB Internacional S.A.
REPARTO ORIGINAL (VOCES)
Eduardo Jover (D’Artacan), Gloria Cámara (Juliette), Jesús Nieto (Pontos), José Luis Gil (Amis), Manuel Peiró (Dogos), José Moratalla (Pom), Claudio Rodríguez (Señor de Treville), Rafael de Penagos (Cardenal Richelieu), Ana Ángeles García (Milady), Víctor Agramunt (Conde de Rochefort), José Martínez Blanco (Widimer), Javier Dotú (Rey Luis XIII), María Luisa Rubio (Reina Ana de Austria)
FECHA DE ESTRENO Y FINAL
Del 9 de Octubre de 1981 al 26 de Marzo de 1982
CANAL DE EMISION
TVE
COMPOSITOR DEL TEMA MUSICAL
Guido y Maurizio De Angelis, Katsuhisa Hattori
NÚMERO DE EPISODIOS
26 episodios de 22 minutos de duración aproximada cada uno
SUCEDIDA POR:
El Retorno de D’Artacan
  
CURIOSIDADES
La idea de adaptar la obra de Dumas utilizando perros como personajes surgió de la mente de Claudio Biern Boyd contemplando a su perro, y percatándose de las cualidades de fidelidaz y amistad incondicional del animal. Como estos valores eran esenciales en la obra de Dumas, decidió que una serie de dibujos animados con perros antropomorfos sobre la obra era una gran idea.
Se realizaron algunos cambios sobre la obra para poder dirigirla al público más infantil. Se omitió la relación entre Athos y Milady, la de la Reina Ana de Austria y el Duque de Buckingham, y se decidió que Juliette no falleciera tal y como ocurría con su versión en la novela, Constance. Para añadir un toque de humor se añadió al personaje de Pom, el ratón, a mitad de la serie. La canción de la serie fue interpretada por el grupo Popitos, y fue muy tatareada por los niños de la época.
La serie fue todo un éxito con variado merchandising como un álbum de cromos de la Editorial Lisel, una colección de cómics de Montena, una baraja de cartas Fournier, y figuritas de plástico.
En 1990, nueve años después de su estreno, se realizó una segunda serie titulada “El Retorno de D’Artacan” que no contaba con la misma calidad de animación.
  
NOTA PERSONAL
Otra de mis series de animación preferidas. Con escasos episodios de relleno, la serie se adaptaba bastante bien a la obra de Dumas, y seguía un hilo conductor que hacía que la serie fuera divertida de seguir. Los cambios que se realizaron me parecieron más que razonables, y la serie desató una fiebre a jugar con espadas de madera que parecía desaparecida desde hacía ya mucho tiempo. Compraba los tebeos, hice la colección de cromos que todavía tengo, y fue de las pocas series de dibujos animados que pude ver por completo, incluso con las comidas familiares de fin de semana. Quizás me encantaba que defendiera los valores de honor y amistad que parecen haberse olvidado por completo.
En cuanto a la continuación, fue toda una decepción. No puedo entender como diez años después, la calidad de la animación pudo descender a niveles tan deficientes.
De hecho solo vi capítulos sueltos, ya que perdí todo interés en verla por completo. Por esa razón siempre he sido más fiel a la primera serie, la cual recuerdo con mucho cariño, y la que al volver a ver, me ha hecho volver a disfrutar como un niño.
  
HISTORIA (Resumen breve, debido a la extensión de la serie)
En el año 1625, en el pueblo de Bearn vive un joven llamado D’Artacan, quien desde su infancia ha sido entrenado en el uso de la espada por su padre. D’Artacan está siempre luchando con sus amigos, usando espadas de madera, en particular contra Françoise. Al pueblo llega un mosqueperro con un mensaje para el padre de D’Artacan, quien acaba el entrenamiento de su hijo entregándole una espada de verdad como regalo. D’Artacan descubre que su padre es amigo del Señor de Treville, Capitán de los Mosqueperros, y que ha de dirigirse a París para convertirse en mosqueperro con una carta de recomendación y un caballo llamado Rofty.
De camino, en una posada, D’Artacan se enfrenta a un misterioso caballero de bigote negro, quien interrumpe el duelo para hablar con Milady, quien recibe la misión de vigilar de cerca al Duque de Buckingham, primer ministro inglés. D’Artacan es noqueado, su espada es quebrada, y el caballero parte robándole la carta. Para pagar los desperfectos, D’Artacan pierde su dinero y a Rofty. D’Artacan sigue su camino pie, conociendo a una hermosa joven llamada Juliette, quien limpia las manchas que su carruaje ha causado en D’Artacan. Al llegar a Paris, D’Artacan trabaja en una tienda de espadas para recibir una de mala calidad. Juliette le compra una, y le encuentra mendigando al regar sus plantas y mojarle. De esta forma, D’Artacan reside en casa de Juliette cuidada por su padre, y descubre que Juliette es doncella de confianza de la Reina Ana de Austria. Al día siguiente, D’Artacan conoce a los Mosqueperros Amis, Pontos y Dogos.
El Cardenal Richelieu, Primer Ministro, desea que su guardia se encargue de la protección del Rey Luis XIII. El hombre del bigote negro es el Conde Rochefort, quien junto a Milady trabaja para el Cardenal, para desacreditar a la Reina Ana de Austria. El Capitán Widimer, de la guardia del cardenal, intenta desacreditar a los Mosqueperros usando un doble de Pontos, pero la verdad se descubre.
D’Artacan conoce al Señor de Treville, y descubre que sirvió junto a su padre, quien es como un hermano para él. Al divisar a Rochefort, D’Artacan corre tras él provocando incidentes con Amis, Pontos y Dogos con los que acepta batirse en duelo. Dicho duelo es interrumpido por los guardias del Cardenal, ya que los duelos están prohibidos. D’Artacan ayuda a los Mosqueperros a derrotar a los guardias, y establece una buena amistad con ellos. Sin embargo, D’Artacan debe esperar tres años para tener la edad reglamentaria para ser mosqueperro. El Cardenal le exige al Rey Luis XIII que castigue a los Mosqueperros.
Todos llegan a un trato, si los Mosqueperros desenvainan la espada a partir de ese momento, serán castigados. D’Artacan no logra aguantar, pero el Rey se queda impresionado por sus habilidades luchando, y le perdona entregándole dinero. Tras esto, D’Artacan recupera a su caballo Rofty y obtiene un criado llamado Planchett. La Reina Ana envía a Juliette a concertar una cita con el Duque de Buckingham, quien se encuentra en Paris. El Cardenal descubre esto mediante Milady, y envía a Widimer para que capture a Juliette. La joven invita a D’Artacan a dar un paseo para ser protegida, hasta que logra escabullirse para encontrarse con el Duque para concertar la cita. Sin embargo, Rochefort logra capturar a Juliette, mientras D’Artacan y los Mosqueperros derrotan a Widimer y sus guardias.
Juliette resulta ser una joven con recursos, y logra escapar, encontrándose con D’Artacan y Planchett. Para ayudarla a entrar en París, D’Artacan envía a su criado a buscar a Pontos, Amis y Dogos.
Estos ayudan a D’Artacan y Juliette contra Rochefort y la guardia del Cardenal, pero durante la lucha Juliette vuelve a desaparecer. Buscándola de nuevo, D’Artacan seducido por la peligrosa Milady cuando le invita a tomar el té. Milady le hipnotiza y encarga la misión de asesinar a la Reina Ana a medianoche. Juliette consigue llegar a palacio, y le comunica a la Reina que ha logrado concertar una cita con el Duque de Buckingham. En ese momento, D’Artacan entra en los aposentos para matar a la Reina. Juliette consigue retenerlo, y D’Artacan es noqueado por la Reina. Al despertar ha recobrado el sentido. En ese momento, el Cardenal ha llegado a palacio e informa al Rey de un intento de asesinar a la Reina, con la esperanza de que D’Artacan sea descubierto, y los Mosqueperros desprestigiados. Juliette y D’Artacan escapan por un pasadizo secreto, y el plan del Cardenal fracasa. Milady intenta capturar a Juliette, quien cae por un barranco a un río, aunque sobrevive. El Cardenal intenta crear una trampa para D’Artacan y los tres Mosqueperros en un castillo, asegurando tener a Juliette.
A pesar de caer en la trampa, el Señor de Treville llega al lugar de los hechos, impidiendo que el Cardenal capture a sus hombres.
De regreso en casa, D’Artacan conoce al ratón Pom, quien siempre ha residido allí invitando por el Señor Bonancieux, tío de Juliette, quien ha sido secuestrado. Cuando Juliette llega a casa, Pom ayuda a D’Artacan a salvarla de los guardias del Cardenal, aunque Juliette pronto vuelve a desaparecer. Cuando D’Artacan la encuentra, Juliette se encuentra conduciendo al Duque de Buckingham a palacio para entrevistarse con la Reina. D’Artacan por fin entiende la importancia de la misión de Juliette, y les escolta hasta palacio. Sin embargo, son seguidos por un joven enmascarado, que se introduce en palacio. El Duque de Buckingham tiene una reunión con la Reina, asegurando que hará lo posible para mantener la paz entre Francia e Inglaterra. A cambio le pide una joya personal para recordarla, pues está enamorada de ella.
El espía del antifaz es descubierto en la habitación, y se ve obligado a escapar. Debido al alborotó, el Duque se marcha de palacio. Juliette es enviada por la Reina para entregarle unos herretes de diamantes al Duque, misión que cumple con ayuda de D’Artacan. Antes de partir a Inglaterra, el Duque de Buckingham le regala a D’Artacan un puñal con el escudo de su familia, el cual le asegura le abrirá cualquier puerta en Inglaterra. D’Artacan también descubre que el enmascarado era el guardaespaldas del Duque, al que ha seguido en secreto para protegerle durante su viaje a París.
Sin embargo, el Cardenal logra convencer al Rey para que organice un baile, en el que la Reina luzca los famosos herretes de diamantes, y así lograr desacreditarla. Juliette le pide a D’Artacan que acuda a Inglaterra para recuperar los herretes, y el Señor de Treville le da permiso para partir, pero en compañía de Pontos, Amis y Dogos. Los guardias del Cardenal sabotean el camino para que no lleguen a puerto, pero D’Artacan logra llegar al barco, en compañía de Pom, y ambos llegan a Inglaterra.
Allí, consiguen audiencia con el Duque de Buckingham gracias al puñal que este regaló a D’Artacan. Sin embargo, el Duque les comunica que ya la ha entregado los herretes a alguien. Pronto descubren, que se trata de Milady, a la que persiguen en un bote, logrando derrotarla y recuperando los herretes. De vuelta en Francia, los Mosqueperros esperan a D’Artacan al que ayudan contra Widimer. D’Artacan, el Duque y los Mosqueperros llegan a tiempo a Palacio, entregando los herretes a la Reina. El baile tiene lugar sin incidentes, y el plan del Cardenal fracasa. Después de esta aventura, queda una vacante libre para el Cuerpo de Mosqueperros, por lo que se organiza una competición entre los candidatos. Widimer tiene un espía infiltrado en la competición, en la que D’Artacan también participa. Pom y los tres Mosqueperros ayudan a que D’Artacan gane la competición. Sin embargo, al descubrir irregularidades en esta, el Cardenal consigue que D’Artacan no se convierta en Mosqueperro.
A Paris llega el legendario pirata conocido como el Halcón Azul en busca de las joyas conocidas como “Luz de los Reyes” del Rey Luis XII, para lo que necesita la segunda mitad de un mapa oculto en un espejo. Disfrazado de anciana, el Halcón Azul engaña a Rochefort y Widimer para robar todos los espejos de París. La segunda parte del mapa es localizada en el espejo de la Reina Ana, tras lo cual el Halcón Azul encuentra las joyas traicionando a Rochefort y Widimer. Sin embargo, antes de partir, D’Artacan se enfrenta a él, y pierde las joyas que son recogidas por Pom que las confunde con canicas. D’Artacan, Amis, Pontos y Dogos son enviados para capturar al Halcón Azul, y Rochefort y Widimer también parten en otro barco con la intención de adelantarse a ellos en la misión. Sin embargo, durante una tempestad, los dos barcos naufragan, y D’Artacan y Pom acaban perdidos en el mar en un bote. Ambos llegan a un barco aparentemente fantasma, pero que resulta ser una trampa de Milady, que lo hace explotar.
D’Artacan y Pom logran salir del barco a tiempo, y acaban a la deriva en un tonel. D’Artacan y Pom llegan a una isla, donde el héroe tiene un curioso sueño en el que salva a una cría de elefante y se enfrenta a indígenas y un cocodrilo.
Al despertar, D’Artacan descubre que el barco del Halcón Azul se encuentra en la isla. D’Artacan se enfrenta al Halcón Azul en duelo, durante el cual el pirata señala las “canicas” de Pom como las joyas. Los Mosqueperros llegan a tiempo para ayudar a D’Artacan, y el Halcón Azul es arrestado tras un duelo con el héroe.
El Rey Luis XIII decide enviar a D’Artacan, Amis, Pontos y Dogos a España para regalar las joyas “Luz de los Reyes” al monarca de dicho país. El Cardenal decide intentar frustrar la misión, para que pase a ser de su guardia. Para esto, engaña a un ratón llamado Pedro, haciéndole creer que los héroes conspirar para provocar una guerra entre Francia y España. Pedro ayuda a Widimer a conducir a los cuatro amigos a una trampa, quedando atrapados en una celda, con la idea de que no puedan llevar a cabo su misión. Pedro se da cuenta de que ha sido engañado, y con ayuda de Pom consigue liberarles. De camino a España, D’Artacan y los Mosqueperros descubren que un alcaide está robando caballos para Rochefort, con la esperanza de ser enviado a un nuevo puesto en París. Pontos se hace pasar por Rochefort, haciendo que el Alcaide aprese al verdadero, y liberando a sus rehenes gitanos y los caballos robados. Al llegar a España.
Dogos cae en una trampa de Milady, quien le hace beber un veneno paralizador para obtener las joyas. Gracias a un antídoto que Pom obtuvo de los gitanos, Dogos se recupera y Milady es derrotada, aunque logra escapar. Tras esto, los héroes logran entregar las joyas al monarca español.
El Cardenal cansado de las hazañas de D’Artacan, aprueba un plan de Widimer para envenenarle. Sin embargo, Rochefort se muestra en contra al encontrarlo poco caballeroso; y avisa a D’Artacan del plan, retándole para un duelo. Durante el duelo, Milady intenta disparar a D’Artacan, pero abate a Rochefort al darle en el hombro. Los Mosqueperros abaten a Milady, y Rochefort, quien estaba en contra de su interferencia, se da por derrotado. De forma caballerosa, D’Artacan le regala un ungüento para que se recupere. Tras esto, D’Artacan, los Mosqueperros y Juliette son convocados a palacio. Treville ha propuesto a D’Artacan como Mosqueperro, y una votación ha de tener lugar ante el rey, que debe ser unánime para el joven sea Mosqueperro.
Todos votan a favor, pero el Cardenal Richelieu, para no comprometerse, cede su voto a Rochefort. Para sorpresa de todos, Rochefort vota a favor elogiando a D’Artacan, quien se convierte en mosqueperro. Juliette y todos los Mosqueperros se reúnen para celebrar el nombramiento.
  
ESCENA
Genial secuencia en la que D’Artacan y los tres Mosqueperros se enfrentan a la guardia del Cardenal, liderada por Widimer.
 

miércoles, 12 de junio de 2013

ROBOCOP

FECHA DE ESTRENO
1 de Julio de 1987
TITULO ORIGINAL
Robocop
DIRECTOR
Paul Verhoeven
PRODUCTOR
Arne Schmidt
GUION
Edward Neumeier, Michael Miner
REPARTO
Peter Weller (Alex Murphy / Robocop), Nancy Allen (Anne Lewis), Ronny Cox (Richard Jones), Kurtwood Smith (Clarence Boddicker), Miguel Ferrer (Robert Morton), Dan O’Herlihy (El Viejo), Paul McCrane (Emil Antonowsky), Ray Wise (Leon Nash), Jesse D Goins (Joe Cox), Calvin Jung (Steve Minh), Michael Gregory (Teniente Hedgecock), Robert DoQui (Sargento Warren Reed), Felton Perry (Donald Johnson), Lee de Broux (Sal), S.D. Nemeth (Bixby Snyder)
CINEMATOGRAFÍA
Jost Vacano
BANDA SONORA
Basil Poledouris
DISTRIBUIDA POR:
Orion Pictures
DURACIÓN
102 minutos
SUCEDIDA POR:
Robocop 2
 
ANNE LEWIS: “Me alegro mucho de verte, Murphy.”
ROBOCOP: “Murphy tenía mujer y un hijo. ¿Qué les ha pasado?”
ANNE LEWIS: “Después del funeral, ella se fue.”
ROBOCOP: “¿Y a donde se fue?”
ANNE LEWIS: “Supuso que estabas muerto. Ha empezado una nueva vida.”
ROBOCOP: “Puedo sentirlos, pero no los recuerdo. Déjame solo.”
  
CURIOSIDADES
La película fue escrita por Edward Neumeier y Michael Miner. El primero declaró que la idea le había venido a la cabeza al pasar delante  de un poster de la película “Blade Runner”. Le preguntó a su amigo de que trataba la película, y esté le contestó que trataba sobre un policía persiguiendo robots. Esto fue lo que le dio la idea de realizar una película sobre un policía robot. Ambos intentaron presentar su guion a ejecutivos de Hollywood cuando quedaron aislados en una terminal de avión con un alto ejecutivo de cine durante varias horas.
De esta forma fueron capaces de hablarle acerca del proyecto, e iniciar una serie de eventos que darían lugar a la película titulada “Robocop”.
La película se convirtió en la primera gran producción de Hollywood para el director Paul Verhoeven. Aunque había trabajado en Holanda durante más de una década, y trabajado en varias películas de gran éxito, se había trasladado a Hollywood en 1984, en busca de oportunidades más amplias. Aunque “Robocop” es acreditada a menudo como su debut en inglés, había dirigido previamente “Los Señores del Acero” en 1985, con Rutger Hauer y Jennifer Jason Leigh como protagonistas. Al ojear el guion de “Robocop” por primera vez, lo descartó considerándolo absurdo. Su mujer procedió a leer el guion con mayor detenimiento, y le convenció de que la trama tenía más sustancia de lo que había previsto.
El personaje de Robocop había sido inspirado por el personaje de comic conocido como Juez Dredd, así como el superhéroe de Marvel Comics conocido como Rom.
Aunque tanto Neumeier como Verhoeven se habían declarado incondicionales de la izquierda política, el primero se sorprendió cuando la película fue percibida como fascista. Sin embargo, otra sección de la crítica la definió como un mensaje de “fascismo para liberales”, o más concretamente una película políticamente liberal realizada de la forma más violenta posible.
Antes de que Peter Weller fuera elegido para el papel protagonista, Verhoeven y los productores consideraron a Rutger Hauer y Arnold Schwarzenegger para interpretar a Robocop, respectivamente. Sin embargo, el voluminoso cuerpo de cada hombre habría dificultado que estos dos actores se movieran con habilidad dentro del traje de Robocop, el cual había sido diseñado sobre protecciones de jugadores de hockey, y era grande y corpulento. Weller se hizo con el papel debido a que Weller sentía que podía expresar el necesario tono verbal adecuadamente con la parte inferior de su rostro, y porque podía moverse con mayor facilidad dentro del traje de Robocop.
Stephanie Zimbalist era en aquel momento una de las estrellas de la serie de televisión “Remington Steele”, y recibió el papel de Anne Lewis. La NBC había cancelado la serie en 1986, dejando a sus estrellas libres para otros papeles, y con la posibilidad de ser contratados para secuelas de películas. Sin embargo, un incremento de interés en la serie hizo que la cadena emprendiera nuevas opciones, por lo que Zimbalist se vio obligada a abandonar el proyecto, que recayó sobre Nancy Allen.
Verhoeven también explicó que decidió contar con Kurtwood Smith y Ronny Cox para convertirlos en villanos, algo que no era característico de los actores. Cox era conocido por sus papeles amables como figuras paternales, mientras que Smith solía interpretar a personajes intelectuales. Verhoeven decidió dotar al personaje de Smith, Boddicker, con gafas sin montura debido a su asociación intelectual, creando una disparidad en el personaje, que Verhoeven encontraba similar a la de Heinrich Himmler.
El rodaje comenzó el 6 de agosto y terminó el 20 de octubre de 1986. Las escenas que mostraban la “muerte” de Murphy no fueron rodadas hasta el siguiente enero de 1987, unos meses después de que el rodaje principal hubiera finalizado. Muchos de los emplazamientos urbanos de “Robocop” fueron rodados en Pittsburgh, estado de Pensilvania, y Dallas del estado de Tejas. Las apariciones futurísticas de los edificios de Dallas, como la Reunion Tower, son visibles en los fondos cerca del final de la película. El frente del Dallas City Hall fue utilizado como exterior de las instalaciones de la OCP, combinado con pinturas matte extensas para que el edificio pareciera más alto.
Peter Weller se había preparado extensivamente para el papel usando un disfraz acolchado. Sin embargo, cuando el rodaje comenzó y el traje llegó, Weller descubrió que apenas podía moverse dentro del mismo, y necesitó entrenamiento adicional para acostumbrarse a su uso. Durante el rodaje, Weller perdió kilo y medio diario debido a la perdida de sudor mientras llevaba el traje de Robocop en temperaturas de 38 grados.
El asistente personal de Peter, Todd Trotter, fue responsable de mantener al actor refrescado entre tomas con ventiladores eléctricos, y en ocasiones conductos de aire acondicionado. Más adelante, construyeron un ventilador interno para el traje. El Ford Taurus de 1986, fue utilizado como coche de policía, debido a su entonces diseño futurístico. A partir de 2012, el Ford Taurus se expuso en el Museo Branson Auto en Branson, estado de Missouri.
La tarea de crear el traje de Robocop recayó en Rob Bottin. Procedía de haber realizado los efectos especiales de la película “La Cosa” de John Carpenter, por lo que el estudio decidió que sería la persona ideal para crear el traje de Robocop. Se otorgó un presupuesto de un millón de dólares para la creación del traje, el cual fue el elemento más caro de la película. Se crearon seis trajes, tres normales y tres mostrando diferentes daños. Bottin creó bocetos iniciales para el diseño del traje, los cuales satisficieron al estudio, aunque se realizaron pequeños ajustes.
Tomando influencias de los comics japoneses de “Octavo Hombre”, Bottin, Verhoeven y Neumeier sacaron el concepto de que el traje fuera más un cascaron externo, mostrando solo la parte inferior del rostro de Weller. El traje estaba adherido al actor en distintas secciones. Para llevar el casco, Peter Weller llevaba una caperuza calva, la cual cubría la función de que el casco fuera fácil de retirar. Tras casi diez meses de preparación, el traje de Robocop había sido completado basado en moldes del tamaño real de Weller, y otros modelos de arcilla de ciento ochenta centímetros. Sin embargo, al final el traje llegó con dos semanas de retraso.
La película fue un éxito y generó una amplia franquicia con dos secuelas, una serie de televisión, dos series de dibujos animados y una miniserie de televisión.
  
NOTA PERSONAL
Cuando vi esta película en el cine, me encantó por lo genial que me parecía la idea de un policía ciborg, y sobre todo por las geniales dosis de acción. Hay escenas verdaderamente gore, que a mí siempre me encantan, como la muerte accidental del ejecutivo al principio de la película, el asesinato de Murphy, cuyo cuerpo es mutilado a balazos, o el criminal que acaba bañado en ácido. Curiosamente, estas escenas están combinadas con otras de humor, e igualmente geniales, como la del intento de violación impedido por Robocop. Esta combinación hace que la película mantenga dosis de acción en combinación con otros aspectos inusuales de una película de ciencia ficción, sobre todo al considerar que está dirigida al público más joven.
Con los años aprecié otros aspectos geniales de la trama como la corrupción empresarial, el complicado, peligroso y en ocasiones despreciado trabajo policial. La relación entre Robocop y Anne me pareció muy lograda, aunque debo admitir que no la explotaron en todo su potencial.
La pérdida de Murphy es demasiado temprana en la trama, con lo que su relación con Anne no ha logrado alcanzar la importancia necesaria para crear un drama tras la pérdida. Sin embargo, me gustó mucho la relación entre ambos personajes, en particular cuando Anne ayuda al ciborg a recordar su vida pasada, y a recuperarse de su primera derrota.
En definitiva me parece una gran película de acción, y en particular destaca sobre sus dos secuelas, las cuales, aunque me gustaron mucho, no lograban estar a la altura de la primera.
  
HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En un futuro cercano, la ciudad de Detroit, en el estado de Michigan, se ve enfrentada a un posible colapso debido a la ruina económica y el descontrolado crimen. La gran corporación “Omni Consumer Products” (OCP) desarrolla un contrato con la ciudad para dirigir las fuerzas policiales.
La OCP planea demoler la vieja Detroit, y rediseñarla como una utopía denominada Delta City. Para lidiar con el crimen de la ciudad, la compañía realiza pruebas sobre proyectos para desarrollar agentes policiales robóticos. Durante una de esas pruebas ante el presidente de la compañía, Dick Jones, el robot ED-209 sufre una avería y asesina a uno de los ejecutivos. Con la construcción de Delta City a meros meses de comenzar, el ejecutivo Bob Morton presenta un proyecto como alternativa, el cual es aprobado. El proyecto consiste en la creación de un ciborg denominado como Robocop.
El oficial de policía veterano Alex Murphy es transferido a un nuevo precinto de la vieja Detroit, donde se convierte en compañero de patrulla de la oficial Anne Lewis. Durante su primera patrulla, persiguen a un equipo de criminales liderado por Clarence Boddicker, hasta una factoría de acero. Lewis es golpeada por un miembro de la banda y queda inconsciente, mientras el resto de la banda logra rodear a Murphy, al que asesinan de forma brutal. Murphy es declarado muerto en el hospital, por lo que la OCP decide hacerse con sus restos para construir el primer Robocop.
Robocop lidia de forma independiente contra el crimen violento de la ciudad de acuerdo a tres simples directivas programadas por los ingenieros: servir al público, proteger a los inocentes, y hacer valer la ley. Sin embargo, existe una cuarta directiva clasificada. El proyecto es alabado por los medios de comunicación, y Morton es ascendido a vicepresidente, lo que despierta la ira de Jones. Sin embargo, son que los ingenieros de la OCP lo sepan, fragmentos de la vida de Murphy han sobrevivido al borrado de memoria, incluyendo recuerdos de su esposa e hijo, y su hábito de hacer girar la pistola antes de enfundarla. Anne reconoce este hábito, y deduce la verdadera identidad de Robocop.
Tras frustrar un robo armado en una gasolinera a manos de un hombre de Boddicker llamado Emil, Robocop tiene una pesadilla en la que aparecen imágenes de su vida previa. Logra identificar a los miembros de la banda gracias a su sueño, y comienza a perseguirles. Mientras tanto, Boddicker resulta estar aliado con Jones, quien le envía para asesinar a Morton. Robocop sigue el rastro del jefe de la banda hasta una factoría de cocaína, donde asesina a un ejército de criminales para llegar hasta Boddicker.
Cuando éste se percata de que el ciborg va a asesinarle, Boddicker revela su alianza con Dick Jones. Boddicker es arrestado, y Robocop visita a Jones en su oficina con la intención de arrestarle. Sin embargo, esto activa la cuarta directiva clasificada, la cual le impide dañar a cualquier ejecutivo Senior de la OCP.
Incapaz de arrestar a Jones, Robocop se ve enfrentado a un ED-209, en un estado vulnerable. El ED-209 persigue a Robocop, con una capacidad de fuego militar, pero se ve incapaz de bajar unas escaleras. Sin embargo, el intento de escapar por parte de Robocop se ve frustrado por un equipo SWAT de policía con órdenes para destruirle. Anne llega para rescatarle, y ambos se ocultan en la factoría de acero. Allí, Robocop realiza reparaciones en su sistema, y se quita el casco, revelando el rostro de Murphy. Robocop y Anne charlan un rato sobre como la esposa de Murphy ha iniciado una nueva vida.
Cuando la policía decide hacer huelga, la ciudad se ve sumida en el caos. Debido a que Robocop posee una grabación de la confesión de Boddicker, Jones arregla lo necesario para sacarle de prisión, y le entrega a la banda cañones de asalto Cobra para que destruyan a Robocop.
Usando un sistema de rastreo, Boddicker y su banda localizan a Robocop en la factoría. Sin embargo, Robocop y Anne consiguen acabar con toda la banda. Tras esto, Robocop regresa a las oficinas de la OCP, y utiliza un cañón de asalto de la banda de criminales para destruir al ED-209 que vigila el edificio, y poder tener acceso al mismo.
Tras esto, procede a interrumpir una reunión organizada por Jones, que pretende reactivar el proyecto ED-209. Robocop informa al presidente de la compañía de su inhabilidad para actuar contra Jones debido a la cuarta directiva, y le muestra la grabación que contiene la confesión del mismo. Esto provoca que Jones se haga con una pistola y tome al presidente como rehén. Para ayudar a que Robocop pueda actuar, el presidente despide a Jones, tras lo cual Robocop le dispara, provocando que caiga a través de la ventana del último piso, cayendo a su muerte. El presidente felicita a Robocop por su trabajo y le pregunta cuál es su nombre. Robocop responde que su nombre es Murphy, y se retira.
  
ESCENA
La escena es parte de la lucha de final de Robocop contra los hombres de Boddicker, en la que sumerge a uno de ellos en ácido.